lunes, 1 de junio de 2015

Sobrevivir al mes de mayo



Odio el mes de mayo con todas mis fuerzas. Si tuviera que elegir un mes del año para borrar, sería mayo. Lo odio. Desde siempre, desde pequeña. Me sienta mal, me pone triste y sobre todo me agota. 
Cuando llega mayo siempre me propongo lo mismo: “Que pase rápido”. Me encantaría cerrar los ojos y que al abrirlos fuera junio. Este año me enfrenté a él, como todos los años, con los puños cerrados, los dientes apretados y esperando aguantar hasta el final, concentrada en hacer que pasara rápido, que me resbalara. 

No he parado. Ha sido como un maratón. He dormido poquísimo y a deshoras. Me he hecho adicta a unas siestas terroríficas de las que me levanto completamente destrozada. Me encontré con un kamikaze en dirección contraria por la autopista yendo con las niñas en el coche y tras esquivarlo me pasé los siguientes 40 minutos intentando explicarles a las princesas qué había pasado y porqué razón alguien hacia eso. He disfrutado viendo a C feliz en una sesión de fotos, bailando y posando encantada de la vida. He escrito sobre científicos que dicen tonterías y sobre porqué no me gusta que en los blogs ponga “Leer más”. Empecé el mes cenando con dos grandes amigos justo el día que se cumplían 4 años de nuestro primer encuentro. 

He conocido a la jefa de comunicación de la NASA, a la “Jefa de Curiosidades” del Museo de Ciencias Naturales de Chicago, a un profesor de física de la Universidad de Navarra y a una experta en carbón con la que llevaba intercambiando tweets una eternidad. Casi muero ahogada de calor en una entrevista en la radio del Círculo de Bellas Artes. Descubrí después que el entrevistador es cuñado de una compañera de trabajo de Molihermana. Compré 2 libros en la Feria del Libro Antiguo.

Me llevé a Juan y a Pobrehermano a “Cómete el Museo”, en el Museo de Ciencias Naturales, y fue como llevar a dos niños pequeños. Dos cuarentones solteros sin hijos que hacía 30 que no iban y fliparon con todo. Además, les gustó la comida. He terminado de ver Mad Men con un mal final y la última temporada de The Good Wife ha sido una auténtica mierda. He empezado Louie. 

Las princezaz me dijeron que soy vieja para casarme otra vez. Casi me muero de amor cuando ante una crisis de llanto y de pena horrible de C porque no le gustaba su túnica de primera comunión, M se puso muy seria y le dijo:

“No llores. El vestido no es feo y aunque lo fuera, es imposible que contigo dentro sea horrible”. 

Acompañé a C a la final de relevos, 25 metros pies de croll. Una prueba absurda en la que era finalista. He vivido prácticamente tres semanas alimentándome de pollo de Mercadona relleno. Vi Eurovision con las princesas y recordé cuando a mi también me hacia ilusión y creía que podíamos ganar. Me partí de la risa cuando ante las dudas sobre si Conchita era hombre o mujer, Molimadre zanjó la conversación con una respuesta peregrina: es un hombre, pero como canta con voz de pito y muy regular se puso Conchita de nombre y así llama la atención. 

Las ocho de la tarde se ha convertido en la hora del Gintónic “Sue Ellen”, en el jardín de mi amiga O, nos sentamos y nos tomamos un gintónic mientras se va el sol. A veces con chuches, a veces con alpiste. He vuelto a nadar con ganas y un día se me acercó un hombre a preguntarme por el mp3 acuático. Según Juan “es obvio que quería ligar contigo”. Yo no lo vi tan obvio. He ido al hospital con las dos princezaz a diversas pruebas con resultados irregulares. Un aburrimiento. 

He dado una charla con unas zapatillas rosa fosforito y he pasado a formar parte del maravilloso equipo de Pint of Science. Me he convertido en copywriter y escribí un post sobre “La regla de las 800 palabras” que me saqué de la manga pero que no quedó mal. Despellejé trapos y a Espe. Y escribí sobre la muerte.  He sido zalamera con un vasco muy serio hasta hacerle reír a carcajadas. He pasado una tarde de complicidad completa maravillosa. Me he comprado una camiseta de rayas y escribí sobre aprender a leer para ser mejor escritor. He leído sobre la posguerra de la II Guerra Mundial y contacté con un autor americano que me ha mandado su libro desde Nueva York. He conocido al ego más grande y más bobo de mi vida y he comprobado que hay tíos que siguen considerando un peligro que una mujer sepa más que ellos. Me he cortado el pelo y he recuperado mis antiguas gafas. He sido jurado en un premio de pintura y fui a votar.  He terminado mi curso de periodismo cultural. 

1 de junio. 

Lo he conseguido.


11 meses hasta volver a sobrevivir. 

24 comentarios:

Anniehall dijo...

Ay :'(

Enebea dijo...

Caramba, Moli, tu vida es una vorágine de acontecimientos...

Los once meses restantes, seguro que son má o meno...


Besotes.

karla dijo...

Te has cortado el pelo??????

Anónimo dijo...

Tus dias tienen mas de 24 horas, tus semanas mas de 7 dias y tu mes de mayo parece infinito...!!
Caracola

Ana-Cestaland Ana Monente Mozaz dijo...

No me extraña que te derritieras. Que tus hijas se quieran así es la muestra de que estás haciendo las cosas muy muy bien con ellas!
¡Enhorabuena!

Mayanoboken dijo...

