viernes, 11 de septiembre de 2015

No todas


"Que los textos de @Barbijaputa levanten tantas críticas demuestra cuánto queda por hacer en la lucha por la igualdad" Ignacio Escolar. 

Y que los ficus no hablen demuestra que todo les va bien en la vida. 

Yo no quería escribir sobre la Juana de Arco del feminismo de trincherita porque no, porque para qué... pero cuando me noto hervir la sangre y hormiguear los dedos y se me atraganta el Mix 5 de alpiste, sé que o hago algo o los que me rodean van a terminar salpicados por mi bilis. 

Para el que viva a salvo de este conocimiento y, por supuesto, más feliz que yo, resumiré la situación. Barbijuana sustuvo en un artículo publicado en el diario que todos los hombres son potenciales asesinos porque todas las mujeres somos potenciales víctimas de su maltrato y opresión. 

"Al igual que todas las mujeres somos víctimas potenciales, los hombres son verdugos potenciales. ¿Quiere decir eso que todas las mujeres vamos a ser violadas o maltratadas? No. Al igual que no todos los hombres serán violadores o maltratadores. La ventaja es que los hombres al menos saben si ellos son o no verdugos: las mujeres no podemos saberlo nunca, el riesgo siempre está ahí".

Tal cual. Se queda tan pancha. Cada uno es libre de sacar las conclusiones que quiera, por muy peregrinas que sean, incluso aunque sean completamente bobas. Me parece bien. Ahora, lo que me hostiliza hasta el infinito es el hecho de envolverlo en un paquete de regalo que incluye:

- actitud salvadora: ¡Eh chavalas!, he venido a ser vuestra abanderada porque no lo sabéis pero sois unas pobrecillas oprimidas. 

- actitud de chulo de instituto. Y sí, he puesto chulo con toda la intención. Actitud de John Travolta en Grease, "eh, chavalas, vengo a salvaros, yo voy a defenderos de cualquiera que os diga nada, porque vosotras, pobrecillas, no sabéis". 

- actitud de mantón de banda. O eres de tigres o eres de leones. O gritas "babor, babor, que gane babor" o gritas "estribor, estribor, que gane estribor". O eres pares o nones, o blanco o negro. 

- actitud de terapeuta de tres al cuarto. "Usted no lo sabe pero está enamorado de su padre"..."Tú no lo sabes pero eres una víctima" y "Tú no lo sabes pero eres un verdugo". 

Con todo esto, Barbijuana te trae el regalo y tienes que aceptarlo sí o sí, porque si no lo haces, resulta que o eres una desagradecida, o estás tan oprimida por el patriarcado que ni siquiera sabes qué hacer con tu vida. Si eres un hombre y dices "hombre, yo creo que las cosas no son exactamente así", estás siendo "postmachista" que a mí me suena exactamente igual de vacío de contenido que el "predeporte" como actividad extraescolar. 

Este regalito fue el lunes, lo leí, me encabroné no sé muy bien si como víctima oprimida o como postmachista pero me callé. Sin embargo hoy, hemos tenido segunda entrega del regalito. 

"El hecho de que haya personas que comparen a la mitad de la población española, los hombres, que además de ser un grupo mayoritario es un grupo opresor sobre las mujeres por los privilegios de los que disfrutan (cobran más por el mismo trabajo, no son discriminados en entrevistas preguntándoles si tienen pensado ser padres, no temen que se les cosifique ni tienen temores como quedarse a solas con un desconocido, no tienen riesgo de ser violados en cualquier esquina…) con un grupo minoritario y oprimido como el de los gitanos, o con los negros en EEUU, otro grupo oprimido y discriminado, deja claro que el machismo vuelve a centrar el debate en el hombre y en cómo cada artículo feminista es recibido como un ataque, en vez de asimilar el objetivo de lo escrito: empatizar con la realidad de las mujeres en situaciones vulnerables".

Ole. Resulta que o comulgas con todo su artículo o estás atacando. 

Estoy siendo muy buena porque no estoy haciendo sangre de la parte del artículo en que mezcla chicas indias violadas con camareras con champán envenenado en una fiesta pero la conclusión de Barbijuana es que como todas las mujeres están en peligro, todos los hombres son peligrosos y o aceptas esto como un dogma de fe o no estás empatizando con el problema. 

Para sostener su cruzada de trincheritas, se ha dedicado a recopilar ejemplos de mujeres que en algún momento se han sentido amenazadas o que tienen miedo por la calle. Y son muchas, muchísimas, cuando no debería ser ninguna. Pero, que sean muchas, muchísimas, una barbaridad de ellas no significa que cada hombre que te encuentras por la calle, conoces o con el que tienes una relación vaya a maltrarte, pegarte o asesinarte. Es una conclusión tan evidente que da vergüenza tener que escribirla. ¿Todas esas mujeres no conocen muchos hombres con los que están seguras y tranquilas y sin ningún tipo de miedo? Seguro que sí: sus padres, sus amigos, sus compañeros de trabajo, de gimnasio. 

Una vez más lo repito para que quede cristalino: queda muchísimo para la igualdad, hay mucho por lo que pelear, mucho en lo que educar. Soy mujer, trabajadora, tengo dos hijas y me NIEGO absolutamente a convertir a mis hijas en unas odiadoras profesionales de hombres. 

Y para el Sr. Director del medio al que le parece que los textos de Barbijaputa demuestran lo que queda por hacer por la igualdad. Hay muchas mujeres, muchísimas, y muchos hombres, muchísimos que no necesitamos ni de lejos ese tipo de artículos banales, frívolos y de trincheritas para saber lo que queda por hacer. 

La diferencia es que esas muchas mujeres y esos muchos hombres trabajamos juntos para ello en vez de armarnos con palos y horcas.

Sobre el mismo tema, ya escribí hace un mes "No me liberes" 

50 comentarios:

La Buhonera dijo...

Joder, gracias. De verdad. Leí la primera entrada, me sentó como una patada, y poco después dejé de seguirla porque me parecía absurdo. Por cosas interesantes que diga, hay demasiado odio y demasiada arrogancia en lo que cuenta.

Cuando he visto el despliegue de tuits de mujeres que andan acojonadas ma han dado ganas de preguntar qué pasa con las que vamos por la calle de noche tranquilamente, sin pensar en el tío que camina detrás y sin llevar un puño americano en el bolsillo. ¿Somos masculinas? ¿Inconscientes? ¿Gilipollas? ¡Porque también existimos!

Es más, yo voy super tranquila porque a pesar de todo no conozco a ninguna mujer a la que un desconocido en medio de la calle le haya intentado hace nada más allá de robarle, navaja mediante. Que no es que sea poco, pero a un tío se lo hacen igual.

Eso no es feminismo ni es igualdad, es fomentar el odio de manera absurda. Y lo peor es lo que comentas, que si no compartes el discurso completo eres machista y una oprimida que ignora su situación y blablabla. Y si eres hombre ya... a la hoguera.

Gracias por el post, en serio. Era necesario.

Pau dijo...

