miércoles, 29 de febrero de 2012

LOS 7 PECADOS DEL BLOGUERO

Que levante la mano el que no haya caído en ninguno de ellos nunca.

1.-Barroquismo formal.- Cuando uno empieza un blog, aquello está desierto. Un mar de dudas asaltan al principiante, ¿Qué plantilla cojo? ¿Qué color? ¿Qué letra? Como aquello parece complicado, se elige algo sencillito y se empieza a escribir con mucho miedo. Posteriormente y con bastante frecuencia, el bloguero se da cuenta de que no tiene tanto que decir, que escribir es chungo y que al mismo tiempo que su creatividad mengua, aumenta su control de las herramientas de diseño de blogs. Para no asumir que aquello se ha terminado, que está finito, que no hay nada interesante que decir, uno se dedica a cambiar la plantilla, petar la columna lateral de gadgets, añadir un millón de opciones al pie de las entradas ( que ya no se escriben), apuntarse a 27 clubs de blogueros y asociaciones y llenarlo todo con los correspondientes banners, a poner sígueme en FB, sígueme en Twitter, sígueme en Tuenti, a colgar la lista de spotify, algunos optimistas añaden publi creyendo que algo sacaran, ponen la palabra de verificación porque han leído algo sobre “spam” y el blog acaba pareciendo una revista del corazón: mucho colorín y nada que leer. Si por una casualidad se les ocurre algo…ya no se verá.

2.-El síndrome del  Blogstar. - Ser bloguero es una gilipollez. Tener un blog consiste en escribir algo en un sitio que puede leer más gente. No hay más secreto. No hay una mística. Tienes mucho que decir, o crees tener mucho que decir y un buen día decidiste subirlo a la web en vez de seguir emborronando cuadernos…algunos ni siquiera habían emborronado cuadernos pero un día se aburrieron y decidieron empezar un blog “por si acaso”, “para ver qué era aquello”. Bien, pues esa es la actitud…” voy a escribir hoy porque me apetece o me aburro o se me ha ocurrido una idea que quiero ver cómo queda por escrito”. No hay más. Pocos blogueros son realmente unas autoridades en aquello de lo que hablan, si lo fueran probablemente no serían blogueros…y además les pagarían por escribir. Creerse que ser bloguero o tener un blog confiere un halo especial es como creerse que ser opinador de barra de bar tiene prestigio.

3.-Pontificar.- Esto es inevitable porque además pasa en cualquier ambiente. Todos tenemos opinión y todos estamos deseosos de esparcirla por el mundo alegremente. Un blog permite comunicar al mundo tu opinión con total libertad y con espacio para desbarrar alegremente sin que nadie te interrumpa. El problema surge cuando uno pontifica siempre y pierde el sentido del humor y la cintura para permitir que la gente disienta. Si has caído en el momento Blogstar normalmente tu nivel de pontificación sube como la espuma.

4.-Aburrir.- esto es gravísimo. No hay nada peor que un blog aburrido. Un post tiene que enganchar desde la tercera línea...ese es el umbral de lectura tolerable. Si en la tercera línea el lector no se ha enganchado o se encuentra mirando por el rabillo del ojo mirando la extensión del post…abandona la lectura. Si encadenas muchos posts en los que el nivel de abandono en la línea 3 es alto…el lector huye. Uno no puede ser siempre ameno y divertido, se puede perdonar un post aburrido, dos, pero cuando se convierte en tendencia, lleva directamente al “marcar como leído”. Y cuando el lector decida hacer limpieza de suscripciones en el Reader…ese blog encabezará la escabechina.

5.-Repetirse.- obviamente un blog tiene una especie de unidad temática o de estilo, por eso se leen varios, sobre diversos temas. El pecado es que todo lo que escribas se parezca muchísimo, tanto que el lector piense “¿esto no lo he leído ya?”. Uno va a comer a casa de su madre porque le mola su comida...pero si cada vez que va le da sopa castellana y pollo asado acaba hasta los cojones. Uno quiere algo conocido, confortable...pero con variedad. Los blogs se leen por lo que cuenta el autor o por como lo cuenta, pero siempre se agradece la variedad, la sorpresa, el cambio, el ligero matiz o un giro radical en un determinado post. Eso airea un blog y atrae a distintos lectores. Ser previsible es otra manera de ser aburrido.

