lunes, 1 de diciembre de 2014

¿Cómo se abriga un hombre?


¿Cómo se abriga un hombre? Mal. 

Hay tres clases de tíos: 

- Los que nunca llevan algo de abrigo.
- Los que siempre llevan una prenda de abrigo totalmente inadecuada para la ocasión. 
- Los que tienen mil, a las que llaman de distintas formas para despistar. 

Ya se lo que estáis pensando vosotros, con lo de tíos, al leer esto: yo no me veo en ninguno de esos tipos. 

Ja. 

Para empezar hay que aclarar que los hombres son un completo desastre para adecuar su termostato interior a la temperatura exterior, sea el exterior Córdoba o Bilbao. 

Normalmente, y por sistema, nunca tienen frío. No sé en qué momento de la evolución humana, los hombres pasaron de ansiar llevar cuantas más pieles de mamut mejor, para así no pasar frío, a decir: ¿mamut yo? Pero si no hace nada de frío. 

Los pocos que tienen frío alguna vez, según mi exhaustiva investigación, responden a uno de estos tres patrones:

- pasan de 50 años y dicen mucho "cuando me jubile me iré a Canarias o a Almería a pasar el invierno";
- son esclavos de la moda y aunque no lo digan piensan eso de "para estar bello hay que sufrir";
- fingen que tienen frío para que les achuches y meterte mano. 

Vayamos por partes. 

Hay tíos que jamás llevan abrigo. Pueden acarrearlo, llevarlo en el coche en el asiento de atrás, llevarlo en el brazo al subir a la oficina o al entrar en un bar, pero jamás lo llevan puesto. ¿Por qué no se ponen abrigo? No lo sé, no sé si es una especie de rebeldía con efecto retroactivo a cuando su madre les perseguía diciéndoles que se pusieran el abrigo. No sé si es que les da vergüenza o urticaria. El caso es que hay miles de ellos: no hay como pasear por cualquier ciudad y ver a las puertas de los edificios a tíos fumando mientras mueven los pies, meten la cabeza entre los hombros para intentar taparse las orejas y ponerse de espaldas al viento para que no se les caiga el moco. ¿Sería más fácil, más cómodo y menos ridículo ponerse el abrigo que se han dejado en el perchero de su despacho? Si, por supuesto que sí. Pero son tíos. 

Los que llevan siempre una prenda de abrigo inadecuada. Este grupo me fascina. Son fácilmente identificables porque o bien llevan una cazadorita color verde lima en plena nevada en la Sierra de Madrid o van vestidos como los protagonistas de Fargo en septiembre con una temperatura exterior de 22º C. ¿Qué les pasa? Los de la cazadorita verde lima en plena nevada son primos hermanos de los que llevan la  cazadora vaquera roñosa en enero en plena jarreada; este grupo creo que combina un toque de "yo nunca tengo frío" con unas gotas de "qué sexy me veo con esta prenda de abrigo, es la que mejor me sienta", combinado con una lastimosa falta de alguien que les quiera y les diga: Pero ¿se puede saber qué cojones te has puesto con la que está cayendo? 

Los que se aprietan tres gorros polares, orejeras y botas forradas de borrego con 15 grados centígrados, son del grupo que finge el frío pero les encanta ese look de rudo leñador de las Rocosas y salen a buscar ligue. Son esclavos de una moda que no tiene utilidad práctica en nuestro país (estos están muy emparentados con las usuarias de botas de agua Hunter en lugares con el mismo régimen pluviométrico que un desierto) ¿Qué tipo de ligue buscas con ese look? ¿Otro leñador del medio oeste sudando como un cerdo con ropa térmica a 20 grados? ¿Una tipa con botas de agua y los pies recocidos? No me lo explico. 

Por último está el grupo de los que tienen varias prendas de abrigo. Quedas con ellos entre semana y llevan un abrigo de ejecutivo encima del traje, quedas con ellos el viernes por la noche y llevan una chupa de cuero de empotrador, quedas con ellos el sábado para dar un paseo por el campo y llevan una cazadora verde, quedas un dia de nevada y llevan un abrigo de esquiador, quedas un día para ir a una expo y llevan una cazadora vaquera, quedas a hacer deporte y llevan un cortavientos, quedas a coger setas y llevan un forro polar con neopreno. Es imposible seguirles el ritmo de cambio de prenda de abrigo. Un día cometes el error de decirle: ¿tú cuantas prendas de abrigo tienes? 

Te mira por encima del hombro y te dice: 

- Una. 
- ¿Cómo que una? Yo te he visto 20 distintas.
- Claro que no. Tengo un abrigo, una cazadora de pasear por el monte, un forro polar para correr, un cortavientos para el pádel, la cazadora vaquera levis que me compré para ir a mi primer concierto de los Rolling, una de cuero que me compré en un mercadillo de segunda mano, una chupa de neopreno que me regaló mi última novia...

