jueves, 18 de septiembre de 2014

¿#Escribescomounamujer o mejor #Mujeresqueescriben?



Libros leídos en los últimos 6 años: 356.
Libros leídos escritos por mujeres en los últimos 6 años: 66. 

Hago este recuento después de encontrarme en twiter con el hastag #escribescomounamujer y que remite a una iniciativa chula que ha puesto en marcha una asociación de Bilbao, Skolastika, para dar visibilidad a las mujeres escritoras. Me parece una gran idea. Si yo, que me considero una lectora razonablemente buena, tengo ese porcentaje de lectura de escritoras o yo soy muy parcial, o efectivamente hay muchas menos mujeres. 

Aparco ese pensamiento por un momento y repaso la noticia sobre la campaña.

"La literatura de las mujeres se ha catalogado como intimista, sensiblera, sentimental, afectada o incluso histérica, quejumbrosa, romántica, blandengue... etiquetas que se aplican sin explicarse, de manera mecánica y muy poco profesional y que, además, no se ajusta a la realidad".

¿Quién dice esto? Vamos a ver. Esto es una estupidez, cualquiera que tenga un mínimo de gusto literario, de criterio lector y dos dedos de frente jamás diría algo así de la "literatura de las mujeres". 

A todo esto, ¿qué es la literatura de las mujeres? ¿hay una literatura de los hombres?

Hay novelas horribles, espantosas, ofensivas, mal escritas y con historias absolutamente idiotas. Son bazofia sin más. 

¿Lo cursi es de mujeres y lo violento de hombres? ¿A quién le importa para quién sean las novelas mediocres o directamente horripilantes? ¿Es mejor que lo de mujeres sea cursi que zafio? ¿Es menos malo que la literatura de hombres se asocie con la violencia gratuita? ¿Es peor una mala comedia romántica que la saga de Torrente?

En mi opinión no hay una literatura de mujeres y otra de hombres. Hay buena literatura, buenas historias, novelas que son un placer para todos y luego hay bazofia infame catalogada por las empresas y la sociedad para tratar de encontrar nichos. Exactamente lo mismo pasa con las revistas (¿The New Yorker es para hombres o para mujeres? ¿Science? ¿Yorokobu?), con las series (¿Breaking Bad es de hombres? ¿The Sopranos? ¿Mad Men?) o el cine. 

¿Quiere esto decir que no sea necesario hacer un esfuerzo para dar más visibilidad a las mujeres escritoras? (Como lectoras creo que somos un sector muy potente y con mucha visibilidad...). No, sí me parece necesario, muy necesario. 

Me parece fundamental desde el momento en que en varias de las noticias en las que se informa sobre esta estupenda iniciativa de Skolástica los ejemplos de escritoras que se ponen son los siguientes:

"Se subrayará así que 'escribir como una mujer' también puede ser un sinónimo de calidad o un motivo de orgullo. No en vano los más grandes éxitos comerciales de los últimos años llevaban la firma de una mujer (desde Harry Potter a Crepúsculo, pasando por 50 Sombras de Grey)"
"J.K Rowling, Stephenie Meyer y E. L. James son algunas de las figuras más destacadas de la literatura de la última década".

¿En serio? ¿De verdad que de la última década estas son las tres escritoras destacadas? ¿DE VERDAD? Acepto con gusto a Rowling que es una gran escritora y cuyos libros no son ni de mujeres, ni de hombres, son para todos y ha conseguido el mérito inmenso de hacer que millones de niños (y de adultos) se aficionen a leer. Es un ejemplo claro de que se puede escribir buena literatura y tener un gran éxito de ventas. No todos tienen que ser Tolstoi, Borges o Jane Austen. 

Aceptamos Rowling pero que las dos perpetradoras de las Sombras de Gray y Crepúsculo aparezcan en todas las notas de prensa es completamente absurdo. Sus libros no son un ejemplo de nada, no son literatura de mujeres, son novelas infumables, con tramas idiotas, personajes imbéciles y muy mal escritas. 

¿Dónde está Alice Munro, Premio Nobel de Literatura este año? ¿Margaret Atwood? ¿Zadie Smith? ¿Joan Didion? ¿Ana María Matute? ¿Marguerite Duras?

Ya sé que en los flyers de Skolastika aparecen estas autoras pero ¿por qué no han controlado las notas de prensa? ¿Nadie ha visto que mencionar a las dos autoras de las probablemente peores novelas de los últimos tiempos era totalmente incongruente con lo que se pretende con la iniciativa?