Como soy infinitamente más honesta que Barbiejuana, empiezo diciendo que mi argumento es en el inicio prestado (de su artículo no hay ni una coma original, salvo en la primera parte, en la que tratando de pasarlo por original, cambió los M&Ms por copas de champán):
Mueren muchísimos más hombres asesinados que mujeres, sin embargo -según sostiene Barbiajuana, porque conozco mujeres sin miedo (yo lo he tenido y no lo he tenido en momentos puntuales de mi vida) y hombres con miedo- los hombres tienen menos miedo a ir solos por la calle a pesar de que tienen muchas más posibilidades de morir (porque cuando habla de "potencial" se refiere a estadísticas ¿no?)... ahí sí veo patriarcado, a que en primer lugar a las mujeres se nos enseña a tener miedo y, en segundo lugar, ese "ten miedo" es una forma de culpabilizarnos ante una agresión "sabes que el mundo es peligroso ¡no paro de advertirte!", que se puede traducir como "si sales de casa y te pasa algo la culpa es tuya".
Lo que me irrita es que EN NOMBRE DEL FEMINISMO se me dice que he de tener miedo, se me convierta en VÍCTIMA, se me enfrente a la mitad de la especie como si esa mitad de la especie no tuvieran que luchar también por el feminismo, como si el feminismo fuera sólo cosa de las mujeres... Este feminismo que defienden las barbiejuanas del mundo se parece TANTO al machismo más rancio de toda la vida que me confieso absolutamente incapaz de distinguirlos... A mí que esta gente no me salve, prefiero seguir siendo una mujer fuerte, prefiero seguir sin ser una víctima, prefiero seguir sin estar libre de crítica porque "eh, soy mujer, si criticas lo que digo lo haces por machismo"
En definitiva: que se vayan a la mierda con su feminismo mierder de caza de brujas y sección femenina, mi opción es la que defiende que ni somos débiles, ni víctimas.

Anónimo dijo...

feministas así no le hacen ningún bien a las mujeres, qué de odio destila esa mujer,...
Feli

Anónimo dijo...

Pedimos igualdad pero son muchas de nuestras Congéneres las que nos ponen la zancadilla, tratandonos como víctimas y llegamos a creerlo y al final es lo que inculcamos a nuestros hijos, entiendo que en un momento de la historia (supongo que la prehistoria), habia que proteger a la mujer ya que era la que daba a luz nuevos miembreos del clan y asi la consecución de la especie, pero hoy en dia?????, creo que carece de sentido.
Conozco muuuuuchos hombres que solo por ser hombres y levantar la voz en una discusión son tratados de maltratadores, pero conozco muchas mas mujeres que maltratan hombres y ahí no pasa nada. Me río yo sobre el victimismo femenino. Tengo HIJOS, y no los educo en el respeto a la mujer solo por serlo, sino en el respeto al prójimo, sea quien sea, hombre, mujer, niño, negro, blanco, azul o verde.

Anónimo dijo...

No piensas que ambos "post" pueden ser válidos? El tuyo desde la mesura y el de ella desde el radicalismo? Pero dependiendo del ojo que los lea tienen un significado u otro? A mi tu post me ha encantado, pero de el barbijaputa no creo que sea una apología de odio hacia el hombre!! o si? Quiero decir....a lo mejor su forma exagerada de escribir es una pose, que a lo mejor llega a mas lectores...No se, es una reflexión...

M. dijo...

No hay nada más triste que una mujer tirando piedras contra la causa de las demás mujeres, de todas, incluyendo a tus propias hijas, que algún día se verán en esas mismas situaciones peligrosas que tan acertadamente expone Barbijaputa y que hemos vivido TODAS.

Ridiculizarla a ella y ningunear su discurso con ese "feminismo de trincheritas" que tan ingeniosos crees que te ha salido, dice mucho de ti y de lo que denuncia la propia Barbijaputa.

Anónimo dijo...

Ahora resulta que ser mujer en España y vivir con miedo a que te haga algo un tío son la misma cosa. Y yo no me había enterado, fíjate tú. Será porque soy macho y entro en la categoría de los potenciales agresores y, claro, yo produzco miedo, no lo padezco. A ver ahora cómo superamos ahora entre todos las ironía de que la naturaleza nos haya hecho a los hombres más temibles( en una refriega lo teneis crudo)y a las mujeres más fértiles ( a veces añoro quedarme preñado). Lo cierto es que no podemos hacer nada al respecto. Es lo que hay. Vivir con miedo es una opción. No ayuda a que el mundo sea mejor y es bastante aburrida pero da muchos retuits. Nunca se ha creado nada bueno desde el miedo. Mira que tus posts estilo maternity me aburren soberamente Molinos, pero en esto eres muy tío y , como yo también lo soy, no tengo más remedio que apoyarte.

Anónimo 82.

Alberto Secades dijo...

Que se entera Aristóteles que la hijaputa de la Barbie le anda trastocando a él la diferencia que estableció (hace un puñado de años) entre "potencia" y "acto" y creo que le da un mal y se remanga a actuar a plena potencia.

Alguien tenía que decirlo.

Anónimo dijo...

Hola, cuento mi caso aunque se que está bastante complicado

Soy chica, bastante joven. Me considero incluso "feminista" sabiendo que esto trae mucho debate y pienso que no solo hay una "ideologia" siendo esta EL FEMINISMO, sino que hay muchas ramas y muchas van luchando por el "bueno" que es el suyo. Y sí piensas que hay idiotas que piensan que las mujeres por serlo, son buenas y los hombres por ser son malos, dando pie a una estupida lucha

Pero estoy harta de estas "feministas". Estoy harta que incluso hasta ciertos periodistas hombres se echen piedras a ellos mismos por Twitter, como vi hace semanas. Yo no pienso que un hombre tenga que ser un maltratador latente, sino que todos y todas podemos ser maltratadores

Por ejemplo yo tuve acoso sexual pero... mi maltratador fue un discapacitado. Cuando lo contaba muchos por la condición de él le quitaban hierro al asunto, como si por ser discapacitado (y por tanto formar parte de una "minoria oprimida") le hiciese bueno: ¿como te puede hacerte eso? ¿él? (y esto una feminista de estas "Guays") ¿que encima va a charlas feministas y dice cosas muy bonitas de las chicas? (como si eso tambien le hiciese más libre de sospecha aún y no se diera la opción de que fuese feminista solo de "puertas para afuera") Menos mal que no me enamoré jamas de él.

Es como si al formar parte parte de una "minoria" (siendo esta: mujer, negro, discapacitado, extranjero) significa que seas bueno, cuando todos podemos ser unos completos idiotas.

Por todo esto, ya tengo que "odiar a los hombres"?? En definitiva no. Soy hetero (aunque respeto la opción sexual de las personas) y espero encontrar a un chico que sea majo.

PD. Comparto punto por punto esto que dice Loles León, ya que yo también defiendo la custodia compartida si ninguno de los padres es maltratador: https://www.youtube.com/watch?v=OsVR3ouwJVA

sonia dijo...

Bonita fotografía de Steve Schapiro.Estos dos ¿estuvieron liados,no?

Crónicas de una Española en Viena dijo...