Muy mal, muy mal, muy mal,.... Mayo es un mes maravilloso. Es estresante y llego agotada después de un año escolar muy intenso. Cada año tengo que tomar algún suplemento o zumos multifruta de licuadora a cascoporro para poder pasar las hojas del calendario hasta julio. Me veo gorda, pálida y fofa. Vivo en el Norte asi que mientras el resto del mundo se pasea en manga corta, sigo llevando chamarra por la mañana, incluso algún dia llueve! Pero es mi cumpleaños, el de mi hermana, el de mi marido, el de mi sobrina y el 5 es mi numero favorito!! Mayo es un gran mes!!

Muxus

Amaya

Hans dijo...

Enhorabuena, Moli.

NáN dijo...

El 8 de mayo, los nazis se riendieron a las fuarzas aliadas.

Muchos de los mejores especímenes de la raza humana, hemos nacido en mayo. También muchos de los peores. Es la consecuencia estadística de las siestas vacionales de agosto.

Claro que también está el feo asunto de "Que por mayo era, or mayo, cuando hace la calor, cuando los trigos encañan y están los campos en flor, cuando canta la calandria y responde el ruiseñor, cuando los enamorados van a servir al amor; sino yo, trste, cuitado, que vivo en esta prisión; que ni sé cuándo es de día ni cuándo las noches son, sino por una avecilla que me cantaba el albor. Matómela un ballestero; déle Dios mal galardón".

Pero esto es tan antiguo que no equlibra. Vive le mois du Mai.

Dacia dijo...

Ooh Molí odiaras mayo pero te ha dado para hacer un montón de cosas súper chulas!!!
Y me encanta la respuesta de M..... Es un amor. Podremos ver alguna foto de la comunión de C?
Besos y mucho ánimo...ya es junio!

Teresa Valdes-Solis dijo...

Ohhh salgo en cosas que (me) pasan. Mola mil. Un besazo.
T

Anónimo dijo...

Es un mes muy bonito...para mi claro!
A mi me horroriza febrero; me paso lo que a ti con este mes.
Muy graciosas las princezas con lo que eres mayor para casarte...mi hijo opina lo mismo de él.
Pero lo llevas muy bien!!!
:)
Pilar

palomamzs dijo...

Pues para tener tanta manía a ese mes no se ha portado nada mal contigo, a ver si no va a ser tan malo. A mí tampoco me gusta mayo pero tampoco junio ni julio ni agosto. Eso ya es peor porque tarda bastante en pasar.

madia leva dijo...

Jolin, Moli, vaya vida. Que interesante parece. Aunque yo de todo me quedo con la hora de "Sue Elllen". Relaaaxxx, ya estamos en junio. Yo no encuentro diferencia entre mis meses, cansada siempre estoy...

Tita dijo...

Pues no ha tenido pinta de mal mes al final. A mí me pasa con noviembre, pero desde el año pasado he intentado acumular cuantos más recuerdos buenos de ese mes mejor, aunque tuviera que crearlos, y preguntar por los de los demás. Va funcionando.

Anónimo dijo...

¿No te ha gustado el final de Mad Men? A mi la verdad es que mucho (Uno de mis primeros recuerdos es ese anuncio de "It's the real thing" en versión española "la chispa de la vida") De hecho lo tengo como uno de los mejores finales junto al de Six Feet Under (que es el mejor final que ha habido y que habrá por los siglos de los siglos). Eso si: de acuerdo totalmente en que esta temporada última de The Good Wife ha sido mala de narices. Yo me he puesto con las tres temporadas de The Americans, que no la había visto. No está mal aunque en la serie da la impresión de que en la era Reagan en EEUU estaba tomada por agentes del KGB infiltrados y que realmente no había norteamericanos. Al menos en el DC.

El Anónimo de la Lampara

xaquin dijo...

Ademas de los potentes argumentos nantianos, quisiera dejar otro a favor del mes de mayo: era cuando las floridas alumnas de la Compañía de Maria dejaban el uniforme de invierno y se podia comprobar visualmente que las chicas durante el franquismo seguían teniendo atractivas rodillas...

Anónimo dijo...

Yo también te preguntaría por el mp3 y paso de ligar contigo. Me regalaron uno estilo diadema y no hay manera de oírlo bien

Hombres..

Cristina

Tita dijo...

Joder...y yo que no dejo de pensar el lo del kamikaze...

Anónimo dijo...

¿Y aquello de "veniiiid y vaaaamos toooodos, con floores aa Mariiiia..." tan tan tan bonito de cada mes de mayo?

El Anónimo de la Lámpara

molinos dijo...

Tita, lo del kamkaze fue en la carretera de colmenar, yendo de Madrid a Los Molinos, nos lo encontramos de frente en plena curva pero me dio tiempo a moverme y por lo que sé a todos los demás que se lo encontraron también.

Oswaldo dijo...

Exceptuando el asunto del Kamikaze, que aunque no entiendo del todo, lo que puedo imaginarme me pone los pelos de punta, creo, por lo que cuentas, que tu malquerido mes ha sido sencillamente GENIAL.

Sólo te faltó que alguien, queriendo ligar contigo o hasta con intenciones (flojamente) más inocentes, te hubiera invitado unas ginebrillas, para hacerlo prácticamente perfecto.


(¿Qué tal mis primeras "negritas", Nán?)(Si es que lo hice bien y me funciona el "código HTML". Estaré con los dedos cruzados hasta que Moli apruebe la publicación del comment.)

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NáN dijo...

Te pongo un 10 Oswaldo (si en tu país el 10 es la nota máxima)

sonia dijo...

Pues ha sido muy chulo el mes,¿no?,me ha encantado la cantidad de cosas que te ha dado tiempo de hacer y disfrutar,entre ellas la de Eurovisión con el comentario de Molimadre.¡Estáis guapísimas todas!Y ahora a por junio,mira yo este sí que lo llevo peor,con estas temperaturas...