miércoles, 11 de abril de 2012

MOLIDOCUMENTALES: EL AMIGO SOLTERO

En los Molidocumentales de hoy traemos a examen un espécimen único: el amigo soltero. Él. Hombre.

Sí, también hay amigas solteras, pero ellas presentan una tipología muy diversa y difícil de encuadrar en un molidocumental. Ellos sin embargo forman un grupo claro y cristalino. Todos conocemos a alguno.

Para llegar a ser el amigo soltero hay que estar rondando los 35 o superarlos claramente. Antes de eso eres un joven alocado, con novias o sin novias, con ligues o sin ligues, un viva la virgen o un ermitaño, pero nadie te considera el amigo soltero. Nadie se para y dice: eh...fulanito está soltero ¿Cómo es posible?

¿Cómo es posible? Esa es la pregunta que te convierte en el amigo soltero. Cuando alguien se para y piensa eso sobre ti…amigo, ya estás en el saco y no hay escapatoria.

Después viene la respuesta a esa pregunta. Tus amigos solteros no son Gollum, ni oligolérdicos, ni completos merluzos…porque entonces obviamente no serían amigos tuyos y menos con 35. Los miras y dices: son más o menos guapetones, todos tienen su atractivo, son interesantes, bastante inteligentes, con conversación, sentido del humor y la mayoría de las veces tienen un curro que les da unas perrillas.

Tras la primera valoración, los miras y piensas… ¿Y si no les gustan las tías? Pero no, los repasas a todos y ves que unos han tenido novias más o menos de larga duración, otros han tenido sus ligues y otros han sido unos picaflor. Realmente el macho picaflor suele aparecer poco como tipología previa de amigo soltero. Los amigos solteros suelen ser serios y aunque les gusten las tías, no son mucho de ir fanfarroneando y en el fondo los que les pasa es que aunque no quieran se enamoran. Suelen ser discretos, casi todos.

Cuando ha tenido novia, el amigo soltero suele mantener con ella o ellas una relación de amistad dependencia que por momentos para el espectador ajeno puede resultar confusa. “Tú dime lo que quieras pero sigues colgado de Fulanita” ó “La verdad es que os pasáis el día juntos no sé porque no volvéis y ya está”.

Lo voy a explicar. Cuando has estado con un futuro amigo soltero, no quieres volver con él. Le tienes cariño, es un tío majo, le ves sus cualidades y le aprecias mucho...como amigo. No quieres volver con él, porque sabes lo que hay…y sabes lo que te va a dar. No hay nada más allá…y no es que eso sea malo, pero no es suficiente. Un amigo soltero de ex novio es una extraña mezcla de más mejor amigo y egomaker. Y no, no todo el mundo puede tener uno.

Los amigos solteros son maniáticos. Todos somos maniáticos, (menos yo), pero el problema es que los amigos solteros ya les han cogido mucho cariño a sus “costumbres” y no piensan soltarlas. Les parece que si renuncian a ellas se estarán vendiendo, y les ha costado mucho llegar a dónde están y ser quien son para renunciar por ejemplo a lavarse los dientes en albornoz mientras ven un cuarto de un partido de baloncesto. Esta “costumbre”, tú como amiga la toleras e incluso te hace gracia...como novia es insoportable.

Con todo esto se podría suponer que el amigo soltero es un hombre solitario, desterrado al territorio amigo…y sin vida sexual. Muy incorrecto. No es para nada así. El amigo soltero no es gilipollas…y además tiene ya una edad para saber cuáles son sus armas de seducción y lo que es más importante…dónde está su territorio natural de caza: las nuevas hornadas de gacelas.

El amigo soltero es prácticamente invisible para las leonas. Le toleran como uno más del grupo, es mono y encantador pero saben lo que hay, no se dejan engañar. Básicamente, las leonas se sientan a disfrutar del espectáculo de caza entre las gacelas y el amigo soltero.

¿Cómo es esa caza?

El amigo soltero, como ya he dicho, es astuto. Así que tras años de corretear por la pradera buscando presa, ha aprendido que es mucho más efectivo sentarse bajo el baobab y hacerse el interesante. Fingirse despreocupado y desinteresarse de las gacelas que pasan a su alrededor.

