viernes, 8 de mayo de 2009

NO PRIMAVERA

Hace un año escribí un par de post, uno sobre cómo odio la primavera y otro sobre el confusionismo estilístico. Bien, pues este año tengo una novedad. En Madrid no ha habido primavera, hemos pasado de dormir con edredón y pijama largo a ir en chanclas por la calle, camisetas de tirantes y si me apuras gorro de paja para la solanera que pega.

Esto estaría muy bien si nos hubieran avisado. “ Eh chicos, el 4 de mayo empieza el verano”. Yo me habría alegrado muchísimo, la inexistencia de la primavera es una buena noticia. Una estación absurda y cursi que nos hemos ahorrado.

Pero claro te ha pillado por sorpresa. Tú contabas con unos días del famoso “ entretiempo”, salir de casa por la mañana a 9 grados y llegar a casa con 30, levantarte sudando y volver a casa azul del frío de la tarde. Días entre semana en los que Madrid parece un horno, convertidos en frío polar el finde semana…vamos, el entretiempo de toda la vida. Peor no avisan y claro no habías preparado nada. Estabas en modo “ tiro con lo que tenga hasta que pueda sacar lo de verano verano”, pretendías tirar hasta junio con tu ropa de invierno que menos abriga sabiamente combinada.

Si llegas a saber que este año nos íbamos a saltar una estación te habrías aplicado y habrías cambiado el armario, tus piernas no tendrían esas melenas colgando y te hubieras preocupado por tener un color de piel que no hiciera sospechar a tus vecinos que tienes turberculosis. Por supuesto si lo llegas a saber te hubieras tomado el régimen más en serio y las torrijas de hace 3 semanas no habrían tenido tanto éxito en tu dieta.

Pero no. Ha sido a traición. Un día estás con el forro polar y al día siguiente solo abrir tu armario te da angustia vital. Miras dentro y ahí están tus jerseys de cuello vuelto, tus botas altas, los pantalones de pana, la gabardina…ahí están mirándote y diciendo “ todavía es mayo..danos una oportunidad..no te pongas tirantes todavía…que luego te hartarás”. ( Si eres tío no entiendes este problema porque ni siquiera sabes que existe) , pero yo empiezo a pensar, joder, tengo que sacar la ropa de verano…tengo que sacar la ropa de verano..y no tengo tiempo. Y salgo a la calle y veo a todas esas supermarujas organizadas que no solo han sacado la ropa de verano sino que además les ha dado tiempo a ir y comprarse modelos de la nueva temporada. ¿ Y qué me pasa? Que me hostilizo con las marujas, con mi armario, con el calor y con el que ha decidido que esta temporada todo tiene que ser morado.

¡¡ Este año incluso me he comprado 2 pares de zapatos de entretiempo!!..y ahora resulta que para nada.

Voy a mirar el parte metereológico a ver si alguna ola de frío polar despistada va a caer por aquí próximamente y puedo ver a las marujas en sandalias chapoteando en los charcos mientras la camiseta de tirantes se les agujerea por el granizo y la falda se les levanta por encima de la cabeza por el vendaval y así podría comprobar que solo se han dado autobronceador hasta las rodillas.

¡¡ODIO LA PRIMAVERA!!! Y ¡¡ODIO LA NO PRIMAVERA!!!.

Y encima me ha salido un post estacional…hoy no me soporto.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué suerte tengo!
A mi me encanta la primavera, me pone de buen humor y además, me gusta la moda del color morado.
Lástima que con mis piernas blanco nuclear no haya ningún color que siente bien.

Eva

Isaac dijo...

soy tío y os aseguro que no he entendido ni una sola palabra de este post...

Sílvia dijo...

Coincido con Eva, aunque yo sólo tengo un problema: los cambios de estación me bajan mucho la tensión y voy siempre mareada (aunque lo soluciono a base de wisky, que entrar en un bar, vestida de ejecutiva, y pedir un lingotazo a las 9 de la mañana no tiene precio).

Lo siento por tí, yo adoro la primavera y odio, mucho, el verano.

JuanRa Diablo dijo...

Mi mujer aun no ha hecho el cambio y en Yecla también ha llegado este veranillo precoz de chancleta.
Solo con ver la cola de los nenes antes de entrar al cole ya es una risa y te percatas de que ese cambio aun se resiste: unos parece que vengan de Alaska y otros de Hawai.

PD. Lo del granizo agujereando camisetas es el colmo de la perversidad :DDD

Lillu dijo...

Lo único bueno de vivir en Tenerife es que no hay primavera... ni invierno, ni otoño. Aquí sólo hay verano caluroso y verano un poco más fresquito. Así, en pleno verano vas de tiras y en verano fresquito (de noviembre a marzo) vas de tiras y con una chaquetita encima. Al final es un aburrimiento XD

saluditos

hitlodeo dijo...

Hola Molinos:
los tíos no tenemos el problema de los pelos en las piernas, pero si que necesitamos sacar las camisas de manga corta, que sino nos asamos de calor. Eso sí, los michelines sólo nos importan el primer día, después como todos estamos igual (más/menos), da lo mismo.
Por cierto ¿cuándo viene esa ola polar que levanta las faldas de las marujas hasta la cabeza? Es pura curiosidad. Nada más.
Un abrazo

molinos dijo...

Lo de los tios y el cambio de armario es absurdo porque además no entendeis porque no se puede llevar pana en agosto.

La ola de frio polar esta al llegar..aqui ya está jarreando.

Rafa Morán dijo...

Me alucina tu capacidad de producción de texto... ¿Cómo lo haces teniendo 2 churumbelas?

Anónimo dijo...

En la "zona nororiental de la península" (léase País Vasco) no ha habido más que un largo y prolongado invierno desde mediados del septiembre pasado. Cuando de pronto vislumbramos un rayo de sol no nos lo creemos y abrimos el paraguas.

Kuin dijo...

jijiji la primavera me la pela bastante yo quiero que llegue verano YA!! y ya he hecho los deberes:

- he sacado la ropa de primavera/verano
- algun nuevo
modelito vernaiego ha caido
- he empezado a ir a la playa
- melenas colgando???? jajajaja ni hablar!!!
- en plena operación bikini desde hace 2 semanas.

Se nota que me muero de ganas de que llegue el calor?

Aspective dijo...

¿Existen de verdad los zapatos de entretiempo?
Eso significaría que también los hay de verano y de invierno...

Con lo que yo, que utilizo siempre los mismos, y hasta los limpio de vez en cuando, estoy haciendo algo mal, seguro.

Que formativo es tu blog...
Ahora averiguaré si los que uso son de verano, invierno o entretiempo. De momento sé que son negros y tiene cordones. ¿eso sirve?