Esta tía lo que necesita es un buen polvo, vaya, que la empotre uno de tus "empotradores". Odio el feminismo de tres al cuarto, eso ni es feminismo ni es na. Esta tipa está más frustrada que una lagarta en el Tirol.
Besos

Hache dijo...

Yo creo que Barbijaputa (y otros muchos) a veces roza el ridículo y no comulgo con muchísimas cosas que escribe, pero no estoy de acuerdo con la crítica a ciertas partes de este artículo. No creo que quiera decir que todos los hombres son potenciales violadores, en absoluto (o eso espero, por lo menos es lo que yo entiendo), se refiere más bien a que una chica sola por la calle de noche, con cualquier tío que se le cruce, sobretodo si van los dos solos o si ella ya se ha llevado algún que otro susto, se le pasa por la mente "joder, ya se que no, pero y si fuera un violador, a ver qué leches hago, porque estoy indefensa" y acelera el paso. Vamos, que en su mente, es un "potencial violador" aunque desde luego la expresión que Barbijaputa usa es buscar polémica barata.

No hablo de todas las mujeres, está claro, y no creo que sea el mismo miedo el que siente una mujer de 40 que una cría de 18 años volviendo de fiesta, pero creo que la mayoría lo hemos sentido alguna vez.

En todos los casos, ese miedo no debería existir, no deberíamos mirar a los hombres con ningún miedo, ni las madres tendrían que verse en la obligación de decirles a sus hijas "no vengas sola, que te acompañe un amigo". Esta claro que existe un grave problema, injusto para nosotras e injusto para los hombres a los que desde luego no les tiene que dar ningún gusto ver como una chica los mira con recelo.

Hablando desde la experiencia personal, tengo 25 años, siempre he sido bastante prudente y puede que yo haya tenido mala suerte, pero una de las pocas veces que volví sola a casa (en un barrio céntrico) me llevé un buen susto cuando un hombre me cogió por la espalda (ya os imagináis que intentaba).

Por lo tanto...creo que es un miedo justificado, cosas así ocurren cada día. Y, por lo menos a mi edad, algunas más valientes, algunas menos, se nos cruza por la cabeza al encontrarnos en un callejón a solas con un extraño "a ver si me hace algo". Triste, muy triste.

Y un abrazo Moli, que me encanta tu blog :)

Patricia dijo...

Pues Molinos yo esto no lo tengo tan claro. Yo reconozco que cuando era mas jovena, porque ahora ya soy viejoven y salgo menos, tenia miedo al volver de noche y me habria puesto ojos en la espalda si hubiera podido. Tenia amigas que no tenian ni pizca de miedo de cruzarse la ciudad a pie a las cuatro de la mañana, cierto, pero yo sí que lo tenía. No sé si eso me hace más tonta, más débil, más vulnerable o más prudente y más consciente. Pero eso no me hace más feminista, ni me hace odiar a los hombres. Yo tenía miedo de que un hombre con malas intenciones me hiciera daño. Y es un hecho que hay hombres que violan a mujeres por la calle, y no la inversa. Un hombre temeroso de que una mujer le violase en el portal tendría un miedo igual de respetable psicológicamente pero sin conexión con la vida real. Una mujer que no sepa que algo así le puede pasar es una mujer que acaba de llegar del espacio exterior o una mujer con problemas Cognitivos. Por supuesto que todos los hombres no van por ahi agrediendo a chicas en la noche! Huelga decirlo. Pero también es de cajón que una mujer que va por la calle no sabe si ese agresor chungo malo malísimo está a la vuelta de la esquina o en Timbuctú, asi que va con los ojos abiertos por si acaso. Este es un debate complejo pero creo que tu reaccion es tan cainita como la de Barbie. Porque no hay blancos y negros, es un tema complicado. Me recuerda al debate en los campuses de USA sobre las chicas violadas tras las fiestas de las fraternidades: cogen unos pedos tremendos, sus compañeros de estudios las violan y luego dicen que llas querían, o no löegan a decirlo porque ellas se sienten tan culpables que no lo denuncian, porque temen que los demás piensen que fue su culpa por beber hasta perder la consciencia. Que le dirías a tus hijas Molinos? Les dirias 'bebe lo que te dé la gana porque es tunderecho y no eres una víctima, y si te viola tu compi es que es un violador'. Yo a la mía le diría por dios mi niña no cojas comas etílicos en esas circunstancias y si ves que te dan un jamcuco llamame que me cruzo el Mississipi para ir a recogerte en ese mismo minuto. La estaría convirtiendo en víctima? Nos guste o no, las mujeres tenemos que ir por la vida con más cuidado. Eso no me hace débil. Solo me hace víctima si tengo mala suerte de encontrarme con quien no debo. Pero basta de patrañas porque la precaución tengo que tenerla, y no por ello estoy en una trincherita ni soy feminazi ni pienso que zodos los hombres son malisimos. Ya está bien por dios. Que si digo que me podrían violar y encima tengo que aguantar que me llamen feminazi ya me parece la bomba Molinos. Pd perdon por las erratas pero la tablet es infernal

Bethelgueuse dijo...


Mientas se siga confundiendo feminismo con misandría este lio no tendrá fin. La mayoría de las supuestas abanderadas del feminismo como esta barbijaputa no son más que odiadoras profesionales de hombres, que lejos de aportar algo a la histórica lucha de las verdaderas feministas no hacen más que tirar piedras sobre el tejado ya colocado y, para más inri, confundir al resto de modo que las feministas ya todas somos "feminazis" .

Yo también estoy jartita de tanto feminismo de salón y twitter.
Que se vayan ya a una islita sin hombres que allí serán felices...oh wait!

Raf dijo...

Amén, hermana. Solo un detalle, te sobran un par de tes o tres en la entrada. Entiendase tes como singular de la t.

Anónimo dijo...

A Patricia. Comprendo "tu miedo" , pero hay otro dato que es cierto: el violador suele ser un allegado a la victima. Es es posible que te acose un compañero de clase o de trabajo, que uno que va por la calle, por lo que incluso te puede pillar mas "desprevenida" por esa cierta relacion de afecto, que hace que muchas se confien mas en un conocido que en un desconocido. Para mi lo importante de esto tiene que ver con la "educación"

saludos

Anónimo dijo...

A ver, si de lo que trata Barbiejoputa es montar un debate-cirio sobre una verdad de perogrullo, hay que decir que:

1. Estadísticamente los hombres somos más peligrosos.

Sí, esto es verdad e impepinable.

2. Ergo tanto hombres y mujeres deberíamos tener cuidado si nos cruzamos con un indeseable a altas horas de las madrugada ( os juro que yo también he sentido miedo y me he cambiado de acera para esquivar a según qué tíos. Por supuesto, nunca me cambiaría de acera para esquivar a una tía)

3. El miedo que pueda sentir una mujer nunca será comparable al que pueda sentir un hombre por la sencilla razón de que biológicamente está peor equipada para defenderse. ( aún así muchos hombres vivimos con la ilusión de que podremos, llegado el caso, defendernos y plantar cara y luego lo acabamos pagando de mala manera)

Pues esto también es cierto, mira tú.

