viernes, 13 de mayo de 2011

MOLIDOCUMENTALES: LA TEORIA DEL EGOMAKER

El mundo es un sitio horrible donde como dijo Woody Allen no puedes enamorarte de la persona que quieres ni puedes hacer que la persona que quieres se enamore de ti. Una putada. Vas por el mundo y te enamoras de quien no debes o quien no debe se enamora de ti. Un despropósito absoluto.

Para intentar canalizar todos esos enamoramientos/ enganches/ adicciones o como quieras llamarlo hay distintas figuras: el amigo, el amante, el follamigo, los ex con derecho a polvo de regresión y el egomaker.

Para empezar hay que aclarar porque he visto algún malentendido en los comentarios del post anterior, que hacer el capullo en plan calzonazos con los primeros enamoramientos no es ser un egomaker. Eso es llegar de nuevas al planeta del amor y no saber qué hacer y nos ha pasado a todos.

Un egomaker tampoco es un amigo. Normalmente es una figura que viene siempre de fuera de tu círculo. No conoce a tus amigos, no conoce a tu familia, no es de tu trabajo. Es externo. Ha llegado a ti por algún extraño cauce: es amigo de un amigo, es un compañero poco frecuente de curro, es el vecino de arriba como en DCD, es alguien que conociste en tu pasado y que de repente te encuentras…alguien así. Pero no es un amigo.

Un egomaker no es un tío pesado que te da la brasa. Un egomaker te cae bien. Es majete, simpático, con conversación e incluso puede ser bueno o muy bueno en la cama.

Con un egomaker todo es perfecto excepto que no hay eso que tiene que haber. No hay química, no hay chispa y jamás la habrá.

A un egomaker no se le miente. No se le jura amor eterno ni se le hacen falsas promesas provocadas por la culpabilidad. No. A un egomaker se le dice la verdad: me lo paso muy bien contigo, eres un tío encantador pero no estoy enamorada ni voy a estarlo. Un egomaker sabe la verdad...si es bueno bueno…se resignará a esa suerte. Si es de los que todavía está en proceso de serlo...albergará una mínima esperanza de que veas la luz y acabes enamorándote de él. Si se le miente prometiendo amor eterno...deja de ser egomaker y se convierte en un enamorado engañado que es una cosa feísima.

No se puede tener un egomaker con menos de 25 años porque no tienes ni idea de por dónde vas y tienes un batiburrillo emocional lamentable donde metes en el mismo saco a los amigos, los follamigos, los amantes, los ex y todo ese tipo de cosas. Además, con menos de 25 puedes llegar a confundir los beneficios que proporciona el egomaker con un enamoramiento y eso es fatal, para ti y para él.

A un egomaker no se le cuentan trolas del tipo: no puedo quedar porque tengo que llevar a mi abuela ancianita a jugar al Bingo. No. A un egomaker se le dice: hoy no quiero quedar porque no me apetece o no puedo ir contigo al cine porque voy con otro. Contra lo que alguno quiera creer esto no es crueldad. Un egomaker no tiene celos si te enrollas con otro...sabe cuál es su papel.

El egomaker se desarrolla en un entorno determinado. Si estás en una etapa brillante de tu vida, sintiéndote de puta madre, feliz y contenta...no hay sitio para un egomaker. Su hábitat natural es un entorno de bajón emocional, descolocada, sin saber muy bien dónde andas, recuperándote de un desengaño amoroso, tras un palo laboral...lo que sea...algo que te haga sentirte una piltrafilla. Según mi teoría...en las tías la figura del egomaker aparece siempre antes de los 35...a partir de ahí ya no suele hacer falta. Un egomaker te hace buena.

Un egomaker considera que eres estupenda, maravillosa, fabulosa, lista, divertida y que estás buenísima. Considera todo eso a pesar de que tú delante de él te muestres tal como eres, sin disfraces: cabrona, egoísta, idiota, manipuladora y tonta. NO es que no vea cómo eres, es que debajo de toda esa mierda ve lo bueno que tienes. Ve lo bueno que tienes debajo de esa capa de “soy una piltrafilla”. Y eso mola, mola aunque sepas que jamás te enamorarás de él. Mola porque consigue que tú lo veas que es lo más importante y además, piensas...coño...con lo mierda que yo me veo y a pesar de todo ve lo bueno que hay en mi. El egomaker como su propio nombre indica arregla egos...los hace más fuertes.

