martes, 14 de mayo de 2013

ENSAYO SOBRE EL PAN: BARRA versus REBANADA

La barra es la unidad de medida del pan “de verdad”.
La rebanada es la unidad de medida del pan “de molde”.

Con esto el post debería acabar aquí. Barra gana a rebanada siempre, o así debería ser.

Cuando yo era pequeña se comía pan de barra en el desayuno, se empujaba la comida con un trozo de pan, se merendaban bocadillos y al llegar a la cena había días en que se decía: no queda pan.

El pan de molde era una especie de “lujo”, solo se podía comer en días especiales, los días de sandwich de nocilla y por la mañana sólo había tostadas de pan de molde si la noche anterior se había dicho “no queda pan”. En días muy muy especiales Molimadre hacía sandwiches de jamón y queso y les cortaba los bordes, el colmo del lujo.

En algún momento entre mi tierna (matadme por el juego de palabras)  infancia y mis 40 años las cosas cambiaron.

Una oscura noche, en alguna cocina, a lo mejor la de la Molicasa,  la barra de pan y el paquete de pan de molde se encontraron y se declararon las hostilidades.  El pan de molde llevaba tiempo planeando su ataque y tenía una estrategia, la barra de pan no tenía ni estrategia ni nada, confiaba plenamente en la tradición de “baja a comprar una pistola” y en la frase “ el pan es un alimento básico” así que no le dio mucha importancia a las amenazas del paquete de pan de molde jamás podría sustituirle. La barra o lo que quedaba de ella esa noche miró por encima del hombro a ese advenedizo envuelto en plástico y se volvió a su “panera” pensando “¿Cómo va a sustituirme un tipo al que hay que guardar en la nevera una vez abierto? ¿Cómo va a sustituirme un tío al que al untar la mantequilla se rompe? ¿Cómo va a sustituirme un tío al que si le metes jamón serrano y lo muerdes se escurre todo? ¿Cómo vas a mojar en la yema del huevo si se deshace al romperlo? "

Y con esos tranquilizadores pensamientos se sobó y durmió tranquilo sin preocupaciones…

El pan de molde y sus rebanadas tenían sin embargo una estrategia muy meditada. Empezaron primero con una campaña de desprestigio hacia la barra de pan atacando por donde más duele aunque fuera mentira. Esparcieron el rumor de que el pan de barra engordaba muchísimo, si querías ser esbelto y fino había que dejar de comer pan “normal” y pasarse al pan de molde.  Esto no se sostenía científicamente de ninguna de las maneras, pero ¡a quien le importa eso! ¡intoxiquemos al consumidor con imágenes de jovencitas esbeltas y felices mordisqueando rebanadas de pan! La mayoría de la gente se lanzó al consumo desaforado del pan de molde y todo eran ventajas.

“Para los niños es mejor porque se lo comen más fácil”. Años y años de series y de pelis y de libros con huerfanitos royendo mendrugos de pan echados por la borda…los huerfanitos del futuro zamparían rebanadas de pan de molde.

Se perdió completamente el criterio:

¿Comes un bocadillo? Con lo que engorda. Yo me como un sándwich integral.
Si claro, un sándwich integral con mayonesa, bacon, pollo, queso en lonchas y un toque de mostaza de Dijon…

El pan de molde jugó además la baza de “me conservo mejor”. No había que comprarlo todos los días, duraba muchos días, no se ponía malo y las tostadas en el desayuno eran como las de los bares.

Poco a poco fue ganando puntos y más puntos, haciéndose un hueco en la cesta de la compra y en las neveras. Fue tan astuto que además desarrolló todo tipo de variedades: rebanada para tostada, rebanada para sándwich (¿estamos gilipollas o qué?), integral, multicereales, con bordes, sin bordes, rústico (¿aún estamos más gilipollas o qué?) e incluso en un rizo increíble de marketing absurdo desarrolló el pan de molde “que es como el pan de verdad”. Definitivamente somos gilipollas.

¿Qué hizo mientras tanto la barra de pan? Pues al principio no dio crédito y siguió pensando que estaba salvo, que aunque cediera posiciones en el desayuno, el sándwich en la puerta del colegio y la comida de los modernos anoréxicos,  seguía teniendo espacio. Al fin y al cabo con el pan se podía hacer gazpacho, salmorejo, migas, pan rallado, torrijas….