Sí vale, todo muy cierto, pues menudo descubrimiento Barbiejoputa, hay tíos malos y peligrosos, no me digas, y una mujer siendo mujer no puede evitar sentir miedo, no puede ignorar que esos casos existen cuando lo que está en juego es su vida y su integridad. Vale, lo acepto, lo respeto, me parece muy bien. ¿ Y ahora qué?, ¿ qué política haces con eso?, ¿ cual es es mensaje aparte de " el que no sepa entender esto es un machista"?. Porque el miedo en sí mismo no sirve para nada. El miedo es un asunto privado, una pauta personal, un "me tiro por esta calle y no por la otra, un "mejor espero que me acompañe mi amiga o mi novio". El miedo sirve para regular nuestra conducta personal, para evitar situaciones estadísticamente poco favorables o calles solitarias y muy oscuras.El miedo, evolutivamente hablando, dispara nuestras posibilidades de supervivencia y todo el mundo, incluso las mujeres, hace muy bien en tenerlo en según qué sitios pero el miedo, lamentablemente, se agota en sí mismo.

Los hombres podemos dar miedo, vale, pero ¿cómo vas a construir una sociedad donde los hombres demos menos miedo y las mujeres se sientan más seguras?, ¿ diciendo que lo pasas muy mal por las noches cuando vuelves a casa y que hay un ejército de mujeres en la sombra como tú que lo pasan también fatal y que encima cuando lo cuentan reciben ataques del sector masculino?, ¿ educando a a las niñas en tácticas sobre cambio de acera a altas horas de la madrugada?,¿really?

Yo creía que la sociedad había mejorado precisamente porque todos, hombres y mujeres, habíamos arrimado el hombro y hecho todo lo posible por presumir la igualdad y la bondad del sexo contrario a pesar de las calles oscuras y solitarias, a pesar de las excepciones y del miedo. Pero ahora resulta que tú ya no puedes creerlo y que tienes miedo. Eres libre de tenerlo faltaría más, tu miedo es tuyo, eres libre de tenerlo e incluso de hacer de ello un topic/tema. Pero creo que tu miedo a mí y a muchos/as no nos representa.

Anónimo82



Pep dijo...

Gracias al segundo artículo de esta congénere del sexo femenino y su definición de potencial, acabo de descubrir que mi perro es un asesino despedazador en potencia ... que dientes tan grandes tiene, y como los enseña cuando ladra ....

y los coches.. imagínate que en lugar de ir por la calzada empiezan a ir por la acera.. la cantidad de gente que se cargarían... asesinos opresores en potencia.. Terminator, acaba con ellos...

P.S: siento las burradas, pero después de tanta palabra seria...

Anónimo dijo...

Creo que tú tampoco has entendido la entrada de Barbi. Yo sí siento miedo y sé que no todos los hombres son malos, pero hasta que no les conoces, pues tienes la duda.

romi dijo...

Que te guste más o menos lo que escribe Barbijaputa debería ser diferente a ridicularizar no sólo lo que escribe sino lo que te imaginas que piensa y siente, ponerle nombrete, generalizar sobre el feminismo despreciándolo...

Fíjate que de tu entrada se puede decir también:
- actitud salvadora: de las malditas feministas como Barbi

- actitud de chulo de instituto. Y sí, he puesto chulo con toda la intención. Actitud de John Travolta en Grease, "eh, chavalas, vengo a salvaros, yo voy a defenderos de Barbi

- actitud de mantón de banda. O eres de tigres o eres de leones. O gritas "babor, babor, que gane babor" o gritas "estribor, estribor, que gane estribor". O eres pares o nones, o blanco o negro.

- actitud de terapeuta de tres al cuarto.

Me parece que una estupenda lectora como tú debería ser más honesta en la crítica, más allá de su forma de expresarse compartible o no, en ningún lugar escribe que todos los hombres sean agresores (la definición de potencial está en el diccionario). Yo no me siento interpelada por Barbi a odiar a todos los hombres.

En fin, que cuando escribes sobre ella sacas una Moli que no mola nada.


Anónimo dijo...

Bueno, cierta actitud de "salvadores" destilamos todos en nuestros blogs...

África González Alonso dijo...

Agradezco que alguien piense como yo, Moli. Empecé a seguir a Barbi hace años porque su blog era magnífico y es una pena que ahora solamente hable de política y lo que ella denomina feminismo pero que se parece más a la misandria que otra cosa. Y los comentarios que suscita, pues mira, muestran un sector de la población que no tiene o elegancia o ganas (o ya les han hinchado las pelotas lo suficiente como para callarse ante la provocación) para ignorarla. No la he dejado de seguir porque me ha dado pena, pero es cierto que últimamente mi TL me amarga la vida y cada vez me meto menos en esta red social.

Personalmente, a mí me crió una madre maltratadora, y desde que vivo con mi padre estoy mejor. Me jode mucho cuando oigo hablar de la dimensión de mujer solo como víctima y no se plantea la idea de mujer culpable. Si queremos igualdad también debemos aceptar nuestras faltas, no iba a ser todo bueno. Además, no me representa la palabra víctima, como mujer, me representa la fortaleza, el afán de superarme y la esperanza de poder realizarme. No pienso vivir con miedo por ganar una inútil guerra de sexos que no va a llevar a nada.

De nuevo, gracias, Moli, por retratar lo que muchas mujeres pensamos.

Anónimo dijo...

El día que lo habitual sea que un violador reciba una somanta de palos por parte de su potencial víctima y consiga siempre repeler la agresión, las mujeres dejareis de tener miedo. Pero eso no va a ocurrir. La naturaleza nos ha hecho desiguales y, en ese sentido, si lo que pretende decir es que un hombre puede someter a una mujer a su voluntad y que eso da miedo, lo único que se ha hecho es describir la realidad. Visto así, claro que todos los hombres son potenciales verdugos ( también de otros hombres), y todas las montañas potenciales avalanchas y todos los casamientos potenciales divorcios. Pero es que decir eso y no decir nada es lo mismo. Así que las que tengais miedo de andar por la calle a altas horas de la madrugada o los que tengais miedo de subir a un avión, teneis dos posibilidades: no hacerlo, o apechugar con vuestro miedo e intentar disfrutar de la vida tomando como hacemos la mayoría las precauciones que dicta el sentido común. Lo que no puede hacer nadie es garantizaros un itinerario libre de psicópatas aunque quizá alguien debería haceros notar que los finales felices en este país después de una noche de marcha, son, afortunadamente, una absoluta y aplastante mayoría y que vivir gobernadas por el miedo en esas condiciones es ligeramente paradójico. Podemos , eso sí, los hombres andar más despacio, cambiarnos de acera y no hacer movimientos bruscos para reforzar vuestra sensación de seguridad en mitad de la madrugada, pero no veo yo como esa deferencia tan estúpida podría salvaros de los chicos verdaderamente malos.

Anónimo82

Anónimo dijo...