"Vamos a poner en marcha una iniciativa para revalorizar el valor de la comida casera; MC Donalds, Telepizza y Teleshusi con sus recetas caseras han triunfado en el último año".

Exactamente igual de absurdo. 

Me parece necesaria, útil e interesante una iniciativa que haga que al pensar en escritoras el mejor ejemplo que se nos ocurra no sea el de una mala escritora de novelas eróticas. Aplaudo con las orejas la iniciativa de Skolastika y me encantaría vivir más cerca para poder ir a alguno de sus cursos. La idea me ha hecho replantearme mi criterio lector y haré un esfuerzo por descubrir alguna autora nueva. Sin embargo,  no me entusiasma el eslogan; lamentablemente, "escribescomounamujer" suena a escribir de una manera determinada, diferente de un hombre y más lamentablemente aún tiene unas connotaciones muy peyorativas.  Me hubiera gustado mil veces más algo como "descubre una escritora" o "mujeres que escriben". 

Y, además, sigo sin saber qué quiere decir  "escribescomounamujer".

"Está la página en blanco y el tema que te obsesiona. Está la historia que quiere dominarte y está tu resistencia a que eso suceda. Está tu deseo de liberarte de aquello, de esa servidumbre, hacer novillos, hacer cualquier otra cosa. Hacer la colada, ver una película. Están las palabras con sus inercias, sus matices, sus insuficiencias y su grandeza. Estás los riesgos que corres y la serenidad que pierdes, y la ayuda que te llega cuando menos lo esperas. Está la revisión minuciosa, las tachaduras, las páginas arrugadas que inundan el suelo de papeles para tirar. Está la frase que sabes que vas a conservar. 
Al día siguiente la página en blanco. Te entregas a ella como una sonámbula. Algo te empuja, que luego no puedes recordar. Miras lo que has escrito. 
Es inútil. 
Empiezas de nuevo. Nunca es más fácil." (Margaret Atwood)

Para mí esto es escribir muy bien. Sin más. 


41 comentarios:

melon dijo...

Absolutamente de acuerdo.
Un beso

Corazon de invierno dijo...

El problemas es el de siempre, a las editoriales y críticos les encanta poner etiquetas y la de "literatura por y para mujeres" suele estar siempre asociada a novelistas rosas, y últimamente al "pseudo-sado" cuya calidad deja mucho que desear.

www.encurtidosyvariantes.blogspot.com.es

Aquello noerayo dijo...

Se basan en el éxito comercial dejando al lado si son buenas o malas novelas.
La generalización por sexo es inevitable, pasa en tv con divinity o energy, en las revistas con cosmo y menos health

Aquello noerayo dijo...

Añado que comparto tu opinión sobre las 50 sombras. Yo la tengo encima de la cisterna para tirar de ella en caso de emergencia con el papel higiénico.

Anna JR dijo...

Yo me puse un poco borde con en el Twitter de Skolastika hace una semana o por ahí porque en una imagen de un tuit estaban juntas Margaret Atwood y E.L James y se me hizo bola y envié un tuit chulesco preguntando por qué estaban en el mismo grupo. Me contestaron: 'Una súper ventas y una súper candidata al premio nobel. 2 triunfadoras que demuestra que NO existe UNA literatura femenina'.

Pues igual es eso... una literatura femenina que le gusta a unas mujeres y otra que no le gusta a otras mujeres? No entiendo nada. Hay más de una literatura masculina? No. Porque no hay literatura masculina. Hay alguien que elija un libro por el género del autor? Algún hombre desecha un libro porque lo ha escrito una mujer o al revés? Entiendo que no. Una cosa es fabricar bragas o calzoncillos, que son productos femeninos y masculinos respectivamente, pero yo creo que los escritores no escriben para hombres o mujeres. No sé, la verdad es que, cuando más pienso sobre el tema, más me cabreo. Hay teatro femenino, cine femenino, medicina femenina, arquitectura femenina?

Y sigo cabreada porque, cuando aparecieron las 50 sombras de grey, te aseguro que jamás en mi vida he visto a tantas mujeres de mi círculo familiar directo o político, amistades, acquaintances, vecinas de edificio o autobús... leyendo. Y eso me no me mola. Por mucho que hubiera gente que en su momento me dijo 'bueno, eso también es leer, no sólo es leer lo que tú haces'.

Ana María dijo...