6.-Escribir para que te lean.- Si no te gusta lo que escribes, si lo que se te ocurre lo moldeas pensando en lo que los demás quieren leer…ni te gustará a ti ni probablemente a los demás. Ya es complicado ajustar lo que tú quieres decir con lo que consigues decir, cómo para jugar a los adivinos con lo que completos desconocidos quieren leer. Eliminando el factor “para que me lean” y escribiendo sólo lo que a uno le gusta, se elimina mucha de la frustración que produce enfrentarte al hecho de que tu post nunca acaba de parecerte redondo.

Todos estos son pecados leves…en los que es inevitable caer de vez en cuando. La tentación es grande y a veces no merece la pena resistirse a poner chorradas en el blog, creerte una Blogstar, sentar cátedra, aburrir hasta la muerte, repetirte más que un filete ruso y pensar en los posibles lectores cuando escribes….te dejas llevar por la tentación y esperas que la penitencia no sea muy dura.

Lo que no tiene ni excusa ni perdón y merece el fuego de la condenación eterna es el séptimo pecado.

7.-Querer ser diferente y escribir negro sobre blanco Blanco sobre negro. Eso es imperdonable.

Pd: un pecado personal mío..es que no releeo.. y pasan estas cosas.

46 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Yo me acuso, sobre todo de ser aburrido...

XEIA2410 dijo...

No soy bloguera, sólo lectora blogadicta. Por tanto, no cometo estos pecados (quizás sí peores...pero no es el caso!!). Lo que sí te diré es que llevo de lectora un par de años y no he dejado todavía ninguno de los que leo, al revés. Voy ampliando, con lo cual se me junta mogollón para leer.
Por cierto, ND, para mí no eres aburrido!!!!
Para otro post los pecados del lector blogadicto, como el no comentar siempre (algunos casi nunca o nunca), esperar actualizaciones casi diarias....etc. Panda pecadoressss somosssssss!!!!!!!

El niño desgraciaíto dijo...

Gracias, Xeia2410! XD

Er-Murazor dijo...

¡Este post es muy poco didáctico! ¡Ejemplos, faltan ejemplos! Esperamos una edición futura con dos o tres blogs en cada categoría, jijiji...

Por mi parte, me acuso de casi todo menos de creerme blogstar (risas enlatadas aquí) o escribir para mi público. Yo escribo sólo lo que a mi me gusta leer, y como consecuencia casi que caigo en todo lo demás.

Ana María dijo...

Yo también me acuso. De todo lo dicho. Sin remisión.

¡¡Besos!!

blonde dijo...

Oiga, un post que ni confeccionado a medida para nuestro blog en plena génesis :)
Muchos miedos iniciales: ¿doy el salto?, ¿gustará?, ¿hay alguien al otro lado?
Y algo segurísimo: ¡¡ENGANCHA!!

JuanRa Diablo dijo...

¿Pero entonces no estamos los bloggers por encima del resto de los mortales? ¿Ni un escalón siquiera? ¿Y no eras tú la reina blogger por excelencia?



Me acabas de hundir en la miseria.

Lady Cobijo dijo...

Jajajaja.... Has dado, como siempre, en el clavo. Yo empecé ayer con esto de los blogs, despues de mucho leeros, y creo que el pecado 4 va a ser el mio. Gracias por avisar!

uncerdocabrón dijo...

bueno a veces todo eso nos permite ser "reinones del mundo por un día" por eso he abierto hasta hora tropecientos blogs, pero... como de donde no hay mata no hay patata...

pues eso, que mejor pelar, envidiar y maldecir a los que lo hacen mejor, y en esas estamos ;-)

Mara dijo...

Joder Moli... Me acabas de hundir...

Niágara dijo...

