jueves, 19 de febrero de 2009

LIBROS ENCADENADOS (Enero-febrero 2009)

Comencé el año en 1941, sumergida en la tercera reelección de Franklin Delano Roosevelt como presidente de Estados Unidos de la mano de Gore Vidal y su “novela historica”: La edad de oro. Aprendí muchísimo sobre las campañas electorales americanas, la lucha entre demócratas y republicanos y el uso que los partidos hacen de los medios de comunicación. Comprobé una vez más que para ser buen político hay que mentir y decir todo con medias verdades. Roosvelt ha pasado a la historia como un gran presidente, demócrata e impulsor del New Deal. Ganó las elecciones porque en su campaña aseguró que los Estados Unidos: “ no entrarían en la guerra….a no ser que fueran atacados”. Por supuesto la segunda parte de la frase la decía casi con el micrófono cerrado. Posteriormente se ha comprobado que Roosvelt conocía los planes de Japón para atacar Pearl Harbor…y esperó, para así tener un motivo para entrar en la guerra.

Bueno, esto no va de las miserias de la política sino de cómo los libros se enlazan de unos a otros y como mola cuando encuentras ese lazo.

Al terminar “La edad de oro”, comencé “El inocente” de Ian McEwan. La historia de un técnico inglés del ejército británico, en el Berlín de posguerra. Trabaja para los americanos en un plan ultrasecreto de espionaje..otra vez la 2ª Guerra Mundial. De aquí saqué esta gran cita.

De ahí pasé A “Los hechos. Autobiografía de un novelista ” de Philip Roth. Autobiografía de este escritor judío. Bueno, más autobiografía que el resto de sus novelas, pero es curioso porque siempre es la misma historia. En esta narración de su vida Roth cuenta su encuentro con Gore Vidal en Nueva York cuando él empezaba a ser conocido. Otro nexo entre libros.

Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stigg Larsson, enlaza con Roth en que el escrito judío hace un retrato de su primera mujer increíblemente hostil e incluso insultante en algunos casos. Es obvio que no ama a su primera mujer. Además uno de los protagonistas de la novela tiene un hermano nazi, otra vez la Segunda Guerra Mundial. Larsson es el único de todos los escritores de este año que ha muerto joven.

Los Diarios 1984-1989 de Sandor Marai fueron la siguiente parada. Más Guerra Mundial, Marai narra sus últimos años en el exilio. Vive en San Diego con su mujer, Lola, a la que ve morir después de 60 años de convivencia. Marai habla de todo lo que le rodea, por ejemplo de la campaña presidencial de 1984 y el debate entre Reagan y Walter Mondale, esto conecta con el libro de Vidal.

Puente de los Suspiros de Richard Russo…el vínculo entre este y los anteriores está más difícil. Pero podemos tirar de lo obvio, el autor es americano como Roth y Vidal. Y uno de los personajes vive durante un tiempo en Italia, donde también había vivido Marai antes de exiliarse definitivamente en Estados Unidos.

Y ahora estoy con “Elegía por un americano” de Siri Hustvedt. También aparece la 2ª Guerra Mundial y el protagonista es hijo de emigrantes noruegos que es casi casi como Suecia lo que conectaría con el libro de Larsson. Además una de las protagonistas, Miranda estudió arte en la misma escuela, Cooper Union, que la mujer del protagonista de Puente de los Suspiros. Además Siri, en un guiño a sus lectores hace aparecer al protagonista de su anterior novela “ Todo cuanto amé” como invitado en una cena en esta última obra.

¿Qué como se me ocurren estas cosas??.

Salen solas.

La foto es la Der Prunksaal der Österreichischen Nationalbibliothek. Sala Principal de la Biblioteca Nacional Autriaca. Octubre 2007

5 comentarios:

koldo dijo...

hemos coincidido en algunos, como La edad de oro: tengo pendiente el de larsson, pero me echaba un poco para atrás que fuera tan best-seller: desconfío de ellos por sistema (aunque a veces están bien).
Yo me he leído todo lo que he encontrado de Bolaño (incluido Soldados de Salamina, de javier cercas, donde aparece como protagonista), lo que he encontrado de cristina sánchez-andrade, y ahora estoy con casavella (me gusta, y empiezo a preocuparme: como bolaño, ya ha muerto), De vez en cuando intercalo algo diferente (mankell, vila-matas).
Y esos son los últimos meses de lecturas

José Antonio Calvo dijo...

Hola Molinos. Pregunta: ¿Qué tal "Elegía por un americano"? La verdad es que no he leido nada de Siri Hustvedt y tengo ganas. ¿Me recomiendas comenzar por éste?

Sílvia dijo...

Yo ahora estoy con "Saber perder" de Trueba y, la verdad, me está gustando mucho, pero soy muy anárquica con las lecturas... leo lo que me apetece...lo que me atrae y tengo pendiente el libro de Siri Husveltd que ya recomendaste.

En todo caso, a mi lo que me maravilla es que tengais tanto tiempo para leer, porque yo es que no puedo.....

molinos dijo...

Koldo, yo los Best seller intento evitarlos, La sombra del viento, el niño del pijama a rayas..todos esos me horrorizan.
El de los hmbres que no amaban a las mujeres te gustará si has leido a Mankell, es el mismo estilo.

JOsé Antonio, de Siri te recomiendo " Todo cuanto amé", mejor que " Elegia por un americano". Ya hablé de ese libro en otro post.

Silvia, yo puedo dejar de hacer miles de cosas con tal de tener tiempo para leer.

Gww dijo...

Impresionante lista de lecturas en sólo dos meses. Yo me tengo que conformar con la lectura en el Metro (y cuando puedo).

En fin, muchos títulos querría leerlos... sobre todo el de Vidal ya que le he echado un ojo alguna vez.

Y, en cuanto a Roth, como dices, siempre escribe la misma novela o, para ser más justos, siempre escribe sobre los mismos temas. Pero a mí me engancha con el ritmo de su escritura; de manera sencilla y constante va creando un tejido del que resulta difícil escapar a las pocas páginas.

Bueno, a ver qué nos dejas para marzo-abril, ja, ja, pura envidia.

Como me gusta tu blog te incluyo en el Goglle Reader para leerte a menudo.

Un abrazo.