Gazpacho sin pan”.

Un escalofrío recorrió a la barra, la  acojonó completamente y le hizo darse cuenta de que tenía que pasar al ataque, reunió a sus huestes y comenzaron a pensar en una estrategia para reconquistar el mercado. 

Lo primero que pensaron es que había que crearse una nueva imagen. Necesitaban una “nueva imagen de marca más acorde con los tiempos”, alejarse de esa idea de la abuela yendo al super a por la pistola o la barra.  Para empezar, renovaron sus establecimientos. El pan de molde se vendía en supermercados, allí todos apilados. El pan de barra iba a por todas, no iba a dejar nada al azar. Nada de panaderías, nada de ultramarinos, a lo grande: boutiques del pan con dos cojones.

Luego optaron por copiar algo de la estrategia del pan de molde y se especializaron pero tendiendo a la sofisticación ¿qué mierda era esa de “sin bordes”? Seamos internacionales, seamos globales:  baguette para los cursis, barrita para los que quieran comer poco,  pan de picos (alguien habría que quisiera esto), pan candeal (nombre misterioso), mollete (viva el producto nacional), pan integral de cereales (nombre absurdo ¿Cómo cojones iba a ser sin cereales) y toda una parafernalia de nombres chupis que dejaran al cliente con cara de foca monje y entrando en colapso cuando a su petición de “una barra de pan”  la dependienta respondiera: ¿de cuál?.

El pan de barra no dejo nada al azar. ¿Qué el pan de molde se vendía en una bolsa de plástico? El plástico es malísimo y con poco glamour, puso de moda la bolsita de papel marrón que hace que todo el mundo parezca francés o habitante de Manhattan. Sólo las viejecitas seguían llevando su bolsita de plástico para que el pan no se pusiera duro. Y ahí atacó también el pan de barra, contrató a unos listos que hicieran que el pan no se pusiera duro como una piedra al cabo de 24 horas…y les hizo a las viejitas unas bolsitas de tela muy monas que sus nietos les regalaban.

(Con esto de que el pan no se pusiera duro, hubo una crisis en la tradición casera de rallar pan, pero eso es otra historia…para otro ensayo: costumbres culinarias que han desaparecido)

El pan de barra abandonó su pasado de “alimento básico” y de pobres, dejó de lado su imagen asociada a mendrugos y se convirtió en un alimento de lujo, mucho más de lujo que el pan de molde. Consiguió incluso que en los mejores restaurantes ofrecieran tantas variedades de pan que el cliente entrara en pánico ante la terrible decisión de decidir si quería comer el pato con pan de pipas, de pasas, de aceite de oliva o de aceitunas.

Las fuerzas se fueron igualando, la gente empezó a pensar que comer pan de barra de vez en cuando molaba, que el gazpacho con pan era más gazpacho y que el pan de molde está bien de vez en cuando pero nada como un buen trozo de pan para mojar un huevo frito.

La batalla final sin embargo se iba a lidiar en otra parte. No en el super, ni en las boutiques del pan, ni en las cocinas. La batalla final se ha dado en los chinos y la gasolineras.  El pan de molde cogió sitio en los estantes, allí irían a buscarlo los que se habían quedado sin pan cuando las boutiques del pan estuvieran cerradas.

La barra vio que se le escapaba el triunfo final y ¿Qué hizo? Cogió sitio y además…en un golpe maestro…¡¡se puso olor a pan caliente recién hecho!!!

¿Quién entra en los chinos o la gasolinera y compra pan de molde mientras huele a pan caliente recién hecho?

Sólo gente que no es de fiar.

Yo soy muy de pan de verdad, nada de más amor verdadero que un desayuno con tostadas, una excursión con un bocadillo de jamón y una cena mojando en la yema del huevo.

Post 1200.

44 comentarios:

baronesa noseque dijo...

¡Hija, lo has bordao!
Un saludo,
Sara

ANuRa dijo...

Buahhhhhhh!!!! Me has tenido que recordar que desde que estoy en las Escocias no como pan decente!!! Casi todo lo que hay es pan bimbo y, si hay barras son de esas congeladas! Sniff... Quiero mi barra de cuarto!!!

