jueves, 15 de marzo de 2012

RECOMIÉNDAME UN LIBRO

Tú que lees mucho, podías recomendarme un libro…

Cuanto más lees, cuanto más has leído, más difícil es responder a esta petición.

Recomendar un libro de verdad, recomendarlo bien no es soltar un título de un libro que te haya gustado y recomendar que se lea. Es muchísimo más complicado.

Recomiéndame uno bueno.

Ja. No es tan fácil. Hay libros buenos, buenísimos pero pueden no ser adecuados para ese momento, para ese estado de ánimo, para esa persona en particular. Leer un libro bueno sin que sea su momento es como comer jamón serrano ibérico de bellota con pan de molde rancio untado en mantequilla. Pues si, el jamón te sabrá bueno porque es cojonudo pero habrás desperdiciado. Lo mismo ocurre con los libros…Un buen libro se puede apreciar siempre, en cualquier momento que lo leas sacarás algo satisfactorio…pero es mejor leerlo en su momento.

Venga...pero recomiéndame uno que me pegue ahora.

A ver… ¿qué te pegue para qué? ¿Qué quieres del libro? ¿Qué vas a hacer con él? ¿Qué esperas de él? Puede ser que quieras el libro para aprender algo. Puede que lo necesites para distraerte de una preocupación. O para distraerte de una pena. O puede que lo necesites para no pensar nada. A lo mejor necesitas un libro que se lea solo, de esos en los que los ojos resbalan por los renglones y la historia entra sola sin que tú tengas que hacer ningún esfuerzo. O puede que no. Que necesites un libro que te cambie la vida. Uno que te vuelva del revés. Uno que te enseñe algo que no quieres saber. O uno que te absorba tanto que se te olvide el mono que te ha dado dejar de fumar. O uno que te haga reír a carcajadas.

No es tan fácil. Es como si te doy las mejores botas de agua del mundo mundial y  lo que quieres es ir a la playa…pues sí, las botas son cojonudas…pero no tienen sentido en ese momento. O te regalo un vestido de noche espectacular y tú lo vas a usar para plantar zanahorias...pues plantarás las zanahorias pero estarás incómodo. No todos los libros valen para todo...o si valen…pero es mejor usarlos con criterio.

Sorpréndeme. No pasa nada...si no me gusta no te voy a echar la culpa.

No me preocupa que me eches la culpa si no te gusta. Es tu problema si no te gusta. Lo que me fastidiará es haber echado a perder la oportunidad adecuada para que leyeras ese libro. Porque ya lo habrás leído, no te habrá gustado y nunca jamás podrá volver a tener esa oportunidad contigo. Sí, podrás releerlo en otra ocasión...pero será una segunda lectura, ya no será como la primera.

Y hay otra cosa. Yo habré perdido la oportunidad de recomendarte…la próxima vez ya no te fiarás de mi...o te fiarás pero menos.

Si el libro no te gusta o no responde a tus expectativas o te aburre o abandonas la lectura para siempre por ese libro…¿ De quién será la culpa? Los tres saldremos perdiendo, el libro porque habrá perdido su momento, tú porque nunca más te fiarás de mi y yo porque habrá fracasado como recomendadora.

Pero vamos a ver...recomiéndame algo que a ti te haya gustado.

Eso suena fácil. Recomendar un libro es mostrarte, es decir cómo eres, es una muestra de confianza, es mostrarte…es decirte que tal libro me gusto en tal momento por lo que fuera y enseñarte un poco más...y puedo no querer explicarte ese momento concreto. O puede que si y que no lo entiendas.

Y hay otra cosa. Puedo recomendarte un libro que a mí me flipara, uno que me dejara completamente alucinada. Y puede ser que tú lo leas y no te guste..y me lo destripes. Puedo no querer arriesgarme a eso...
Coño...pero si recomiendas libros en el blog.

Cierto, pero los recomiendo en general. Son libros buenos, a veces son jamón serrano y otras veces cheetos. Recomiendo para todo el mundo, no conozco a los que me leen. No sé si los quieren para llorar, para reírse, para aprender, para enviciarse o si los quieren para simplemente poder decir: “Moli...no me ha gustado”.

Bueno...pero entonces ¿qué leo? Dime uno…te juro que lo leeré con interés, con cariño y que haré el máximo esfuerzo porque me guste…Y te juro que si me gusta te lo diré…

…vale...lo pensaré.

34 comentarios:

Niágara dijo...

Totalmente de acuerdo, cada libro tiene su momento. Hay algunos que, por buenos que sean, si se está cansada, no se disfrutan igual que cuando se tiene tiempo como para empaparse de la historia. Otros ayudan a desconectar aunque no sean obras de arte. Claro que, lo bueno es saber qué libros son ¡tan malos! que conviene evitar a toda costa.