Yo confieso que leo menos literatura femenina de la que me gustaría. Las autoras que he leído me han gustado, y me gustaría leer más, pero el mercado está muy copado de autores masculinos.

En otro orden de cosas, y siguiendo un poco el hilo de lo que hablaba Anna un poco más arriba, que un par de autoras hayan sido bestsellers con novelas "para mujeres" y que todo el mundo las haya leído... Pues es como cuando Dan Brown empezó a publicar. Yo leí libros suyos, y no es un secreto que no son precisamente gran literatura. Y hay muy buena novela histórica, y si eso valió para que se reivindicara como género y se revalorizara, pues ole.

Pienso que primero hay que hacer el hábito de leer, y luego escoger lo que se lee. Estando hace unos años en la playa, vi a una chica muy choni, adolescente, leyendo a Federico Moccia en su tumbona. Si ese va a ser el comienzo de una vida lectora, sea.

En definitiva... Hay que leer mucho, y hay que escoger. Tengo en cola muchas autoras, así que habrá que seguir leyendo y leyendo.

:*

Azzul. dijo...

Está muy bien escrito, pero siendo sinceros los podría haber escrito igualmente cualquier hombre.
Un beso para ti.

Oswaldo dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Gracias, Dios mío, por hacer a las mujeres distintas a los hombres !!!!!!!!!!!!! (Y en estos días de dar golpes bajos al castellano en los que casi se habla de “hombres y hombras” o de “mujeres y mujeros”, con el fin de cubrir mis espaldas declaro que, por supuesto, también le agradezco a Dios la viceversa)

Una vez declarado mi enorme agradecimiento al Señor por no haberme puesto tetas y sin embargo habérselas dado, bellísimamente, debo decir, (Digo yo) a mi querida esposa, aclaro que expreso este particular agradecimiento sólo por ser el más evidente y, claro, el que responde al tema presentado por ti hoy, pero soy un firme creyente en que lo que hay que agradecerle a Dios es que, a diferencia de lo que pregonan los comunistas de segunda, NO SOMOS “TODOS IGUALES”.

Es decir, Gracias, Dios mío, porque TODOS somos taaan diferentes.

Gracias, Dios mío, por hacer de ti una MOLI que escribe porque, ¡Vamos! EscribescomounaMoli y eso ES BUENO, ¡Maravilloso!
Tan bueno cómo es que yo EscribocomounOswaldo, produciendo diferencias que son, de todas las cosas de este mundo, la más perfecta de todas las imperfecciones, ya que nos hace a cada uno distinto de todos los demás.


Pudiéramos pasar años, muchos son los que lo han hecho, hablando de las diferencias históricas entre hombres y mujeres que han resultado en detrimento prejuicioso del grupo más débil, tanto cómo “los judíos”, “los indios” o “los negros” y me pregunto, ¿Puede hablarse de “Escribescomounjudio” o “Escribescomounnegro”?

Y creo que la respuesta está dentro del propio escribidor. Si lo que domina tu ser al sentarte a escribir es el sentimiento de que eres un judío, probablemente escribirás “cómo un judío”. Si escribes “desde la negritud”, ¡Rayos! Escribirás “cómo un negro”. Si te sientas a escribir pensando en las chicas, porque, claro, cómo tú misma eres una chica, (Otra chica que no eres tú, Moli) pues, sin que nada lo pueda remediar, Escribiráscomounachica!!!

Pau dijo...

Lo divertido del asunto es que, históricamente, las novelas se escribían para mujeres porque, decía la crítica, los hombres leen "cosas serias" y ahí nos tienes, pobres frívolas, leyendo Anna Karenina, Tiempos difíciles, et al.
Para el TFM investigué un poco cómo estaba con respecto a mi tema y lo que vi ¡Oh sorpresa! es que las mujeres están más perfiladas si la obra es de una autora ¿ellos nos describen peor? en absoluto, es sólo que hay menos "lenguaje", menos "ejemplos" (si los americanos tardaron 400 años en descubrir su propia literatura con sus propias imágenes, supongo que nos llevará un tiempo -mucho más breve- pero llegaremos)
Muy interesante el post, Moli.

Interloper dijo...

Muy de acuerdo con todo lo que dices por aquí... También añadiré, como un pequeño apunte (quien quiera que lo tome como una anécdota puntual, quien quiera que lo vea como una tendencia) que, este mismo año, en los premios BFSA (British Fantasy Society Awards) todos, TODOS los premios "importantes" se los han llevado mujeres: Mejor novela de fantasía, de terror, novela corta, historia corta, mejor debutante y premio especial.