Empezar un blog si no te gusta escribir, simplemente para sentar cátedra, es una idiotez. Pero si se disfruta con la escritura, eso de sentarse un rato a desahogarse y a disfrutar del proceso de pasar las ideas más peregrinas a un texto que incluso parezca lógico no tiene comparación. Si, además, alguien te lee y le gusta, todos contentos.

Blogboreta dijo...

Jajajjajajajajjaa. Qué enorme y puñetera razón tienes.

Un besito.

Yo y mis mini yos dijo...

Jajaja, tu eres una artista y casi nunca (jejeje) cometes estos errores! A mi me ha venido muy bien leer todo esto, a ver si aprendo! ;-)

Illa dijo...

Creía que lo imperdonable era escribir blanco sobre negro, ¡no al revés!
Y blanco sobre azul marino, ¿es menos pecado?

molinos dijo...

Gracias Illa...me parto, me he equivocado...otro pecado es no releer lo que se escribe

molinos dijo...

Gracias Illa...me parto, me he equivocado...otro pecado es no releer lo que se escribe

Oswaldo dijo...

JuanRa, Moli ES la Reina Blogger. ¡Sal de la miseria!
Lo que pasa es que lo hace tan bien que nos hace creer a pies juntillas que no comete ninguno de los pecados.
Ahora bien, Moli, me pregunto yo ¿No es la costumbre que sean diez los pecados? ¿O son sólo los mandamientos los que son diez? ¿No te estarás dejando en el tintero unos tres pecadillos en la confianza de que "estos descerebrados no tendrán la capacidad de deducirlos por sí mismos"?

Bichejo dijo...

Yo me acuso. De aburrida y repetitiva. Y de poner mil mierdas en la barra lateral. Y ya.

Mamen O. dijo...

Ah...entonces...¿hay más gente a la que le pasa..? ja,ja,ja. Me acuso de escribir negro sobre blanco. Qué cara como es un error...
Lo importante de verdad, y ahora sin broma, es pasar un buen rato. El día que eso no ocurra, se acabará mi carrera en el "mundo bloguero".
Un saludo a todos

Anónimo dijo...

barroquismo????
mmmmm me suena el concepto!!!
ecdlc

Pikifiore dijo...

Madre mia...yo hace taaanto que no escribo que ya no sé si considerarme bloguera. Estoy en un super dique seco, y me da una pena horrible tenerlo tan abandonadico.

Peter dijo...

Creo que todos tendemos a repetirnos, especialmente en aquello que una vez alguien dijo que le gustó y algunos aburrimos continuamente

Del resto de pecados me siento libre.

Anniehall dijo...

Yo me acuso de seis de las tuyas y de la de Pikifiori.

Di Vagando dijo...

Yo creo que el problema es aburrir cuando estás contando que vas a por el pan y te encuentras con pepito y pasa tal y cual. Con estas historias cotidianas/anécdotas, o muestras un esfuerzo formal, una manera de ver/estar en el mundo o por lo menos, un poco de chispa. Si no, cuanod terminas te preguntas: qué me ha querido decir con esto del pan? What a waste. No sé si me explico.

AHORA, otra cosa es escribir sobre TUS TEMAS fetiche, q evidentemente resultarán, por definición, aburridos para cierta parte de la gente, pero el verdadero pecado mortal del bloguero sería omitirlos pq nadie te vaya a comentar, o pq no interesen. A ti te interesan. O a ti te apetece pensar en "voz alta" de un tema (como escribí yo ayer sobre una crónica de libro q hice), y lo haces en pantalla. El blog tiene muchas finalidades, pero la primera eres TU.

Muxus

di

Diva Gando dijo...

"ser opinador de barra tiene prestigio"

Me gusta.

Me parto.

Me acuso.

Pilar dijo...

Culpable...¿hay que cumplir condena o vale con ser Duque?

TEGEME dijo...

Genial!!! acabo de empezar y ya he cometido el peor de todos los pecados?? Yo no tengo mucha idea sobre blogs pero... ¿Por qué no se puede escribir blanco sobre negro? Bueno... al menos siempre releo lo que escribo.

Lo que diga el espantapájaros dijo...