Bichejo dijo...

Yo tengo categoría propia para los libros que leo por las recomendaciones que das en el blog: son los molilibros

Casi todos me gustan, unos algo menos y otros más, pero casi siempre acierto/aciertas. Fue un EPIC acierto “El club de lectura y el pastel de piel de patata…” que me pareció una delicia (y a mi madre también, tu alcance recomendador cada vez llega más lejos), y no recuerdo ningún caso en que haya leído algo que has recomendado y haya pensado “vaya mierda”…aunque hay un libro que tú adoras y que yo me leí en mal momento: “La caja negra”, que no se hay que leer al sol del verano, es un libro de invierno, sofá y mantita. Me gustó mucho cómo está escrito, pero me dejó muy mal cuerpo, nadie dijo que fuese un libro de los que dejan buen cuerpo. En unos años volveré a leerlo un día que llueva y haga frío.

Y me sigo fiando mogollón, tengo en la recámara “Una temporada para silbar” y me fui específicamente a comprar “Por qué leer?” porque me dijiste que me iba a gustar. Ya te diré. Y gracias, claro.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo prácticamente no recomiendo nunca, a no ser que me lo pidan mucho y conozca a la persona. Por ejemplo, Anniehall y yo tenemos unos gustos de lectura con muy pocas cosas en común. Hay algún caso, como at home o seguramente el chico centella, en los que coincidimos.

Eso no quiere decir que no me deje recomendar, pero es un poco como en amanece, que no es poco: que tengo cuerpo de Góngora. Lo que cuenta es el momento en que decides leerlo y eso solo lo sabe cada uno.

BLN dijo...

Pero Moli, tú trabajas leyendo y escogiendo libros para publicar, supongo, ¿no es eso lo que hacer en los "libros de colores?

Ya sabes lo que recomendar.

blog marlei dijo...

Yo llegué hasta aquí buscando opiniones sobre libros. Desde entonces te sigo. Tienes la culpa de que haya flipado con Amos Oz, con Sandor Marai o con Enric Gonzalez y también de que me haya quedado igual o peor con Siri Hustvedt o con Bill Bryson.

Es como dices: cada lectura tiene un momento, un día, un ánimo....

Con este post no puedo reprimirme:
- "Sukkwan Island" de David Vann. Espectacular. De los mejores libros que me han regalado en los últimos años.
- "Reconstrucción" de Antonio Orejudo. Lo empecé ayer a la noche y me metí ciento y pico páginas de tirón. Me quedan otras tantas y caerán hoy.

Ana María dijo...

:) tus recomendaciones, al menos en mi caso, siempre han sido un exitazo.

Lo siguiente será Bill Bryson. Después de leer a Dickens, que me lo he propuesto este año.

Mua!!

Anónimo dijo...

Acabo de leer "Mi madre" de Richard Ford.
Para que una novela me interese, tiene que estar escrita por un norteamericano de norteamérica del norte. Si la historia es real o autobiográfica pues más mejor. Si la trama transcurre en los años cincuenta o sesenta pues chachi piruli.
Lo malo es que muchos de esos libros están escritos por judíos, y a mí me caen gordos los jodíos... pero mu, mu gordos. No lo puedo evitar, odio a los jodíos.

Don Mendo

Diva Gando dijo...

Coño! No te leas mi entrada de hoy.

Estoooooo... ¿Y de los infantiles?

Anónimo dijo...

Yo leo tus críticas/recomendaciones/opiniones y me las aplico. Y así he disfrutado muchísimo con "tus" libros. GRACIAS

Anónimo dijo...

Te he dicho a veces alguno pero no me haces mucho caso. A ver si ahora que lo pides...La mesa limón de Julian Barnes. Verano de Coetzee. Cómo me hice monja de Cesa Aira o Retrato de una dama de Henry James.

Marlowe dijo...

Los libros no se recomiendan. Los libros se regalan.

Anónimo dijo...

mmmmm, en esta entrada te olvidas de los bibliotecarios, esos raros seres con gafas que siempre, siempre, aciertan al recomendar un libro a un usuario...
ojea este blog, te gustará

http://frikitecaris.blogspot.com/

Tita dijo...

¡Bravo!

No sólo no pido nunca una recomendación, sino que me sentiría como tú ante una pregunta así (solo que tú lo has explicado fenomenal)

Y sólo me fío del criterio de alguien que lo tenga similar al mío, por lecturas comunes. El resto me parece tan arriesgado como pedir que te recomienden un medicamento ¿para qué es? no sé, cualquiera que sea bueno!!!