Lo de que todas las mujeres son potenciales víctimas y entonces todos los hombres potenciales agresores me parece una estupidez tan magnifica como escribir que todas las mujeres son potenciales putas y todos los hombres potenciales proxenetas. Una chorrada descomunal. El razonamiento es tan pobre, torpe y absurdo, que no merece mayor comentario.

Me voy al fútbol. Saludos.

Fdo. Aquel viejo blog marlei.

Zynn dijo...

Moli, con tu anterior artículo envié un comentario defendiendo a Barbie, que por supuesto no publicaste. Es tu blog, puedes hacer lo que quieras. Por mi parte, repito lo mismo: perro no come perro. No concibo que la única forma de criticar a Barbie sea ridiculizándola. Tampoco entiendo que permitas en tus comentarios a gente que sugiere que lo que necesita Barbie es que la empotren.

Desde luego, con esto has perdido una lectora.

Hasta nunca.

Elena dijo...

Me dan pena tus hijas. Fui al mismo colegio que ellas, así que sé lo que les están metiendo en la cabeza allí. Y después de leer esto, veo lo que aprenden en casa. Pena de futuras mujeres. Pena.

De alguna manera, esta entrada y los comentarios validan y ejemplifican las palabras de Barbijaputa. No sé si eso es gracioso o triste.

Más bien triste, no?

Yo misma dijo...

Cronicas de una española en Viena: ¡qué pena de comentario! Si una mujer dice algo que te parece (o es) negativo lo que necesita es que la empotren. ¡Qué vergüenza de comentario! Al parecer que te metan un pene, empotrándote, te mejora el juicio ¡ole ole y ole! Ahora ya sé lo que hacer cuando esté espesa, pido que "me empotren" y ya está. ¡Qué pena más grande!

estrelladaa dijo...

Yo debo ser una miedica, y mis amigas también, porque nos vemos reflejadas en las situaciones que describe esa bloguera que tanto detestas, cambiarse de acera por la noche si no hay casi gente y ves un chico o varios en tu mismo camino,culpable! llevar un spray cuando llegas de trabajar en el turno de noche y te toca aparcar en el quinto pimiento de según que calles, culpable! acelerar el paso cuando un grupo de chicos borrachos te piropea o te increpa, culpable también. Si los artículos de esa bloguera de la que tanto te mofas sirven para que uno de esos chicos que cuando va en manada vea divertido rodear a una chica, se lo piense dos veces, porque entienda el miedo que puede causar en una chica que va sola, (cuando esa seguramente no sea su intención, porque seguramente no crea que ella se pueda asustar por su culpa o si, eso depende claro), si conseguimos que se lo piense 2 veces, y no lo vuelva a hacer, y que inste a sus compañeros a que dejen ese comportamiento, entonces el artículo de barbijaputa o como se llama, valdrá mil veces más para la libertad de las mujeres, que el tuyo atacándola. Piénsalo

Sobrevolando los 40 dijo...

Me alegra no conocer ni haber leido nunca a la tal Barbijaputa. Ya el nombre me resulta algo absurdo y tampoco creo que los hombres sean verdugos y nosatras, las mujeres, sus víctimas. Tengo padre, dos hermanos, diez tíos, muchos primos y grandes, grandes amigos masculinos, un marido y dos hijos. Nunca, nunca me he sentido amenezada por ellos. Ni por ellos ni por ningún otro hombre. Debe ser que vivo en los mundos de Yupi o que no me siempre el lado oscuro de nadie. Muchas ganas de buscar lo negro de la vida veo yo en muchas actitudes. Educo a mis dos hijos y a mi hija en la igualdad y sobre todo, en la naturalidad. En buscar únicamente ser felices y hacer feliz al que te rodea. Y desde luego, no prejuzgar a nadie por su sexo. Un consejo, deja de leerla y ¡que la den! Besos.

Marujaenindia dijo...

¡Ole y ole! Y yo que creía que los cuentos de hadas eran machistas porque el príncipe fuerte y vigoroso tenía que salvar a la débil e indefensa princesa y por eso no se los debíamos contar a nuestras hijas... Y ahora resulta que las débiles e indefensas mujeres tenemos que esperar a que nos salven las fuertes y vigorosas feministas. Jare.
Hace unos meses compartí en Facebook un comentario que circulaba por la red diciendo que yo no me consideraba feminista "así", de las que odian a los hombres y tal... Un antiguo compañero gay colgó mi comentario en su muro y ME LINCHARON. QUe si con todo lo que hacen las feministas por las mujeres hay que ver qué desagradecidas somos y qué metido está el patriarcado en nuestro sistema que ni siquiera nos damos cuenta de que les estamos haciendo el juego. Y yo, que he sufrido el machismo, que he luchado contra él, a mi escala, que he vivido en la India (ejem, perdonen, ¿machismo? cuando me quedé embarazada en India y fui a hacerme la ecografía ésa en la que ya se distingue el sexo del bebé, pregunté y me dijeron que por ley no lo pueden decir para evitar que aborten niñas. De hecho, hay gente que lleva ecógrafos ambulantes a paradas de autobús para adivinar el sexo de los bebés "off the radar" para que las familias puedan abortar a las niñas, que son muchas dotes si no...), entro en combustión cada vez que me dicen lo que tengo que pensar, lo que tengo que sentir, lo que tengo que exigir y lo que tengo que defender y cómo. Que no he salido de debajo de las "alas protectoras" de unos para pasar a las de otros, coñe. Yo defiendo los derechos de las mujeres A HACER, DECIR Y PENSAR lo que les dé la puta gana. Y en ese contexto, que Barbie diga, haga y piense lo que quiera. Pero por sí misma. Que por mí ya lo hago yo, que tengo dos manos, dos pies y una cabeza rellena de cerebro (y otras cosas) como cualquier mengano o mengana. Sólo faltaba. Ole, Moli.

Marta dijo...

Yo es que creo que esto tiene un resumen muy simple: ¿cuántas mujeres tienen miedo de caminar solas de noche por una calle desierta? Muchas. ¿Cuántos hombres? Casi ninguno. ¿Cuántas agresiones sexuales a mujeres se producen? Muchísimas. ¿Cuántas a hombres (adultos)? Ninguna. Idem con piropos groseros y sobeteos en el metro.

Anónimo dijo...

Pues yo debo ser una inconsciente, porque no siento miedo de los hombres que no conozco. Y de los que conozco tampoco.
He viajado por el mundo sola y no me ha pasado nada. Lo único que me causaría bastante desasosiego, sería viajar sola a algún país musulmán. Y no me atrevo.

Cristina dijo...

Pero decir que todos los hombres son agresores en potencia es un poco como cuando algunos dicen que los inmigrantes son terroristas en potencia, ¿no? O que en razón de que los racistas son de blancos sobre negros, todos los blancos somos racistas en potencia. Que lo mismo es verdad, pero ¿de qué sirve comentarlo? ¿Es mejor ver a los hombres así, como agresores en potencia? ¿No será mejor que los veamos como individuos y no como un colectivo potencialmente agresor? ¿Se va a beneficiar el feminismo de eso? ¿Cómo?