Pero claro, luego las raras somos nosotras, que distinguimos el verde lechuga del verde “sal al monte a cazar gamusinos”.


Acabo de recordar que hay un último grupo: los que llevan el abrigo echado por los hombros sin meter los brazos....NO tengo nada que decir a esto. Si vuestra pareja o ligue hace esto... huid, ese tío esconde algo. 


29 comentarios:

P-drito dijo...

Me pudo la curiosidad, tuve que buscar en google "botas de agua hunter"... Si lo reconozco, normalmente no me empano de nada... ¿Qué diferencia hay entre las botas de agua hunter y las katiuskas que usabamos de peques en los 80? O_o

Anónimo dijo...

El pastizal que cuestan.
Sí, tengo una hija adolescente.

Tipiti Tipitesa dijo...

Te ha faltado un tipo... el que lleva su prenda de abrigo echa una especie de bola amorfa bajo el brazo. Esta prenda es una macro parca super buena, super impermeable que corta cualquier viento, con puños herméticos y cuello requeteajustable, y la usa porque se mueve en moto. pero el problema es que cuando baja de la moto, esta prenda le sobra, y como lleva el cofre de la moto lleno de otras lindeces, no le queda sitio para meterla ahí, y se ve condenado a llevar la especie de bola textil haciendo equilibrios.

Anónimo dijo...

Todo esto para disimular que una mujer de las que tienen frío hasta en agosto ( y no sois pocas) es un verdadero dolor de cabeza.

Anonimo84

Albert dijo...

Curioso. Siempre había pensado que los tíos éramos más prácticos en esto...Soy de los que siente el frío (creo que en su medida)y aplico la técnica de la cebolla. En primavera-otoño:camiseta-sudadera-chaqueta ligera (+impermeable opcional en la mochila por si llueve) Por la mañana, camino al trabajo, siempre hace más frío. Al medio día, puedo eliminar alguna de las capas. En invierno, cazadora con forro o 3/4 de paño. Ah, también tengo un 3/4 de piel más pintón, de 2ª mano ;-) Pero esto es fondo de armario, ¿no?

Voz en off dijo...

Yo también me pregunto por qué nunca tienen frío

Anónimo dijo...

ver a robert redford...con sus abrigos y bufandas era lo más

Anónimo dijo...

Molly, los Stones por favor.
Si dicen "Los Rolling" escapa: son unos farsantes.

Anónimo dijo...

Molly, los Stones por favor.
Si dicen "Los Rolling" escapa: son unos farsantes.

PEPA dijo...

Menuda tontería, para nada estoy de acuerdo, los hombres por lo general mucho más prácticos son que las mujeres para abrigos y para todo.

Ana María dijo...

Yo de lo que soy muy fan es de esos tíos que llevan el abrigo bajo el brazo, pero te cogen la mano y la tienen hirviendo.

Coincido contigo en lo de los chicos que tienen varios abrigos. Yo de esos me declaro fan del todo. Y con bufanda aún me gustan más.

Me mondo con los de "uy, pero si con esto voy fenomenal". Claro, para acabar con una neumonía.

¿Cómo vas con Fargo? Hay una barba por ahí que te va a gustar mucho... Perfil de leñador de los bosques pero muy bien.

:*

Efe Morningstar dijo...

Vamos a ver, a los dieciséis grados hace fresco. Por debajo de esa temperatura es aceptable ir con algo fino de manga larga. Por encima de eso, llevar manga corta es lo razonable.

Veintidós grados es calor y por encima de veinticinco no te puede tocar la luz del sol porque quema.

Por algún extraño motivo hay humanos pequeños que tienen frío siempre. Deben de tener ajustado el termostato a la temperatura de un bebé ficticio aún más pequeño que existe potencialmente en alguna parte.

Los humanos pequeños son un rollo repollo porque siempre quieren poner una manta extra en la cama.

HombreRevenido dijo...

El truco de los simios (y de muchos hombres también) es una capa de pelo tupido que abriga y da esplendor.

Yo soy de esos que se pasan la vida diciendo "tengo que comprarme otra chaqueta o algo". Pero la pereza es más fuerte que el frío.

Para resolver este tema del abrigo propongo un concilio ecumémico.

Anónimo dijo...

Ya. Y que pasa esos días de enero que coges el ave en Madrid para ir a Sevilla? O te subes en mitad de la niebla zaragozana para ir a Barcelona? Cómo te preparas para eso? O pasas frío camino de la estación o te asas todo el día en el destino mientras los sevillanos en mangas de camisa te miran raro o con cara de "mira este que viene de Madrid" (cambia Madrid por Zaragoza o por cualquier ciudad que siga la secuencia primavera-verano-otoño-invierno)

Como buen tipo del Norte, tiene que hacer bajo cero para que yo tenga frío. Y eso incluye sitios como Formigal o Baqueira. He estado en Siberia en enero a -40ºC, y lo más molesto era el calor asfixiante que hacía al entrar en todas partes. No diré que no hacía frío fuera obviamente, pero al ser un frío extraordinariamente seco y sin viento, no daba impresión de estar a esa temperatura ni mucho menos. Así que no iba con el abrigo bajo el brazo, pero no era para tanto.