Además, la ganadora del premio al mejor debutante, Anne Leckie, ha conseguido poco menos que un pleno con su primer libro. Se ha llevado el Hugo, el Nebula, el BSFA, el Arthur C. Clarke y el Locus. Eso es GRANDE. Y sin embargo, no estoy viendo que se le esté dando una gran cobertura o que se haya armado mucho revuelo con el libro. Algo me dice que, de haber sido un hombre el ganador de tantos premios con su novela de debut, otro gallo cantaría.

Anónimo dijo...

Debo ser muy simple porque elijo, leo y clasifico lecturas por temas, no por autores ni mucho menos por género o identidad sexual del autor.

Alberto Secades dijo...

Sí. Bueno. No sé. Quizá. Es posible. Tal vez no.

Siento que parte de culpa se debe a (algunas) mujeres que han hecho causa de la defensa a ultranza del hecho de ser mujer, más que verse como persona, y no buscar vínculos en torno al sexo (que, ahora, por añadidura, ha alcanzado la condición de voluntario, determinable por elección).

Quiero decir, aunque lo haga de una forma extraña que, tal y como no puedo identificarme con hombres despreciables por el hecho de que en su cromosoma vaya una Y al lado de una X, me sorprende terriblemente cuando una mujer se siente identificada y partícipe de un grupo en el que incluye a su vera a otra, a la que no se parece en absoluto, por el mero hecho de que el cromosoma de ambas lleva una doble X.

(((Veo que no lo estoy arreglando))).

En fin, Moli, que alguien tenía que decirlo. Que tú, que eres mujer (y atrevida) puedes dar un paso al frente y afirmar que no te gusta que haya etiquetas que asignen lugares de privilegio atendiendo al sexo. Pero yo, que soy hombre (y cobarde) me debo amedrentar para no atreverme a decir que determinados libros (como ciertas personas o actitudes) son detestables, con independencia de quién esté detrás de su ejecución.

Más o menos.

Ariadna Valdés dijo...

Estoy de acuerdo, PERO, una cosa es cierta, hay literatura escrita por hombres, y literatura escrita por mujeres, eso es un hecho y punto. Además, considero que sí hay ciertos temas que pueden resultar más interesantes para ciertos sectores de la población, como libros de cerditos que platican y bailan serían interesantes para niños y no para un adulto (hombre o mujer). En este sentido, libros que tocan temas del mal de amores, de la dificultad de ser mujer, de amar desde la posición mujer, tienen mayor probabilidad de atraer lectoras mujeres.
Eso no quiere decir que sean buenos o malos. Mi escritor favorito, Juan José Millás, tiene muchos libros "sobre" mujeres, que pareciesen dirigidos a un lector femenino (he escuchado esto también de varios hombres, que son temas más para mujeres), y la calidad de ellos es más que excelente. Igual, Elfride Jellinek escribe los libros más violentos que he leído en mi vida (y no considero que sean de calidad, pero eso tal vez es gusto y no objetivo) y es una mujer.
Vamos, no estoy de acuerdo en que el sexo del escritor o el lector deban ser el criterio para calificar un libro.
Porque sí, hay mujeres que escriben maravillosamente, pero eso es independiente, porque, sin duda, el sexo del escritor no tiene que ver con su producción.
De cualquier forma, me parece una publicidad, campaña, o-lo-que-sea, ligeramente discriminatoria. Pero, vamos, qué otra cosa puede esperarse de todas esas políticas a favor de la mujer (positive actions)... no son más que discriminación positiva, igual de mala que la machista...

ANuRa dijo...

