lunes, 2 de febrero de 2015

Atención al no cliente


Ping. Un mail. Estoy esperando noticias, así que corro a abrirlo. 

Asunto: "Anselmo, gracias por registrarse"

Empezamos bien. Esto no es lo que esperaba.

"Muchas gracias por registrarse en el Universo Adelfo Domingo. A partir de ahora podrá comprar, consultar, agilizar sus compras...blablablá"
Lo mando directamente a la papelera pensando que me parece un poquito desproporcionado el concepto "Universo" para una tienda de ropa, pero al fin y al cabo yo no tengo ni idea de moda y lo más cerca que he estado de ese "Universo" fue una vez que me miré en el escaparate al pasar. ¡Ah si, y conozco a un tío que lleva un abrigo que es de Universo!

Sigo a mis cosas. Ping. 

Asunto: Adelfo Domingo:pedido XT2034. 

¿Otra vez? 
"Hola Anselmo Molinos, gracias por comprar en Adelfo Domingo."
Obviamente no soy Anselmo Molinos y no me he comprado un polo de sport de manga larga gris de la talla 6 ni un jersey básico en lana merino gris medio talla 5. Por supuesto, no vivo en la dirección de Anselmo Molinos, ni en su ciudad, y sobre todo no tengo porqué recibir este correo. 

Antes de hacer mi buena obra del día, pienso qué es muy raro comprarse un polo de la talla 6 y un jersey de la 5. O Anselmo quiere ir arrugado y prieto o en ese Universo los tallajes van por otro lado. 

Me dan pena Anselmo y el responsable del Universo y decido mandar un correo. Concreto, claro y conciso. 
"A ver, no paro de recibir correos para un tal Anselmo Molinos que NO SOY YO. Comprueben la dirección de correo porque yo no soy el destinatario de esos datos y, sobre todo, Anselmo Molinos no los está recibiendo. 
Un saludo"
Vuelvo a mis cosas y me olvido del tema. 

Ping. 

¿Otra vez los del Universo? No me lo creo. Será para darme las gracias y pedirme perdón por las molestias. 

Ja. 
En relación a su consulta le informamos de que el registro en nuestra página web con el correo electrónico xxxxxx@gmail.com está vinculado al nombre de usuario ANSELMO MOLINOS.
 Le informamos de cómo modificar el nombre en su cuenta de usuario..
Debe de iniciar sesión con su usuario (correo electrónico) y contraseña. Diríjase al apartado "Mi Cuenta" y modifique su nombre y sus apellidos.
 Quedamos a la espera de cualquier otra consulta.
Gracias por confiar con el Servicio de Atención al Cliente de Adelfo Domingo.”
No doy crédito.

¿Gracias por su consulta? ¿Qué consulta? ¿Modificar la cuenta de usuario? ¿Qué cuenta? ¿Qué usuario? Estos tíos están tontos: o en Universo no entienden español o he entrado en un bucle de surrealismo o esto es Encuentros en la Tercera Fase. 

Como mi anterior mail era más del estilo “Yo Moli, no Anselmo”. “Tú equivocarte”, me inclino por contestar en un tono claro, conciso, ingenioso y pelín hostilizado. Es probable que no me entiendan pero todo el mundo sabe que si el acercamiento amistoso no funciona, hay que sacar la munición. 
A ver, que me parece muy bien... pero YO NO SOY ANSELMO. 
No voy a entrar a modificar nada porque NO SOY CLIENTE. 
Me es indiferente que me sigan llegando sus correos, que van directamente a la papelera, pero al pobre Anselmo no le están llegando. 
Les sugiero, ya que es su negocio, que llamen por teléfono a Anselmo (tienen su móvil en los mails que tan amablemente me están haciendo llegar)  y le pregunten por su verdadero correo. A no ser que Anselmo les haya timado... lo que tampoco es mi problema. 
Un saludo”
Le doy a enviar mientras pienso maldades. Llamar a Anselmo para decirle que nunca se vaya por ahí de universos a comprar, entrar en la cuenta a cambiar la dirección y que me envíen a mi el polo y el jersey, aunque no sé muy bien qué voy a hacer con eso, o que ponga un tuit al communiy manager de la nave espacial; a ver si se entera. 

Ping. 
Estimada Sra,
Agradecemos sus comentarios. Le informamos que no recibirá mas correos electrónicos por parte de nuestra empresa.”
Estupendo. Me retiro del campo de batalla comprobando que mis armas han ganado a la incomprensión lectora y a la cerrazón del servicio de atención al cliente. 

Hoy he recibido un aviso de SEUR. 

¡Anselmo va a recibir hoy su paquete! 
Espero que sea su talla, porque como se ponga a devolver el envío me veo atravesando el escaparate y prendiendo fuego al Universo. 


*Esta historia está basada en hechos reales. 


20 comentarios:

ELISA dijo...

Paciente muchacha !

gritandoalsilencio dijo...

A mí también me está pasando algo así, pero por el "método tradicional": se empeñan en dejarme cartas para un tío que viven otra calle; lo peor es que en este caso veo claramente que la dirección está perfectamente escrita y aun así me siguen llegando a mí; vale, es el mismo portal y el mismo piso.. ¡pero de una calle con un nombre totalmente distinto! xD

Saludos!