ANuRa dijo...

Por cierto, 1200 posts... Wow...

una mama practica dijo...

La barra le tiene comida la tostada a la rebanada, sin duda :D Yo del olor ya no me fío mucho, que con tanto truco de marketing ahora muchas panaderías y supers emanan olor a pan y luego la barra parece plástico :S Pero en cualquier caso donde este el pan que se quite la rebanada, sin duda ninguna. Espero poder concienciar a la peque de ello y que no me traicione :) Un beso

Nisi dijo...

Jajaja, qué bueno! Yo me hago el pan en casa (con panificadora, no tiene mérito) así que tiene las ventajas de la forma de pan de molde (cabe perfecto en la tostadora) pero es pan de verdad (porque le pongo la harina y los condimentos que yo quiero). En las pocas ocasiones que compro pan de barra, tiemblo cuándo me preguntan que cuál quiero...
Eso sí, cada pan para su cosa: los bocatas con pan de barra y las tostadas de desayuno con pan casero en forma de molde o pan payés de la panadería.

Anniehall dijo...

En mi casa jamás ganó la batalla el pan de molde. Hasta la nocilla se comía en pan pan.

¡Me encanta el pan de picos!

Te has dejado un paso en la evolución y es la vertiente intenso-panarra y toda su parafernalia: panes que cuestan medio sueldo, de harinas impronunciables, la secta de la masa madre, las máquinas de pan, los panaderos caseros... (me declaro culpable de algunas ¡yo hago pan de molde!).

El pan de gasolinera y chino caca.

¡¡¡1200!!! Enhorabuena.

Alma dijo...

Que sepas que Lugo es mundialmente reconicido y famoso por su pan..otro motivo para venir..jj
La tostada, de pan, el bocata de excursión, de filete empanado, y el huevo frito "de verdad" y con pan-pan..un día perfecto.
Besos

Lola Birlanga Urbán dijo...

Pues si te digo que no me gusta el pan y que al salmorejo le echo pan de molde, ¡me matas!

Eso sí, los fines de semana no faltan las dos barras de pan para el "susodicho" que sin pan ¡se muere!

Besos.

www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

Pétalo dijo...

"Cara de foca monje". Me estoy descojonando, XD.

Anniehall dijo...

Sabía que se me olvidaba algo. No hay desayuno mejor que una REBANADA de pan de hogaza de pueblo. Candeal, cómo no. No puedo creer que te suene raro, recuerdo usar la palabra desde niña.

Nubian Singer dijo...

"Yo soy muy de pan de verdad"

Hija, si no lo dices al final no se te nota...

Amalie dijo...

Viva el pan normal. No puedo imaginarme un Huevo frito sin el pan normal. Con pan de molde es el mal.

Eso sí, tengo pan de molde en casa siempre..por si acaso. jajaja

Genial el post! Y felicidades! 1200!!!!!!

Carola dijo...

Moli hay una nueva modalidad.

Cada vez conozco mas gente que se fabrica su propio pan en casa.
Te invito a visitar la pagina de un amigo: http://www.panarras.com. Va a sacar un libro de recetas de pan dentro de poco. Flipa. Te va a encantar
En twitter: @PanarrasCom y @Nyascapanes

Ununcuadio Uuq dijo...

jajajaja, ¡bravo! Ese giro de los chinos es lo mejor de lo mejor (y eso que en mi barrio son más bien moros). Por cierto, que me has recordado mi 'tierna' infancia en Madrid yendo a comprar pistolas en la boutique del pan, y mi madre haciéndose un lío porque en Asturias se dice medio y no pistola... ¿Con qué cara entras a una panadería asturiana pidiendo una pistola? xDD Luego nos fuimos a Pamplona: ahí son más aburridos y simplemente es barra de pan.
P.D.: el pan de molde se vino sin rival a mi nueva vida en Barcelona :P

Biónica dijo...

Síiiii, el pan ha entrado en las casas!!! Tengo planeado hacer pan xD

(Yo no como pan porque lo desintegro. Con decirte que me levanto de hambre a las dos de la mañana y me zampo media barra sin nada y sin pestañear... por eso he declarado al pan individuo non grato en mi casa. Ahora que cuando voy fuera me pongo fina y lloro. Ay...)