Yo soy mujer, tengo miedo de ir por las calles de noche, he sufrido abusos machistas en ambientes laborales y familiares..., no es que no esté adherida a la causa, es que no entiendo esos razonamientos, no creo que le hagan un bien al feminismo, y no creo que todo discurso etiquetado como feminista tenga que ser aceptado porque sume a la lucha, al revés. Las barbaridades desprestigian las buenas causas.

La pregunta que yo me hago es: ¿sirve este discurso para mejorar en algo la causa que defiende, ayuda a alguna mujer a no ser violada, ayuda a algún hombre a tomar conciencia, nos ayuda a acercarnos para solucionar un problema que es de todos? A mí me parece que no.

Anónimo dijo...

No sé que tiene el tema del feminismo que levanta tantas ampollas...si se supone que existe tanta igual... ¿A qué viene tanto debate?. Es cierto que se ha avanzado muchísimo en el tema de la igualdad pero hay que reconocer que todavía falta mucho por hacer, sobretodo ciertas conductas machistas que nos haría bien a la sociedad que desaparecieran de una vez por todas.
He leído tanto tu post como los de Barbie.
Creo que ha sido desafortunada (con o sin intención) al decir lo de potencialmente violadores pero su artículo habla sobretodo del miedo que tenemos muchas mujeres al estar solas en diversas situaciones porque nos hace y esto es una muy triste realidad vulnerables a las agresiones sexistas. Y con esto no tiene que ser violaciones, sino tocamientos, insultos, acoso, etc. Si eres mujer y no has sentido miedo..mi más sincera enhorabuena. Tampoco quiero decir que te tengas que encerrar en casa, si no tener ciertas precauciones más por sentido común.

Os podría contar todos los trucos que tengo cuando voy sola de noche por la calle, el miedo que siento, en el que hasta un abuelito con muletas me parece un asesino en serie...o como un baboso me abordó a medio día en una estación de autobuses porque estaba sola y como me insultó porque no quise seguirle en juego...por eso voy a encerrarme en casa y no hablar con ningún hombre, odiarles a todos e irme a una comuna hippie hembrista...NO.
Pero sí tengo que utilizar el sentido común y ser excesivamente prudente en cierta clase de situaciones y tener miedo porque eso puede que me salve.

Para terminar os voy a contar una anécdota que me ha recordado este debate. En Sanfermines de hace unos años, unos amigos (chico y chica) se encontraron a una pareja discutiendo. La chica estaba borracha rozando el coma etilico, el chico se la estaba llevando a la fuerza. Mis amigos asustados preguntaron a la chica si conocía al chico (el chico tenía buenas pintas y estaba sobrio) la chica dijo que no, pero el chico insistía en llevarsela y en decir que si la conocía. Tenía buenas pintas, mis amigos podrían haber pasado al fin y al cabo la chica era la que estaba borracha....pero y hay está la cuestión y si era verdad que no le conocía. Al final no se arriesgaron y llamaron a la policía. A lo mejor el chico era una bellísima persona y sólo quería ayudar pero y si no...
No creo que sea la culpa de de TODOS los hombres, pero si es absurdo pensar que porque no nos haya pasado o que todos los hombres que conocemos son buenos no haya algunos que no lo sean. Porque los lobos a veces se disfrazan de corderos.

Anónimo dijo...

¿Pena de tus hijas? Pero bueno!! Dónde vamos a llegar? Qué tipo de persona hace este tipo de comentario? Cúal es la intención? Qué pretende? Me parece totalmente fuera de tono.
Un abrazo Molinos, y gracias por el post!
(aunque sólo he entrado para criticar un comentario...)

Anónimo dijo...

Cristina, es que esa pregunta final que te haces es precisamente lo que menos le interesa a Barbiejoputa. Aquí de lo que se trata es de difundir el miedo, crear un demonio (pero potencial) y, ya de camino, montar un circo. Como si los hombres no supiéramos y entendiéramos ya de sobra y perfectamente que las mujeres pasais miedo en ciertas situaciones, como si la mayoría de los hombres diariamente no nos pusieramos ya a disposición de nuestras amigas, hermanas, madres, esposas e hijas para acompañarlas y recogerlas cuando oscurece o el lugar no es recomendable precisamente porque somos muy conscientes de que pudiera rondar un malnacido. Claro, porque además de potenciales agresores, encima somos idiotas y todavía no nos hemos enterado del motivo por el cual os acompañamos. Pero, claro, tampoco es suficiente. Lo que se pide aquí es un servicio que vaya despejando en tiempo real la via de individuos de sexo masculino a partir de las doce de la noche.Francamente, eso va a estar complicado. Pero por pedir que no sea.

Anónimo82

palomamzs dijo...

Yo también he entrado para criticar un comentario, el de la española en Viena. Eso sí que ha sido machismo del casposo, del de barra de bar con palillo entre los dientes. Mucha dentera. Y encima es mujer.

NáN dijo...

Hay otras opciones, a mi juicio (débil y poco fundamentado) más necesarias, como las que se presentan aquí

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/09/10/babelia/1441900113_014976.html

Anónimo dijo...

¡Hola, Moli! Comento a menudo pero siempre anónima porque soy muy vaga :-) Como siempre, gracias por tu post, que me ha parecido interesante aunque no esté de acuerdo contigo. Vaya por delante que creo que va en línea de las ideas que has ido expresando, así que no me ha sorprendido al irlo leyendo.

Soy mujer, tengo 27 años y he crecido con 2 hermanas y 2 hermanos. Tengo una pandilla de amigos de la universidad que consiste sobre todo en gente de telecomunicaciones, del sexo masculino (que suele ser lo habitual en esta carrera) y soy heterosexual. Se puede decir que conozco a una buena cantidad de hombres que me han acompañado a lo largo de mi vida entre familiares, amigos y compañeros de clase y trabajo. Los adoro a todos y me siento comodísima entre ellos. Entre ellas un poquito menos, porque las dinámicas son distintas, aunque cuento con unas cuantas amigas de esas que están para un roto y para un descosío y con las que siempre puedes contar.

No he leído el artículo de Barbijaputa, vaya también por delante: no me gusta cómo escribe :-) Sin embargo, he seguido el movimiento que ha organizado por Twitter y se me han puesto los pelos de punta. Mujeres de todas las edades contando experiencias que han sufrido, machismo inaguantable y maltratos. Yo he tenido una vida normal, muchísimo cariño en mi familia, amigos impagables... Pero me he reconocido en algunas de esas experiencias: profesores que toquetean más de lo debido, maleducados que te soban en los bares, chicos que no aceptan un no o que te insultan, chicos que te siguen y que si aprietas el paso lo aprietan ellos también, comentarios de hombres mayores cuando yo era una niña de 15 o 16 años...

Me veo reconocida y lo que me preocupa es que yo jamás había hablado con nadie, ni con mis padres ni con nadie, de esas cosas. Nunca conté lo que me había pasado la noche anterior en un bar o la tarde del martes en la playa. Pero en Twitter las chicas lo contaban y el problema se veía a 3 leguas: que parece que estas cosas ocurren rara vez, y no es tan rara.