No falla. Siempre hay alguna gacela, joven, mona y normalmente pelín perrofláutica que lo ve ahí sentado solitario y piensa la siguiente: “Oh...un león solitario...pobre, allí tan solo. Seguro que es un león maravilloso, tímido y profundo y resulta que nadie lo ha visto hasta ahora. Sólo yo que soy una gacela sensible me he dado cuenta de su potencial. Seguro que no es como todos, es especial y querrá ir conmigo a cuidar tortugas o ver ballet bielorruso y seguro que está a favor de la cocina tradicional” Y allí que va…directa a las garras del amigo soltero.

El amigo soltero por supuesto se deja querer. Cuando era un joven león, mentía y prometía a las gacelas todo tipo de parabienes futuros. Ahora ya no miente, confiesa a la joven gacela que él es así, que se lava los dientes viendo el baloncesto, que adora su albornoz de bolas, que nunca jamás va a hacer nada romántico por ella y que por supuesto le flipa la comida basura. La gacela imbuida de amor descubridor del diamante en bruto piensa una absurdez como “ a mí me da igual...lo que tú quieras, eres tan especial”….y ahí se queda, a la sombra del baobab hasta que crece y se da cuenta de que allí no hay nada más que rascar y entonces se irá y formará parte de la cohorte de leonas que miran desde la lontananza.

El amigo soltero…se quedará tan feliz...esperando una nueva hornada. Lo que viene siendo, el ciclo de la vida.

Sólo hay una cosa que puede hacer peligrar la raza de los amigos solteros…las lagartas…Mantened a vuestros amigos solteros a salvo de ellas.

31 comentarios:

Anónimo dijo...

GENIAL!

javi dijo...

Protesto. Yo no como comida basura, que me sube la tension.

Efe Morningstar dijo...

¡Pero qué cabrona!

Anónimo dijo...

No lo demos más vueltas.
Los solterones somos raros, y no nos aguanta nadie.
La ventaja es que vivir nos sale más barato.
Hasta los cuarenta años es duro ver a tus amigos casados con tarifa plana de sexo, con niños pequeños graciosos, etc.
A partir de los cincuenta, te tranquilizas y ves la parte positiva del asunto.

Don Mendo

Anónimo dijo...

Me ha encantado. Tengo uno igual.
No tendrás un post sobre lagartas, verdad? Me muero de curiosidad... Creo que también conozco unas cuantas...

P.

Burbuja dijo...

¡Qué grande! xDDD

Themila dijo...

Muy bueno. Y ahora espero con ansias el Molidocumental de las lagartas. jajajaa ese será tremendo! :D

PRIMAVERITIS dijo...

El de lagartas, el de lagartas!!!!!!!!!!!

Niágara dijo...

Necesito instrucciones de cómo se defiende al, en mi caso, hermano soltero, de las lagartas. Lo has descrito a la perfección.

HombreRevenido dijo...

Madre mía, no sé por dónde empezar.
¿Lavarse los dientes viendo el baloncesto?. Hay poetas que han dado nombre a una calle con menos.

Evidentemente, esa estrategia de seducción funciona y funcionará siempre. Y las lagartas serán eternamente el peligro, como esas gaviotas que se comen a las tortuguitas recién nacidas que corren hacia el mar.
Es el ciclo inevitable de la naturaleza.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Yo nací para eso. Pero la vida, las malas compañías...

Visterilla dijo...

Clavaiiito!

V

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Has clavado a un amigo tuyo al que dedicaste un post hace unos años. Lo que no sé es qué tendrán este tipo de tíos que a algunas no nos da la gana darles por imposibles.
Esto..., ¿será que soy una lagarta?.
Yo por si acaso voy a darme prisa para un último intento, que encima creo que se nos va.

Ana María dijo...

Queremos molidocumental de las lagartas pero ya :D

Ovación :D

Muacs!

m dijo...

Muy bueno. Apoyo totalmente el molidocumental sobre las lagartas.

Goethita dijo...