Alma dijo...

Cómo te comprendo! A mí tb me dan ataques de bondad (a veces) con ese tipo de emails, y luego me arrepiento del bucle...Creo q te podías haber hostilizado más, pero, ¿quién sabe? olomojor aún tienes otra oportunidad...
Alma

Deyector dijo...

Algo así me pasó a mí, un sujeto con el mismo apellido e inicial del nombre que yo; confundió el e-mail al registrarse en la página de gestión de entradas de un determinado banco. Me llegó aviso de una compra, pedí que me restaurasen la contraseña, entré vi el teléfono, llamé al sujeto varias veces y no lo cogía. Con las mismas le di de baja la cuenta.

NáN dijo...

Tu post me llena de felicidad. Es la prueba de que todavía está lejano el día en el que la Inteligencia Artificial dote a los robots del deseo y la capacidad de eliminar del planeta Tierra a la raza humana...

¿O me equivoco y ese día ya ha llegado? ¿Y han comenzado con una prueba consistente en ponernos de los nervios?

saberesacordarse dijo...

Un admirador anónimo te quiere mandar un regalo a casa y tu te hostilizas, ya te vale.

Ya subiras una foto de los obsequios, por si nos vienen bien a algún descerbrado.

Anónimo dijo...

Fácil, ese jersey no lo combina con ese polo (dos mangas largas?) o una de las dos prendas no es para él ( su padre, su hermano, su hijo, su novia, a la que le gustan los jerseys de hombre...)

Yo pensaba que eras más "oficial" en quejas y reclamaciones, me ha hecho gracia lo de " a ver........"

En mi caso el error llegó a enfadarme. Me mandaron un mensaje de una joyería de Barcelona (ubicada en el corte Inglés) diciendo que mi pedido ya estaba listo. No vivo en Barcelona, pero mi marido había estado ahí un par de días. Supuse que era para él, y al ponerme en contacto con la joyería en cuestión me insisten en que es mi pedido, y que pase a recogerlo. Llamo a mi marido, le explico, y me dice que ese día en concreto no estuvo ni en el corte inglés ni en Barcelona, y que no sabe nada. Que vuelva a llamar. Insisto, y ante mi desinformación, me explican que es un reloj que yo había llevado a arreglar hacía unos días, que ya lo tenían ahí y que por favor pasara a recogerlo. Yo empecé a pensar de todo, y al final me confirmaron que se habían confundido de teléfono. Pues vaya con la gracia!!

En fin, buen día y gracias por el post!

Loca DeLos Libros dijo...

jajajajajajaja
Cuando veo las cosas que os pasan a los demás me siento menos desgraciada con mis desgracias xD

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pep Talassa dijo...

Has pensado en registrar la marca "Adelfo Domingo"...?

Porque así, poniendon en San Google "Adelfo Domingo" y tu post sale en tercer lugar... casí na.

NáN dijo...

¡Genial, Pep! Por supuesto que he hecho la búsqueda que sugieres y sigue siendo la tercera opción.

Hay que ayudar a Adelfo Domingo (molinos) a subir una posición en San Google.

molinos dijo...

Jajajajaja, me parto con lo de Adelfo Domingo....es buena idea, puedo registrarlo como cuenta fake.

Gordipé dijo...

Algún día te contaré cómo pedí en matrimonio a Emma, de atención al cliente de Irregular Choice, y de cuántas maneras diferentes se puede mandar a escaparrar a uno de atención al cliente de SEUL.

Si tienes suerte igual te cuento cuando yo fui la de atención al cliente.

Carmen J. dijo...

Yo diría que el jersey y el polo no son para la misma persona. Quizás Anselmo tiene un hijo. Oye, que en el Universo hay para todos (y todas).

Qué desastre.

Ana-Cestaland Ana Monente Mozaz dijo...

jajajajaja...
qué cosas te pasan!!
Y lo bien que nos las cuentas!!
Da gusto empezar un martes riéndose!
Gracias!

Marta Máster dijo...

Hola. me sentí un poco identificada con tu compra... acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

Anónimo dijo...

Pues yo confieso que una vez entré al Universo Adelfo Domínguez por mirar,que no comprar,ya que me parece una marca muy elegante y,ojo,tenían ropa para perricos!
Sonia

Tita dijo...

Pobre Anselmo...

A casa nos llaman periódicamente de algunos bancos preguntando por un señor que debió dejar sus pufos, que me cuestionan que no me llame como quieren que me llame (repito, es un señor). Y me parece que muchas veces no se creen que no seamos nosotros...ya se lo he explicado, pero ellos siguen intentando cobrar...¡y hace 12 años que tenemos este teléfono! lo suyo es optimismo, oye...

Tipiti Tipitesa dijo...

.....jajajajaj...¡lo que me he reído!, a mi me pasó algo parecido hace unos días con una compañía de seguros, que pedía la factura de la avería a un pobre desgraciado que no era yo.
Me costó un riñón, hacerles entender que estaban escribiendo a una dirección equivocada. y yo, estaba sufriendo, viendo que el otro pobre hombre se iba a quedar sin cobrar el siniestro.
En fin, no se puede ser buenas personas sin pasarlo mal.