El (ex) Anónimo de la Lámpara

Anónimo dijo...

Ahora no tengo tiempo de leer tu post, pero.....ENHORABUENA POR LA FOTO !!!!!!!

madreaprueba dijo...

Chica lista, colgando una foto de Robert.Lastima de lo mal que ha envejecido, con o sin abrigo.
Has tocado aspectos que nunca me paré a pensarlos. Pero si es verdad, parece que los hombres nunca tienen frío. Y si lo tienen, algún interés oculto hay...

Anónimo dijo...

Mi hermano es el unico ser masculino que conozco que siempre tiene frio.
Si hay 15 grados, aunque se esté a gusto con un jersecito, se saca la parka bajo el brazo y un pañuelo para el cuello y carga toda la tarde con ello por si luego refresca, y si hace fresco lleva el equivalente en ropa a un expedicionario del polo norte. (y no, aun no ha cumplido los 30, no dice eso de jubilarse aún).

Mi marido en cambio es de los de pasarse el dia jodiendo con el "que puñetero frio hace siempre en esta ciudad, no se como se puede vivir aqui" pero luego le digo que se coja el plumas de invierno y parece que le de urticaria, en lugar de eso se coje la misma chaqueta vaquera que lleva usando todo el otoño y quejandose del frio, pero ahora a 5 grados y con lluvia. Tengo la teoria de que es para poder seguir quejandose a gusto y restregandome que en mi ciudad no hay quien viva.

Mas me escandaliza el rechazo visceral e instintivo de los tios a llevar paraguas. ¿Por que demonios se empeñan en dejarse llover encima???

Vickypedia dijo...

Ay Molinos...que te falta una clase. Aquel que te cruzas por la calle en una nevada de tres pares de narices con u a camiseta de manga corta. Real como la vida misma. Y visto por mis ojitos en Ávila, donde vivo. De morirte de la impresión.
Por cierto...vaya foto. A este hombre es que le veíamos bien en esa época con cualquier cosa....Me encanta!!!

Anónimo dijo...

Ja,ja,ja...plas,plas,plas,plas,plas,plas,plas....
Gracias por alegrarme el dia y me encanta la foto,que guapo por dios!
Sonia

Anónimo dijo...

Por que siempre se trabaja en una oficina cuando se habla de moda

Anónimo dijo...

Yo soy del último grupo. Solo que soy mujer :(

Cabrónidas dijo...

Qué desplazado me siento al leer este artículo. Yo soy muy friolero y siempre voy debidamente abrigado ante cualquier temperatura que sea menor de 21 grados.

Deliranta Rococó dijo...

Moli, te has salido con la foto!
Se te olvidó una categoría, "el maromo despechugao".
Existe una especie extraña que merodea cercana por cualquier bar que sale a la calle con uno, dos o tres botones de la camisa desabrochados. Puede ir,con o sin abrigo, pero el despechugue que no falte.

Sheldon dijo...

Yo soy 75% tipo 1 y 25% tipo 2. Lo último también por pereza. En el maletero del coche puedo llevar 2 o 3 abrigos, que son todos los que tengo.

Anónimo dijo...

Pues yo soy de los que nunca tengo frío hasta que mi compañera de autonomía, cuando me meto en la cama, me planta los pies helados.
No entendéis el placer de entrar en la cama sin ropa y que las sábanas estén "fresquitas". Es un placer absoluto. La funda nórdica con relleno de plumas me agobia un poco y tengo que dormir con la vemtana entornada (que es muy sano).Y, claro!, las manos siempre calientes.

RS dijo...

Vickypedia, yo vivo con uno de esos. Acojonante. Lo mejor de todo es que, además de tener el termostato interior totalmente averiado, es como el del chiste que circula en dirección contraria y llama al 112 para advertir de que hay miles de tarados que se le vienen encima. Pues lo mismo, cuando el resto salimos embuchados porque hace frío, él va por l avida con la camisa remangada y cuando se pone "algo" de abrigo es para que la gente no le mire raro por la calle. En fin....

Oswaldo dijo...

Cualquier cosa que sirva, objetivamente, para meter mano, tiene peso propio...

Lola dijo...

Y los que tienen una o dos de cada una de esas prendas que describes y no se ponen ninguna, cómo los describirías? Cómo me enervan!

muiñovello dijo...

Viendo la imagen se ocurre mudar la pregunta por "como estará desabrigado?"...