Anónimo dijo...

La Chapata: invento italiano de los años ochenta, elaborado con harina de trigo joven.
0.95€ la barra grande.

Barra de horno de leña: la compras, empiezas a pellizcar cachitos y cuando llegas a casa solo queda el 73.6% de la barra.

Pan, naranjas, lentejas, leche y tabaco. Todo lo demás sobra.

Don Mendo

Anónimo dijo...

Al pan pan y al vino vino...

Por la ventana de la gran cocina de tu casa se ve un pan recién salido del horno. La mesa está puesta. El olor llega hasta el camino que cruza hacia el bosque. Es temprano y hace algo de viento. Parece que es un día de fiesta. La televisión del salón está apagada, como casi siempre, y alguien camina bajo el peso de 1200 páginas. Pero sonríe...

Ana María dijo...

Yo estoy con Pétalo, me he descojonado con lo de que se te queda cara de foca monje. Por estos lares decimos que se te queda cara de paisaje, que debe ser similar.

Echar barcos en el gazpacho con pan de molde debería estar tipificado en el Código Penal. Migar los huevos fritos con pan de barra... Ays, pequeños y hermosos placeres.

Oh, y el que no se ha comido nunca un mollete para desayunar, con su poquito de aceite de oliva y un pelín de sal, no sabe lo que se está perdiendo.

Y un besote :*

pitufando dijo...

Señoras, señores.. Seamos serios.. La barra ganará SIEMPRE, por una razón sencillísima..

Yo nunca he visto a nadie abrir el paquete de pan Bimbo de la que vuelves a casa, pero que levante la mano el que no haya ido cogiendo "pellizquitos" y triscándose medio pan antes de llegar. :-P

María Luisa dijo...

Yo soy fan del pan de verdad, especialmente de la chapata y del pan de olivas. ¿¿Quién es el enfermo que se hace bocadillos de jamón con pan de molde?? Es desperdiciar el jamón. Tiene un sabor así como dulzón que se da de bofetadas con los rellenos "con carácter". Al pan de molde nada más le puedes meter (en mi opinión) nocilla, hacer un bikini, un sándwich vegetal, o canapés en plan fino. Pero para cosas serias, como el jamón, el queso manchego o el chorizo, pan de verdad. Aunque en defensa del pan de molde, diré que el Bimbo no tiene nada que ver con el pan de molde de verdad que comen los ingleses, aunque aún así no le llega ni a la cintura a una buena barra bien horneada.

Mara dijo...

Sólo consiento el pan "Bimbo" si va con nocilla... Para todo lo demás... ¡¡¡Viva la barra de pan!!!

Burbuja dijo...

Pan de barra siempre! Aunque reconozco que para las tostadas tengo pan de molde... xD

Aún me acuerdo de los bocatas que merendaba de pan pan con un trozo de tableta de chocolate... ñam!

HombreRevenido dijo...

Madre mía, qué epopeya. La Guerra de Troya fue un paseo al lado de esta Guerra del Pan.

liborio dijo...

El pan para todo.

El de molde lo descubrí en aquellos sandwiches de jamón de york y queso endulzados con mayonesa en la maravillosa Neguri (hoy Nebraska) y lo utilizo como socorro al faltar el auténtico.

Nunca entendí lo de "pan con pan comida de tontos"

Anónimo dijo...

Ay Don Mendo me está hecho usted un exclusivo, por cierto, de su lista yo eliminaría el tabaco (me estoy quitando del vicio). Como a usted, mi querido señor, todo lo demás me estorba. Tenga buen día mi caballero virtual.

Anónimo dijo...

El pan Bimbo es malisimo. La barra de pan de hace 20 años en panaderia era malisima.
Gracias a esta guerra sin tregua y a la influencia de la !baguette" podemos estar contentos, tenemos buen pan hasta en las gasolineras!!!

Caporala

Adaldrida dijo...

Eres la leche en bote. De verdad de verdad eres increíble, Voy a comprar tu libro.

Bego (Much More Than I Am) dijo...