¡Oh! Molinos, excelente mensaje para las gacelas perroflaúticas: usar y luego enviar a reciclar. Muy ecológico y todo eso. Como debe ser.

Hermano E dijo...

Don Mendo: muy bien traído, pero tienes razón sólo en parte.

Tarifa plana: si tenemos en cuenta el tiempo de permanencia; y el número y duración de las llamadas te saldrían mucho más baratas las tarjetas pre-pago.

Y efectivamente lo de los niños pequeños graciosos, dura poco.

Pero como dicen los de MASTER CARD: tener a alguien en casa que te escuche y aguante, y que además prepare unas torrijas insuperables, no tiene precio.

melon dijo...

Me ha gustado mucho.
Espero el post de las lagartas, pero creo que hay otra cosa (aparte de las susodichas) peor que el amigo soltero: el amigo divorciado, que es como el amigo soltero, pero al cubo.
Un saludo!

Amanita Faloides dijo...

¡Oh! Me ha encantado ver la firma Efe Morningstar en los comments. ¿Albornoz dices?

Y habría que hablar de la madre del amigo soltero y su extraña percepción del espacio-tiempo y la de la fauna. Pero antes, ese post sobre lagartas, por favor. Miedo da pensar en quién te inspirarías, aunque creo que aportaciones externas te van a sobrar.

Oswaldo dijo...

Las gacelas ya las tengo incorporadas a mi imaginario. (Aunque, para serte franco, no creo que ninguna MUJER pueda ser totalmente gacela, gacela. Se hacen...)
Las leonas, también las has aclarado y ahora puedo distinguirlas mejor, muchas veces disimuladas a la sombra de sus propios baobabs.
Hipopótamas conozco. (Aunque he sido demasiado bien educado para andárselos diciendo por ahí.) También hay, clarísimas, sin que necesiten explicación, otros ejemplares de fauna reconocible, como por ejemplo, “las demonias de Tasmania”, pero… ¿Las Lagartas?
Por favor, Moli, no nos dejes mucho tiempo en ascuas, sin explicación.

Pablo dijo...

Eo!. Besos desde Chamonix (¿has visto?. Saludo internacional).
Un amigo soltero ;-)

Pablo dijo...

Eo!. Besos desde Chamonix (¿has visto?. Saludo internacional).
Un amigo soltero ;-)

Portorosa dijo...

Eres muy buena en esto, ¿eh, Moli?

Un beso.

Salamandra dijo...

Tsk, ya estamos metiéndonos con el mundo reptil... qué sabrás tú de nuestros desvelos ...

;-)

A. Sandler dijo...

Todo correcto pero yo haría un par de aclaraciones. Tu amigo soltero fue un pagafantas de libro y tu (y tus amigas casadas o no) no sois leonas, tan sólo gacelas de la tercera edad, no?

Dicho esto, el resto brillante!

JuanRa Diablo dijo...

¡Gacelas perrofláuticas! Curiosa subespecie.
Y las lagartas son las del grupo que se aferra con sus uñas al bolsillo donde casualmente se guarda la cartera, ¿no?

Lo que sabes de fauna, Moli. Te acabo de imaginar como la vieja y sabia gorila que desde su rama los tiene a todos calaos, jeje

Noctiluca dijo...

Me ha encantado, sobre todo cuando has escrito lo de lavarse los dientes con el albornoz... Puedo dar fe que hacen cosas por el estilo jejeje.
Genial!!!

Heunice dijo...

Como socio honorífica del club de las ex-gacelas te doy las gracias por plantearlo todo tan bien y tan clarito... quizás sería más feliz perteneciendo a otros club como el de las lagartas pero no va en mi carácter, qué le vamos a hacer. No obstante, estoy a la espera del post que hable acerca de ellas, siempre tan "divinas"...

Hacía mucho que no me pasaba por aquí pero ya veo que todo sigue igual que siempre... sencillamente estupendo :)

schlappen00 dijo...

ahora toca uno acerca de las amigas solteras, que no solteronas, y tampoco lagartas a las que los amigos solteros de otras no nos quieren...

Macarronazo dijo...

¡¡Qué bueno!!