Besos

Pd. Intenté leer un "buenísimo": La insoportable levedad del ser, y lo tuve que dejar. Menos mal que la bibliotecaria estuvo al quite, y dijo que dependía muchíiiiisimo del momento, ella lo hizo a la tercera.

La chica de las flores. dijo...

Qué cierto todo.

Yo nunca he pedido a nadie que me recomiende un libro. Los elijo yo al tun tun, normalmente variando mucho de temática y autores.

Y cuando me dicen la frasecita "recomiendame un libro", cojo uno de los míos y digo "toma éste".

Aparte de todo, si un libro me gusta la mayoría de las veces es por algo insignificante, una frase bien escogida o un secundario encantador... y eso la persona a la que le recomiendo, puede que no lo capte.

¡Besicos!

Hans dijo...

Yo tengo un standard infalible de respuesta a eso. Algunas referencias que siempre sin excepción funcionan. Y ya.
Yo se Lo advierto. Si la gente quiere arriesgar, es otra cosa: en grupo 2 (o más) asumen riesgo, sin exigibilidad de responsabilidad.
También está la obra de género, que está aparte (policiaca, por ejemplo). Tú y yo coincidimos en general y hay cosas que dices en las que no estoy en absoluto de acuerdo. Siempre son cosas del grupo 2 ó más.

Moehba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moehba dijo...

Hola Moli, hace tiempo que te sigo pero es la primera vez que escribo. Yo no soy de las que piden recomendaciones, pero leyendo tu post me he acordado de los que te regalan libros "porque lo vi y enseguida pensé en ti y en que te iba a gustar". En esa variedad a mi me han regalado cada uno que me hace reflexionar profundamente acerca de la imagen que esa persona tiene de mi (normalmente en las antípodas de la que yo tengo sobre mi misma). Me gusta mucho leerte, así que dé señales de vida o no, por aquí estaré.

Trimami dijo...

Pues yo soy una morbosa con ínfulas detectivescas, la verdad, porque mi género favorito es la novela negra, estoy enganchadísima a los autores del boom escandinavo, aunque no sólo a ellos, en general a la novela negra; me encantan los asesinos en serie que siguen un modus operandi muy marcado y que resulte macabro...si alguien sabe de alguno que me recomiende, porfa!! Por mi parte recomiendo
-Los cinco de Camilla Lackberg(la princesa de hielo, los gritos del pasado, las hijas del frío, crimen en directo, las huellas imborrables)
-Sacrificio de Invierno, de Mons Kallentoft
-Cuento de muerte, de Craig Russell
-El experimento, de Sebastian Fitzek

Mi álter ego dijo...

Pues nunca me había parado a pensarlo pero tienes razón. El momento en que uno recomienda un libro es muy importante.

Saramaga dijo...

Yo creo que los libros se pueden recomendar, siempre que conozcas a la persona que te lo pide... pero mucho, mucho.... y no cuando te lo pida, sino al revés. Que tú lo lees, y dices... ostras este libro le va a encantar a fulanito!! Pero vamos, que es poco habitual

molinos dijo...

Hoy voy a contestar..me ha dado por ahí.

Niágara...ahorraros los malos es lo que pretendo con mis críticas destructivas de libros horribles.

Bich, ya sé que tu me haces caso y que te suelen gustar. La caja Negra..es un libro especial, no se puede leer en cualquier situación ni con cualquier estado de ánimo. Y es el ejemplo de lo que decia con el jamón y el vestido de noche..te gustó pero no lo disfruste lo que se merecía el libro y te merecías tu.

ND, yo te hago caso en algunas cosas y tú a mi..y solemos acertar..pero claro, nos conocemos un poco. XD

BLN, yo recomiendo libros verdes para un público muy acotado y muy definido...y normalmente no tienen porque gustarme. Es distinto.

Marlei, apunto el de Vann...de Orejudo te recomiendo mucho, muchísimo " Ventajas de viajar en tren"

Ana Maria..de Dickens..David Copperfield. Te gustará.

Don Mendo, Has leído "Mi madre" de Ford porque yo lo recomendé? Me enterneces. Si quieres un americano actual y que no sea judio Richard Russo..también he hablado de él y cumple tus requisitos.

Diva..leí tu entrada..pero me abstuve de comentar. De infantiles y juveniles no se me ocurre nada ahora mismo.

Anónimo 1: me alegro mucho.

Anónimo 2: he leído la mesa limón, he leído Retrato de una dama y he leído Verano. Apunto el de Cesar Aira. Gracias.

Marlowe..solo se regala libros a gente especial.