Qué rico el pan de verdad, el de antes, ahora ya poco queda de ése, todo se ha disfrazado de hipster super guay o es pan congelado y lleno de porquerías. Parezco mi madre hablando. Ups.

Felicidades por este post 1200.

Bego (Much More Than I Am) dijo...

Qué rico el pan de verdad, el de antes, ahora ya poco queda de ése, todo se ha disfrazado de hipster super guay o es pan congelado y lleno de porquerías. Parezco mi madre hablando. Ups.

Felicidades por este post 1200.

Hermano E dijo...

Te ha faltado el chusco de pan de la mili. Claro que eso no se puede contar hay y que vivirlo.
¡¡ felicidades por el 1200!!

Hermano E dijo...

Te ha faltado el chusco de pan de la mili. Claro que eso no se puede contar hay y que vivirlo.
¡¡ felicidades por el 1200!!

aras dijo...

Enhorabuena por el 1200!

Yo soy fan del pan, pan... Nada de pan de molde... Lo he eliminado de mi dieta... Barra sí, molde no!

El pan payés, el pan típico de esta isla es lo mejor que hay... Blanco o moreno, como sea. Y sirve para todo: tostadas, bocadillos, huevos fritos, lo que sea... Incluso para un plato tan típico como las "Sopas mallorquinas" que sí, que llevan pan. Y no, no llevan caldo. Somos raros!

PAQUI dijo...

Y para celebrar los 1200,bocatas al canto de pan
pan ,el de molde ni para la nocilla.
Felicidades Moli.

NáN dijo...

Como nuestra vida es aburrida (anda, venga, reconocerlo), nuestros Amos nos dan la ilusión de variedad y, sobre todo, NOVEDAD. No nos dejan tranquilos, los muy cabritos. Había un yogur estupendo, blanco, de toda la vida, así que, ... ¡a jugar! Salen yogures de colorines y sabores (un poquito más caros), cuando ya, vía niños, se comen en todas las casas, salen esos yogures “con trocitos”, para que parezcan más de verdad. De todos los sabores y rarezas. Y entonces llega la gran novedad: sacamos el yogur blanco de toda la vida, hasta lo vendemos en un recipiente que “parece” cristal. Y por supuesto es un poco más caro que el de trocitos, que es un poco más caro que el de sabores, que es un poquito más caro que el blanco en recipiente de plástico.

Me enfurezco.

Pero en el pan, esa guerra me ha beneficiado. La pistola se volvía plasticosa a las tres horas de haber sido horneada, los de molde en mi casa no pueden ni pronunciarse. Y ha llegado el pan que, como cuando yo era pequeño, no se aplastica. Y además, con variedades de harina integral que, como el pan de pueblo de toda la vida, duran una semana sin endurecerse.

Yo estoy en una cooperativa de productoras consumidores de pan, hago el pedio por Internet y los martes recojo mi pedido en un bar. Me tomo un güisquito y charlo con los otros consumidores, pues en las dos horas del reparto siempre se forman grupos de entre 5 y 10 paneros.

Soy feliz.

Anónimo dijo...

Enhorabuena 1200¡¡¡
Hay que hacer un master en ciencias de la alimentación, para comprar cualquier cosa, ya no te cuento yogures...Soy de pan de barra a secas.
Me ha encantado el post 1200.

Anónima cescerebrada. Rita.

Coccinellidae. dijo...

Cuando te pasas un mes entero en un país anglosajón comiendo rebanadas y sádwiches vuelves a casa con un nuevo término. Pandelbueno o pandeverdad. Y si encima te tienen un gazpacho recién hecho con las hortalizas de la huerta es para echarse a llorar.
Los niños que coman pan de molde van a evolucionar hacia un especímen sin dientes no lo digo yo, lo dice Darwin.
El pandeverdad se pone duro, pero da igual lo duro que esté que lo cortas (con una sierra de calar si hace falta) lo mojas en leche y luego lo pasas por huevo batido y lo fríes y te quedan unas torrijas cojonudas. El pandeverdad si ves que te sobra mucho lo congelas y cuando lo sacas y lo metes al horno parece que está recién hecho...Has probado el pan de molde recién hecho? Nadie lo ha probado y por algo será...
Viva el pandeverdad!

Anónimo dijo...