No es que haya que tener pánico a los hombre ni que tengamos que caminar con miedo por la calle. Pero es un problema social que está ahí, esa falta de respeto, que esperamos que desaparezca para cuando tus canijas sean un poco mayores, pero que ahora mismo está ahí. Y puede ser un perogrullo, pero yo creo que está bien que sea algo visible. Y que yo no lo conté en su día porque ME DABA VERGUENZA. Me sentía culpable de todas y cada una de esas situaciones: por ser chica, por estar en bikini en la playa, por estar en un bar a las tantas, por ir por la calle sola... Sentía que la culpa era mía y que mis padres me podían regañar, o que me podían prohibir volver al sitio en cuestión.

Y eso es lo que no es normal.

Gordipé dijo...

Yo es que empiezo a sentirme muy perro verde porque ni me siento oprimida por los hombres, ni tengo miedo, ni soy una víctima, ni mierdas.

Pero sí me siento cada vez más tonta porque hace rato ya que no entiendo nada del feminismo ese tuitero.

Anónimo dijo...

Fijate que he ido a leer los artículos de Barbijaputa con todos los prejuicios del mundo después de leerte a ti, y de conocer un poco de que va ella y...psssss, no me han parecido tan monstruosos como tu los presentas. Creo que las dos, y en general, todas las que escribimos, tendemos a aseverar en nuestros blogs de una forma que probablemente no haríamos en un diálogo, donde es más fácil matizar. Me da la sensación de que una se pone a escribir, sola, sin nadie que la pare, se va viniendo arriba y termina exagerando posturas retroalimentándose. Me ha ocurrido y con esa idea en la cabeza leo siempre las entradas de las demás, manteniendo un poco la distancia y comprendiendo que ésto pasa, para las que leen y no escriben es más complicado, y lo toman todo de forma más literal.
Dicho ésto, a ver...todas pasamos miedo en momentos puntuales, creo que lo tenemos tan asumido e interiorizado que no somos ni conscientes, yo he tenido que hacer un autoejercicio planteándomelo, y sí, ya no me doy ni cuenta, pero la autoprotección y el estado de alerta siempre está ahí, lo que no hago es reconocerlo ni dejar que se note, pero existe. Por supuesto no hay que extremar, no le tengo miedo a un piropo fuera de lugar y grosero porque me cago en sus muertos y se acabó, igual que me encanta el piropo o la lisonja cuando corresponden, pero si hay miedo por las noches, en un ascensor, miedo a montarse en el coche de un tipo que acabas de conocer...esas cositas. Tengo miedo a que él interprete que soy más debil y que por tanto puede amilanarme, aunque sólo sea por diversión. No tengo experiencias traumáticas, pero voy con cuidado. Ahora, con una hija de 15 años, lo siento, pero ese miedo se potencia, y claro que tengo que advertirla, hay que jugar con las cartas que tenemos, y por mucho que a ella desee educarla de una manera, luego tengo que recordarle que saldrá a la calle con el escote y los shorts, y no pasa nada porque la miren, pero sí por cómo la miran, esas miradas de baboso salido que ofenden. Y sí, le tocan el culo en el Instituto, ella se revuelve y suelta bofetadas, no hay miedo, pero es molesto. Las noches son otra cosa, miedo, mucho miedo, por más que sepamos ambas que de tropecientos tíos con los que se cruce sólo uno será capaz de violentarla, asustarla, meterse con ella, seguirla o algo peor, pero no sabemos cual de ellos es, así que se impone la precaución, y ésto es así, si a todos los hombres decentes del mundo les ofende, pues oye, lo siento por ellos.
Este verano delante mío al volver de la playa, a ella que iba 10 pasos por detrás mío, la rodeó de repente un grupo de cinco tipos de veintipico años, y les faltó sacar el capote para torearla. No pasa nada, yo iba delante, fue verlos pasar y saber lo que iba a ocurrir, así que me giré a presenciarlo, mi hija se reía, estábamos nosotros, era de día, y se sintió protegida. Podría asegurar que los chicos no tenían ninguna mala intención, pero si eso le ocurre sola o de noche, se hubiera asustado, porque nunca sabes. Evidentemente aquí se une además la edad, a una mujer adulta no se les ocurre montarle el numerito. En fin...que es complicado, pero no creo que a Barbijaputa, aún con su tonillo paternalista, le falte razón, quizás falta matiz.

ISA CRES dijo...

He leído algunos comentarios, y me sorprende la cantidad de mujeres que tienen miedo a que las asalten por la calle. De ahí deduzco que "la barbi" tiene razón en parte, y habla en nombre de ellas.

Probablemente ella tenga un miedo comparable a lo radical que es su discurso.

Yo personalmente no he tenido miedo, he sido cauta, cuando iba a casa andando a las nosecuantasmildelamañana y medio borracha (o entera). Y sí, sí me han hablado por la calle y me he sentido acosada, pero nada que no arregle una llamada a un amigo o a la policía.

Anónimo dijo...

Imaginemos una escena:

Sales del trabajo de noche (trabajas en un polígono) y debes recorrer un tramo de calle desierta hasta tu coche. Empiezas a caminar y, detrás de ti, comienzas a escuchar un grupo de voces masculinas...cada vez más cerca. Te giras con disimulo, pero no logras distinguir que pinta tienen. Aceleras el paso nerviosa, empuñando las llaves del coche. De repente, los de atrás silban y empiezan a vocear algo que no entiendes bien. Tu caminas cada vez más deprisa, ahora has sacado el móvil "por si acaso" y tienes hasta sudores fríos. Estás acojonaíta, vamos. Finalmente, gracias al cielo, llegas al coche y te encierras bajando los seguros. En tu camino de salida del polígono, te cruzas con la panda de tíos: bah!, no son más que una panda de niñatos borrachos, piensas desde la seguridad del coche.

Ahora imagínate la misma escena pero oyendo voces femeninas al principio ¿seguro que habrías reaccionado igual? ¿habrías pasado ese mal rato del demonio?

Seguro que los niñatos borrachos son unos tíos majísimos, entrañables, y buenos hijos / amigos / hermanos / novios que no harían daño ni a una mosca, pero eso no modifica en nada la angustia que has pasado.

Soy una mujer independiente y con carácter, pero he estado en alguna ocasión en situaciones como la descrita, al igual que prácticamente todas mis amigas y conocidas. Nada más lejos de victimizarme. OJALA NO OCURRIERAN, porque no tenemos ningún control sobre ellas y nos ocurren por el MERO HECHO DE SER MUJER. Te aseguro que esa sensación de fragilidad e indefensión no me ocurre en ninguna faceta más.

Negar lo evidente es no ser realista (realidad triste e injusta dónde las haya), y me recuerda a esa frase tan bonita que dicen algunos neo-machistas "las mujeres también agreden y matan". Pos vale.

Anónimo dijo...