Un egomaker tiene fecha de caducidad. No es para siempre. Es para un determinado momento. Llega hace su función y aunque los dos creáis que no...al final esa etapa se acaba. Cuando dejas de sentirte piltrafilla y tu ego ya está robustecido y sintiendo que puede comerse el mundo, él deja de dar lustre a tu ego para dárselo a otra o se pira porque finalmente encuentra a alguien con el que si tiene esa chispa. En DCD ese beso atroz que se dan no es el principio de una historia de amor maravillosa…es un error como una casa.

A un egomaker se le desea lo mejor. Y si pasado el tiempo te enteras de que tiene pareja, jamás se sienten celos.

A un egomaker no se le echa de menos. Llego, hizo lo que tenía que hacer y se acabó.


Esta teoría ha sido elaborada gracias a mi fabulosa capacidad de observación. Jamás la he llevado a la práctica.
Su aplicación al revés, es decir siendo él el piltrafilla y ella la masajeadora de ego..no se encuentra documentada pero es posible que exista.






Intentaré recuperar los comments que habíais dejado en el dia de ayer..pero podéis repetirlos si quereis ahorrarme el trabajo.

34 comentarios:

Juanjo ML dijo...

Existe

josefito dijo...

Benditos egomaker/a

Anniehall dijo...

Quiero decir que existen muchas, no que existan mucho ;P

Anniehall dijo...

Existen un huevo.

Anónimo dijo...

Para el próximo capítulo:

Diferencias entre egomaker y follamigo. Ejemplos prácticos I, II y III.

Distinguir el egomaker del pagafantas. Cuando, como y donde.

Susu

Anónimo dijo...

Doy fe de que existen. En mi vida hubo uno que llegó, hizo crecer mi ego y desapareció. Teníamos un amigo común que el día de MI BODA me contó que la última boda a la que había ido era a la de mi egomaker. Y me alegré de que hubiese encontrado por fin a la mujer de su vida.

HombreRevenido dijo...

Este animalillo no lo conocía.
La fauna humana, siempre sorprendente.

Olga dijo...

Nunca supe su nombre cientifico, pero ahora gracias a ti sé que he tenido un egomaker en mi vida. Pero en un punto estoy algo en desacuerdo... No, no se le echa de menos, pero de vez en cuando te acuerdas y lanzas un suspiro de añoraza de esa época. Ainsss!! En fin.

Pikifiore dijo...

Vaya...me hubiera gustado tener un egomaker en determinados momentos. Muy buen documental,si señora, y ahora a por más capítulos, como los que proponen por ahi arriba.

El niño desgraciaíto dijo...

He de decir que el concepto no me queda claro a pesar de lo bien explicado que seguramente estará (quién soy yo para decir lo contrario?).

Ya dicho que debe ser problema de mi condición genética inferior, pero me he perdido. Cosas.

PRIMAVERITIS dijo...

¡¡Tengo uno, tengo uno!!!! pero yo tengo más de 35...... y el ego en condiciones.... o quizás no, lo del ego, de la edad estoy razonablemente segura
en cualquier caso yo también necesito el estudio diferencial egomaker-follamigo

HombreRevenido dijo...

Deja-vu patrocinado por Blogger.

Yo ya comenté que la fauna humana no dejaba de sorprenderme, realmente no conocía a este especimen.

Ahora, al leerlo por segunda vez me doy cuenta de que ya le he cogido hasta cariño.

Mamá Española en Alemania dijo...

De los mejores post que he leído tuyos hasta ahora...

Te falta el molidocumental sobre la figura del "gordo cabrón"... ;)

Tita dijo...

Solo Molinos podía tener copia del post ¡está el mundo bloguero revolucionado sin la última entrada de un montón de gente!

No me había dado tiempo a leerte...me decía que el post no existía.

Por lo demás...joder, qué molidocumental más cojonudo. He recordado a una persona que ahora sé que fue un egomaker...qué cosas ¡gracias!

Aefe dijo...

Doy fé de esto, Moli. No te escribo mucho pero te leo más que a las fechas de caducidad de la comida (...Sí, es que vivo al límite xD).