Pan, te amo!
El pan Bimbo sólo sirve como "segundo plato", cuando no queda otro remedio, cuando no hay pan-pan, cuando las panaderías ya están cerradas o la más cercana está a más de 5 kilómetros.....
Prefiero comer pan "de ayer" que pan Bimbo.
Yo, sin pan, no como.
A cualquier hora, sólo o acompañado, con queso, jamón, con dulce o salado, en el desayuno, la comida o la cena. Bocadillo de tortilla, de chorizo, para mojar, a trocitos en el trayecto de la panadería a casa....Entrehoras,en la playa o la montaña...es perfecto.

Oswaldo dijo...

Cuando yo era niño vivía justo enfrente de una panadería y yo era el encargado de pasar la calle tempranito en la mañana a buscar una bolsa de pan recién hecho, entrando al local por la puerta trasera, ya que a esa hora aún no abrían la puerta principal. ¡Qué tiempo aquel!

Hoy, a pesar que el gobierno (El mío, el de aquí, el que, hoy al menos, prefiero no nombrar ni en este foro, que la cosa se ha vuelto peligrosa) se ha empeñado en acabar con todo y hasta ha "regulado" las recetas para la elaboración del pan, no ha podido acabar con las panaderías y mucho menos con el ingenio y el tesón de los panaderos y sigue habiendo panaderías por todas partes.

Por cierto que a "unos listos", como los llamas tú, se les ha ocurrido vender en el súper, barras de pan congeladas que apenas están pre-cocidas lo suficiente para que la masa no se desbarate sola, de manera que tú mismo lo debes hornear después de permitirle descongelarse un rato.

Aquello hace que toda tu casa huela tan bien como me imagino que debe oler el cielo y sabe casi, casi tan bien como el pan recién horneado en la panadería.

Hans dijo...

El pan bimbo sólo sirve para sandwiches de jamón de york y queso en sandwichera. Para TODO lo demás, pan de verdad. Me encanta el de olivas, el de pipas, el de cebolla, el de queso... Ñam.
Muy atinada la reflexión de hoy, sips.

Alber dijo...

Viva el pan pan...también como pan de molde a veces, pero prefiero comprar una barra grande y que me sobre para el desayuno o para el salmorejo que tan rico me sale...y es que desayunar pan de verdad con su buen aceite de oliva virgen extra y un poquito de azucar o con tomate y sal..joder que rico!! Buen ensayo!

Anónimo dijo...

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/16/tendencias/1368717178.html

y hoy hablan del pan en El Mundo como "Tendencia" ;-)
Moli, toda una visionaria ;-)

BeatrizC dijo...

Y si además se alinean los planetas y consigues comprar pan "de pueblo-pueblo" ya es para morirse!! Abajo el pan de molde, viva el pan de pueblo!!

José Antonio Peñas dijo...

Opcion casera: hacerte el pan. Y no, no es una pesadilla, ni requiere artes oscuras ni arcanos conocimientos ni... Cada semana me hago esto http://www.youtube.com/watch?v=uiBO2x2Kbak para los bocatas de mi hijo y es lo más tonto del mundo. Y cuando le llevé a mi madre el pan de centeno con pasas y nueces (ese sí lleva algo de trabajo) fui nombrado hijo predilecto, ante las miradas de odio de mis hermanos

admin dijo...

Muy buen video, Jose Antonio Peñas!
Suelo hacer pan sin amasado, básicamente por dos razones:
- pan casero = gloria. Otros panes (léase de súper, de molde de bolsa, de panaderías estandarizadas... = kk)
-soy vaga, no me planteé jamás hacer pan que me supusiera trabajo, y buscando en la red, encontré 2 recetas como la de Yarza, fáciles y ricas: la de Menisses, en ecocosas (http://ecocosas.com/cocina-y-alimentos/como-hacer-pan-de-forma-simple-y-sin-amasar/), y la de Miriam García, del invitado invierno, gran nombre (http://invitadoinvierno.com/panes-masas/pan-casero-sin-amasado).
Tengo más en marcadores, pero son estas dos las que mejores resultados me han dado.

Ésta que pegas en el comentario, la de Yarza, aporta claves que no conocía, como trucos de horno, humedades en la masa y en el horno, que me han gustado.

Gracias!