Me has hecho reír. Hace cosas de unos años empecé a leerme la serie de Thursday Next, de Jasper Fforde. La protagonista, Thursday, es una mujer de armas tomar, aventurera, que salva el mundo cada tres capítulos, con la que desde el primer momento tuve un feeling tremendo (me hice con toda la serie, al fin y al cabo). Hablando años después con una amiga que se ha propuesto equilibrar su biblioteca de modo que la sex ratio de autores fuera 1:1, le mencione estos libros y me comentó: “Los conozco! verdad que son buenos? la protagonista es genial, se me hace raro que un escritor VARON haya sido capaz de recrear a una mujer de acción de manera tan respetuosa!”. Le di la razón. Por un momento, nos quedamos calladas y, al darnos cuenta de la barbaridad que habíamos dicho, nos echamos a reir a carcajadas.
*Vamos a ver como explico esto: la protagonista no es un pion, ni una mujer cerebral pero sin sentimientos (estilo Bones), como suelen ser las buenas protagonistas que son citadas como “modelos de mujer moderna”. Es una MUJER NORMAL, inteligente, perspicaz, que tiene ya una edad, que trabaja de agente del gobierno y que no duda a meterse en una persecución porque, oh, milagro, tiene demasiado sentido común como para ir al curro en tacones y le importan un pito las carreras en las medias, y al dia siguiente se parte de las agujetas, pero va a la oficina igualmente. Que suena de cajón, pero cuando llegas a un punto en que lo que te choca de una novela es que no haya una jugosa escena de sexo es que estas tocando fondo.
Pero que yo este citando un ejemplo inverso de lo que planteas no te quita la razón. Mi amiga sigue en sus trece de acumular libros (que le gusten) escritos por mujeres hasta que estos ocupen la mitad de su biblioteca y, cada vez que nos sentamos, es doloroso darnos cuenta de que novelas hemos leído un montón, pero novelas de mujeres para recomendar… más bien pocas. No porque hayamos leído novelas y no nos hayan gustado, sino porque simplemente no nos llegan a las manos. Libros que nos venden como “magnificos” como Crepusculo y otros, un montón, pero libros de esos que cierras y piensas “wow”, poquísimos. (Por cierto, nunca dejare de recomendar Barbara Kingsolver…)

Carmen J. dijo...

Está muy bien tu post. Por encima de todo hay buena y mala literatura. Sin embargo yo creo que en una cata a ciegas, un libro escrito por una mujer se reconoce. No sabría decir por qué, o no sabría decirlo con pocas palabras.

¿Has leído Una habitación propia, de Virgina Woolf? Habla de mujeres escritoras y por qué hay menos, entre otras cosas.

Anónimo dijo...

Un libro es bueno, obra maestra, regular, malo o bazofia lo haya escrito un hombre, una mujer, un alemán, un marciano (o marciana) o un escarabajo de la patata (o escarabaja). Y la verdad, no recuerdo un libro que me haya gustado o no, y al recordar al autor haya pensado "claro, es que es danés", o "claro, es que es mujer", o "claro, es que es del Barça".

El Anónimo de la Lámpara

PD: repasó mis lecturas "femeninas" de los últimos meses: Laforet, Duras, Renault (una catedrática inglesa de la que leí un buen estudio sobre Alejandro Magno)

Estrellas de Lana dijo...

Un 10. Comparto.

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo con Anna Jr. Se ha liado ellas mismas.

Y de acuerdo a medias con Ana maria si eres adolescente y empiezas a leer sería inteligente tener criterio y educacion en lo que eliges desde joven

Anónimo dijo...

Ahora tengo entre manos un libro cuyo autor es muy dulce,tierno y encantador,dublinés es y creo que me leeré el próximo también suyo.Porque me encanta.
Sonia.

lo+ dijo...

Estoy de acuerdo y tambien he elegido algun libro de entre varios por que era escritora...pero tambien a veces he elegido por ser autor espaniol...
Para formar un criterio y reconocer lo que te gusta necesariamente tienes que leer algo que no te gusta y no me refiero al genero literario o del autor.
Lo mismo la adolescente choni leyendo a Moccia esta formando su criterio igual que tu lo hiciste a su edad o en su momento....o ccomo sabes que no te gusta?

NáN dijo...

Quienes escriben, lo hacen desde su capacidad, nefasta o gloriosa, para escribir. Es importante que nos den perspectivas diferentes que nos den atisbos de otras culturas, de otras vidas.

Luego llegan los críticos y los editores y nos los empaquetan en grupos para facilitar la venta. No he leído ni leeré nunca (espero) un libro por motivos externos a su escritura.

Rísquez dijo...

Toda la vida he pensado que hay libros buenos y libros malos, al igual que hay escritores buenos y malos. Quizá el problema radique en que a las escritoras les publican menos libros que a sus compañeros varones y que, dentro del subgrupo "escritoras", los libros que les publican son malos o muy malos, cayendo generalmente en tropelías infames como las mal traducidas 50 sombras de Gray (hasta en eso la cagan, pues la palabra correcta debería ser "matices" y no "sombras") o los bodrios de Matilde Asensi, Julia Navarro y demás ralea que compiten por ser bestseller con rivales masculinos de la talla del inefable John Verdon (http://noteniabillete.blogspot.com.es/2011/08/se-lo-que-estas-pensando-de-john-verdon.html) o del siemprehagolamismahistoria Ken Follett. Afortunadamente también se publican desde siempre fantásticas historias de maravillosas escritoras como Patricia Highsmith, Amélie Nothomb, Almudena Grandes, Anna Gavalda, etc. Creo que el lector inteligente no se dejará llevar por el sexo del autor, sino por la calidad de su obra.