Se te ha olvidado otro grandisísisisisisisimo pecado: Poner música al blog.

Gordi dijo...

Este y el de escribir en clarito sobre fondo oscuro son los que más odio.

Juan Carlos dijo...

Hola,

por si acaso lees los comentarios, estaría bien otra entrada sobre los blogs de fotos (o contra ellos, lo mismo da). Algunos reconocemos que escribir no es lo nuestro y optamos por lo fácil, que son las fotos.

Saludos,
Juan Carlos

Gordi dijo...

Lo mejor de un blog, especialmente de los personales, es que se pueden cometer todos los pecados y no tener ningún castigo. Siempre hay un roto pa un descosío y hasta los blogs más insulsos del mundo, si saben moverse, tienen lectores y seguidores. Otra cosa es si se cumplen o no determinadas expectativas, para eso sí hay reglas. Pero, vamos, que yo soy muy fan de lo de "el blog es mío y melofo cuando quiero".

Y, si me permites, voy a discrepar en una cosa: "Pocos blogueros son realmente unas autoridades en aquello de lo que hablan, si lo fueran probablemente no serían blogueros…y además les pagarían por escribir". En un blog personal, en el que hablamos de nosotros mismos, desde muchos puntos de vista, estados de ánimo, etc, somos la máxima autoridad. Probablemente seamos blogueros porque no existe la Cátedra sobre uno mismo.

Tita dijo...

1. El cojones de hoy, será que estoy sensible, me ha llegado al alma.

2. Quitalé el ajo crudo a los filetes rusos, con ajo en polvo se arregla bien

3. Dejé de leer un par de blogs, o no empecé a hacerlo por el blanco sobre negro.

¡Muac!

Tita dijo...

Por cierto, que tengo que limpiar el blog, que ya no me cabe más mierda en los laterales.

Y adelgazar. Que se me están poniendo manos de gorda. Bueno, creo que eso no se me quitará ni adelgazando.

pazzos dijo...

He pecado por lo menos setenta veces siete

migremlinnomecome dijo...

Sólo llevo dos meses pero me suena algo de lo que dices. Lo de escribir para gustar es la mejor forma de ser insulso.

Lorito dijo...

Acabo de empezar en esto, pero ya entono el mea culpa... qué lamentable!!

Álter dijo...

Yo peco un poco del sexto pero no en sentido literal. Quiero decir, no es que escriba lo que pienso que la gente quiere leer. Escribo lo que yo quiero escribir pero sí tengo en mente todo el tiempo que hay alguien al otro lado. Si no voy a pensar en la gente, prefiero escribir para mí sola... Besos.

Portorosa dijo...

Pero entonces... ¿el séptimo no lo has escrito al revés?

jota dijo...

Así de fácil.

Anónimo dijo...

http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos/2012/02/las-librer%C3%ADas-m%C3%A1s-bellas-del-mundo.html

Kobal dijo...

vaya, ya me has reventado la entrada somo el Síndrome del Blogstar.

Nihil obstat dijo...

Se te ha olvidado el blogger censurador y el que para poder poner un triste comentariote pide mas datos q el banco para abrir una cuenta. Por cierto, qué es blanco sobre negro?

Burbuja dijo...

Buah, me confieso aburrida hasta la médula, repetitiva y de poner fotos! xDDD

Ther dijo...

Bueno saberlo, para los que estamos empezando... Por lo pronto, trato de evitar el sexto, que para mí es lo más importante.

XAquíperopoco dijo...

Peco de todos. Del que más de soberbia lectora. Qué curioso ver cómo la vida sigue, después de un mesecillo fuera. Me marcho en 15 días de nada.
p.s: Flauvert no tenía cola?, por esa regla de tres, qué pena para su señora. O tal vez no tenía señora, la verdad es que me da igual. Me llamo Samira.

HombreRevenido dijo...

El jurado tiene ya su veredicto: Culpable.

Me han vuelto a condenar. Vaya nochecita.
A mí todavía me asombra que alguien me lea. Yo ni siquiera me acuerdo de lo que escribí ayer...