Anónimo, miraré el blog. Los bibliotecarios son profesionales como los libreros...yo no lo soy, el post era desde mi opinión.

Tita, a Kundera hay que leerlo en su momento y no es un autor para recomendar a lo loco.

La chica de las flores...cuando conoces a alguien bien puedes recomendarle con gran porcentaje de acierto..el problema es que la gente no quiere pensar que no la conoces.

Hans...quiero saber alguna de esas cosas en las que " no estas en absoluto de acuerdo". Discutamos.

Trimami..has leido los de la pareja de autores suecos de los años 60, los del inspector Martin Beck?


Moehba...eso es tremendo. Te regalan libros diciendo "pensé que te pegaba todo" y entras en bucle pensando..Dios mio..¿ qué imagen doy?

MI alter ego..es importante el momento y para qué quieres el libro.

Saramaga, repito, al conocer mucho a alguien se puede recomendar con éxito.

gracias a todos

Noly dijo...

Estoy harta de esa pregunta o esa sugerencia.
Mi respuesta es siempre la misma : Cada cual en el mundo de la lectura ha de seguir su camino y encontrar sus gustos. Yo no puedo hacerlo por ti.

Isa dijo...

dinos cual es, me quedé con las ganas de saber el título

Oswaldo dijo...

Yo una vez recomendé un libro a una amiga que quería "leer" y no sintonizó para nada con él. Tan mal resultó la cosa que para profundo dolor mío, creo que perdió todo interés por la lectura y probablemente hasta por mi amistad.

Anónimo dijo...

Tu post me recordó una conferencia sobre Julio Cortázar a la que asistí hace muuuuchos años, el conferencista pidió que levantaran la mano quienes no habían leído "Rayuela", varios levantamos la mano, y dijo que nos envidiaba profundamente porque lo íbamos a leer por primera vez. Intenté leerlo y no lo digerí, hasta años después, en un viaje por Italia, y ahora entiendo, y envidio desde lo más profundo de mis entrañas, a quien vaya a leer por primera vez "Rayuela". Saludos!
A.

NáN dijo...

Vale, no me recomiendes libros (aunque me has recomendado maravillas que te unen a mi vida para siempre).

Mi situación de este momento es más seria: he quedado esta noche con dos tías estupendas. Tú que sabes de eso:

¿Qué me pongo?

Trimami dijo...

Pues no... no los he leído... ¡Muchas gracias, Moli!

molinos dijo...

A..yo no he leído Rayuela aún.

NáN..esa es fácil...unos vaqueros y una de tus innumerables camisetas negras...ah y sobre todo que no se te vea la media color carne...

María dijo...

Ni se te ocurra leerlo, o mejor sí porque me leeré con el despelleje que hagas fue de mis peores pesadillas cuando me tocó leerlo en la universidad, es de los libros que si no entiendes, eres tonta...yo no lo entendí, debo de ser tontísima para el autor. No puedo estar más de acuerdo con tu entrada, un libro depende para quién y en qué momento, depende tu nivel (intelectual), tu momento vital (¿para la piscina?, ¿para un viaje?, ¿para llorar?, ¿para despejarse?), a veces también me lo espetan por la calle, me tengo que parar y analizar a la persona, luego, of course les invito a mi blog. Por cierto ¿has leído a Pennac, Como una novela? .

Moehba dijo...

Isa, el libro en el que estaba pensando era Purga de Sofi Oksanen, que dado que la persona que me lo regaló no lo había leído, lo que le hizo pensar en mi fue el resumen de la contraportada. Si has leído el libro sabrás por qué me quedé un poco "ojiplática" cuando me lo dio diciéndome eso de "porque lo vi y enseguida pensé en ti y en que te iba a gustar".

Newland23 dijo...

Oh, llego a los post comentarios!
A mí no me gusta recomendar libros porque es como prestar un par de zapatos usados, por estupendos que sean ya se han moldeado a tus pies, vamos que es tal y como dices, dependen de la persona y sobre todo de sus circustancias.
Me ha gustado mucho el post.

Pilar Alberdi dijo...

Una gran verdad. Creo que para escribir sucede lo mismo, cada obra necesita de un estado emocional propicio que no todos los días se tiene.
Saludos.

Anónimo dijo...

Hola a todos, queria compartir y recomendaos esta web y novela.
Gracias

www.entre-dos-mundos.com

Laia Padrós dijo...

Uno de intrigas vaticanas, que no encuentro en papel por más que busco. El trono de Dios del autor Antonio Manuel Infantes. En la línea de las novelas de Javier Sierra, etc...Me lo pillé a través de Casa del Libro. Muy bueno a un precio super interesante.