Creo que algunas personas juzgan los artículos de barbihijaputa antes de leerlos por ser de barbihijaputa. Dicho esto, yo creo que trataba de hacer entender que muchas mujeres yo incluida, tenemos mas miedo que los hombres. Por la noche en la calle, por la mañana en calles peligrosas, en el transporte publico con según que elementos... Serian miles los ejemplos. Y esa cultura del miedo nos afecta muy negativamente, nos atrevemos a hacer menos cosas por ejemplo y muchos hombres son incapaces de verlo porque a ellos no les ha pasado. Es como cuando eres blanca y heterosexual y crees que los gays están plenamente aceptados y no hay racismo, tiendes a no darte cuenta de todos los desprecios etc q sufren porque nol estas en su piel.

A mi también me ha pasado andar sola por la noche en una calle y oír que me seguía un hombre y asustarme, o incluso que me viniera un hombre a soltarme cosas leyendo por la tarde en un parque donde van niños y madres y que luego me dijeran ay eso te pasa por ir sola a parques (que eres mujer, si te pasa algo es culpa tuya por ir).

Si una persona negra me cuenta su miedo y sus problemas por su raza o una persona gay, q también puede ser la misma de antes, me cuenta el bulling y las malas caras que le ponen etc. No le digo eh pero #noallmen no todos los hombres, todas las mujeres hacen eso eh, no les criminalices...defendiendo al resto del mundo sin empartizar con su problema. Barbie no dice que todos los hombres sean un peligro, habla del miedo. No se si me explico, aquí queda.

CiriKaerMorhen dijo...

He leído ambos post y todos los comentarios y estoy bastante de acuerdo con lo que dicen particularmente los cuatro últimos. A ver... yo he sentido miedo, mucho miedo, andando sola por la calle de noche, sobre todo hace unos años, que violaron a dos chicas por la zona del campus de la Universidad de Santiago, una zona que recorro cinco veces a la semana durante nueve meses al año sin prestar particular atención a si alguien viene detrás de mí o no. Bien, es una zona conocida, transitada incluso de noche, y probablemente esas chicas, universitarias como yo, se sentían seguras, era su territorio. Imagino que ahora no se sentirán seguras ahí ni en muchos otros sitios. ¿Qué quiero decir con todo este preámbulo? Que, si bien Barbijaputa se pasa de radical en algunas cuestiones, tiene más razón que un santo en que nosotras no sabemos quién, no sabemos cuándo ni sabemos dónde. Puede que nunca nos pase, y me siento afortunada de que, pese a algunas imprudencias que he cometido (beber demasiado y separarme de mis amigos, por ejemplo), nunca me haya pasado nada, y ahí está el quid de la cuestión: no debería tener que sentirme afortunada, porque el hecho de que no me pase nada debería ser lo normal, no lo extraordinario, no deberían tener que decirme "menos mal que ese chico no te hizo nada" si ligo con un tío estando demasiado bebida, ni debería tener que sentirme aliviada por ello.

Puede que te parezca una exageración, Moli (y tal vez lo sea, no digo yo que no), pero el hecho es que, si chicas de 23 años podemos sentirnos así, y nos sentimos así, amenazadas, convencidas de que tenemos que vigilar nuestros pasos, especialmente de noche, creo que tal vez el "feminismo de trincherita" es necesario.

Y eso ya por no hablar del machismo en general. Algo falla, y la concienciación, o el "ser salvada" por mujeres concienciadas, es algo necesario si ves, como he visto yo, a chicas de mi edad creer que los celos son señal de amor, o metidas en relaciones en las que se ve claramente que existe desigualdad de poder. Yo he asumido muchas veces ese papel de "salvadora" con alguna amiga mía... que con el tiempo me ha dado la razón. No creo que los hombres sean mis enemigos, es más, conozco a muy pocos hombres machistas (en realidad, conozco a más mujeres machistas que hombres machistas, aunque sospecho que es por pura estadística: tengo más contacto con mujeres que con hombres).

La verdad, no sé si me he explicado bien. En resumen, creo que ambas tenéis vuestra parte de razón y vuestra parte de error, al menos desde mi punto de vista.

Anónimo dijo...

Resumiendo: #NOTALLMEN

Vale. Guay. Ya lo sabemos todas. Se estaba hablando de otra cosa.

Anónimo dijo...

Veo que al final todo se reduce a " empatizar " con el miedo que sienten las mujeres por el hecho de ser mujeres. Cuidado con ese verbo porque está de muy moda y viste mucho, pero, realmente , no cambia nada. A pesar de que el pensamiento positivo nos bombardee continuamente con él, los seres humanos no tenemos una gran capacidad para empatizar y menos aún cuando el sexo nos veda experiencias que facilitarían enormemente el esfuerzo de imaginarnos en la piel del otro.

Pero es que además ni siquiera es necesario empatizar con vuestro miedo para defender la libertad de las mujeres. Habrá hombres que empaticen mucho y presten atención a cada uno de vuestros incidentes y otros que pasen olímpicamente de lameros las heridas, igual que habrá mujeres que se asusten de su sombra y otras que vayan por la vida como si fueran tíos sin serlo.La cuestión ya se han planteado aquí antes y no es otra que averiguar si este discurso sirve a la causa que pretende defender. Decir y repetir continuamente: " Somos mujeres, tenemos miedo por el mero hecho de serlo porque resulta que todos los hombres sois unos potenciales agresores", ¿ hace más seguro el mundo de las mujeres?. Con independencia del desahogo tuitero y las confesiones en petit comite, ¿ habeis pensado seriamente adonde os conduce?

Anónimo82

Yo misma dijo...

En serio: ahora estoy mayor, pero me he pasado mis anteriores años teniendo miedo al llegar al casa por las noches, pendiente en el metro de quien me miraba de si me iban a tocar al culo... y no por paranoia... es que si no estaba alerta me lo tocaban... es un plus que he tenido que vivir por ser mujer, porque mis amigos (con o) nunca tuvieron que vivir pendientes de eso. ¿Qué todos los hombres son agresores? no. ¿los agresores eran hombres? pues sí. Nunca he acelerado el paso al llegar a casa por la noche si era una mujer la que venía de frente. Nunca me ha sobado una mujer en el metro. A mis amigos (con o) tampoco. No debería ser así, pero, lamentablemente lo es.

Cristina dijo...

En realidad, a pesar de las diferencias, parece que las personas "con sentido común" más o menos estamos concienciadas, sabemos que hay un problema de machismo, aunque cada uno lo percibamos con matices, pero la verdad es que el miedo en las calles, justificado o no, no se va a solucionar con ningún tipo de concienciación, opino, ni por parte de las mujeres ni por parte de los hombres capaces de concienciarse. Me da a mí que a los potenciales agresores todo esto les da igual y a los que están educando potenciales agresores, pues también.

¿Creéis que debería el Estado asumir este problema y no con campañas absurdas (mujer, vive acompañada o quédate en casa) sino aumentando la seguridad en las calles?

HombreRevenido dijo...

En mi opinión, Barbimerma es una ameba. Lo que me asombra es que gente supuestamente inteligente le siga todavía la corriente.

Y por supuesto, la lucha por la igualdad sigue en marcha y (espero, por el bien de todos, hombres y mujeres) no va a parar.

Tus hijas tienen buena maestra y compañera de lucha. Y qué triste es ver comentaristas que sobrepasan todas las líneas rojas.