Por cierto, ¿cuando te va a llamar Punset para salir en Redes? ¿Se deciden o no?

JuanRa Diablo dijo...

Me has hecho pensar en un posible guión para peli de ciencia ficción. Cyborgs construidos con la función de levantar la moral, cyborgs egomakers TM
Pero para hacer la peli bonita el cyborg sí ha de sufrir un poco al saber que no es más que eso, que la otra persona no le ama.

Bueno, me voy, que llegan los de Blogger con sus tijeras de podar.

Marina dijo...

Jo, pues a mí se me ha ocurrido una idea para una empresa: egomakers a domicilio. Esas noches en las que no necesitas sexo, o quizá no sólo necesitas sexo, sino alguien que te recuerde lo estupenda, maravillosa, guapa, sexy, divertida y lista que puedes llegar a ser. Egomakers a domicilio, o quizá Teleegomakers (un poco largo, ¿no?) te enviaría uno a casa, que además sería mono sin ser devastadoramente guapo y te cocinaría la cena mientras tú le miras el culo.

Mi problema es que como establezco vínculos emocionales con cualquier cosa, seguro que acabaría enamorándome de ese egomaker.

Aish...

Elena Rius dijo...

¿Cómo que no hacen falta los egomakers a partir de los 35? Yo diría que a partir de los 40 es cuando son más necesarios, esa etapa en que las mujeres de repente nos volvemos invisibles. Ay, pero se me olvidaba, el problema es que para entonces todos los posibles egomakers se lo están montando con chicas que son quince o veinte años más jóvenes que ellos. Deberías hacer otro post sobre este especimen.

valpertuna dijo...

"Su aplicación al revés, es decir siendo él el piltrafilla y ella la masajeadora de ego..no se encuentra documentada pero es posible que exista. "

Desde el punto de vista masculino no existe esa figura.

NáN dijo...

Ya lo escribí antes: un buen y útil concepto. Pero cuando escribes "él deja de dar lustre a tu ego para dárselo a otra o..." parece que el egomaker es (o sea, no está). Tiendo a pensar que el que un hombre haga de egomaker con una mujer es algo muy accidental: solo le pasa una vez con una mujer. Por alguna razón muy especial. Luego vive su vida normal y no reincide.

Astarté dijo...

¿Tienes una etiqueta denominada 'Revelatio vitae'? Esto que has escrito es asín, coma por coma. Doy fe! 8)

exseminarista ye-ye dijo...

Egomaker. Por fin encuentro mi definición. Oiga, muchas gracias y eso... :-)

Anónimo dijo...

yo he sido egomaked y soy mujer

hitlodeo dijo...

Me he reído con este post. Parecías Félix Rodríguez de la Fuente.
En resumen, el Egomaker viene a ser una versión de Mary Poppins, pero en versión adulta.
Perdona mi mente enferma.
Besos Moli.

Goethita dijo...

y donde narices anda mi egomaker?? vaya estafa!!

uncerdo dijo...

No soy egomaker, pero creo que una vez me reciclaron para ese uso.

Como no lo sabía, la cagué y me mandaron al contenedor de los plásticos.

No te acostarás...

B.B. dijo...

Hay algun sitio donde pueda yo encontrar esta cosa nueva que no sabia que existia?

Me parece muy interesante para mi en este momento de mi vida.

Kobal dijo...

Vamos que casi cumple una función social necesaria en algún momento de la vida. Igual deberían convertirlo en una profesión, son una especie de “psicólogos”.

Adaldrida dijo...

Yo fui una ego maker... y acabó en amistad. Existimos las egomakers.
Genial como siempre.

Manoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manoli dijo...

Veo dificil tener relaciones sexuales con alguien sin llegar a la implicacion emocional. Si no fuera por los celos, yo sí tube un egomaker. Se conoceel ratio egomakers por mujer? Quien se ha llevado mi egomaker?

karla dijo...

uau, yo he tenido uno en mi vida y sienta de puta madre. Doy fe.

Marta dijo...

No Marta dixit:
Gracias a ti acabo de ponerle el nombre adecuado a una persona que estuvo en mi vida por dos veces. Genial post!

Yolanda dijo...

Simplemente genial! me ha encantado. Ha sido la descripción más exacta que he leído sobre un "tipo de relación" que bien conozco. :)