Anónimo dijo...

Maravillosa Agatha Christie.Ahora nos resucitan a su peculiar Poirot.
Sonia.

Molina de Tirso dijo...

Lo malo es que bastantes mujeres escritoras se han apuntado a la moda de la literatura feminoide ñoña y cursi porque vende. Algo de eso comenté aquí el otro día (http://orlandiana.blogspot.com.es/2014/09/leonora-de-elena-poniatowska-i.html#links)

En general, creo que estamos de acuerdo.

Anónimo dijo...

Prueba a leer a Zora Neale Hurston. Espero que te guste.

NáN dijo...

Las pequeñas editoriales, que mantienen viva la llama, no paran de sacar a escritoras. Claro que no tienen máquina publicitaria. Huid de las editoriales grandes.

Oswaldo dijo...

Cualquier persona capaz de escribir, en medio de sus novelas, cosas como unas pocas que cito aquí es digna de ser leída y releída:

- Para decir “Yo te amo” uno tiene primero que ser capaz de decir”YO”. -

- Un hombre creativo está motivado por el deseo de lograr, no por el deseo de ganarle a otros. -

- La “verdad” no es para todos los hombres, sino sólo para aquellos que la buscan. -

- Sólo resulta razonable pensar que dónde hay sacrificio, hay alguien recogiendo las ofrendas del sacrificio. Dónde hay servicio, hay alguien siendo servido. El hombre que te habla de sacrificio está hablando de amos y esclavos, y tiene la intención de ser el amo. -

- El dinero es sólo una herramienta. Puede llevarte a donde quieras, pero no reemplazarte a ti cómo piloto. -

- La “ayuda” del gobierno a los negocios es tan desastrosa cómo el acoso… la única forma que el gobierno tiene de hacer un servicio a la prosperidad nacional es manteniendo sus manos alejadas.

Hay en ella y de ella mucho, muchísimo más.

Por otra parte, no estoy muy seguro que no pueda verse la condición femenina en la escritura de Ayn Rand. Creo que es capaz de presentar una desfachatada y límpida valentía por el simple hecho de no tener que demostrar la calidad y el peso de unos cojones.

Ya lo he dicho antes en este foro:
Creo que lo mejor que he leído en mi vida es “El Manantial” (The Fountainhead) de AYN RAND.

Tochi dijo...

Ay Moli, qué ilusión me hace que digas que la Rowling escribe muy bien. Yo llevo años diciéndolo, y la gente me miraba raro.

Tochi dijo...

Ay Moli, que ilusión que digas que la Rowling escribe muy bien!.Llevo años diciéndolo y la gente me miraba raro

Lou Perea dijo...

Tienes toda la razón. Grey, las sombras y su autora no son literatura, pero consiguieron q miles de personas volvieran a leer, eso tiene su mérito.
Efectivamente catalogar un libro por el sexo de su autor es tan ridículo como no apoyar a los nuevos autores que intentan abrirse paso en un mundo a veces demasiado cerrado y que sólo sabe de Ken Follets y similares.

Lou

------- dijo...

Como escritora cuando el personaje principal es una mujer, siempre alguno, recalco la o, me pregunta ¿te ha pasado a ti? En cambio cuando un hombre es el protagonista nadie hace esa pregunta.
Besos

Cristina dijo...

Mi opinión es que la buena literatura va a ser buena literatura independientemente del género o sexo o procedencia de quien la escriba, pero eso no quiere decir que sean indiferenciables las obras escritas por hombres o mujeres. Si los escritores ponen su sensibilidad mediada por sus vicencias y contextos en sus escritos, pues no será lo mismo ser hombre blanco occidental que mujer marrón islámica que hermafrodito amarillo asiático. En ese sentido, creo, se reinvidica la literatura femenina, que, tradicionalmente, como la literatura de minorías alejadas del canon, sí ha estado discriminada.

No desde siempre se han publicado libros de mujeres como de hombres, ni ha sido posible para las mujeres publicar libremente, eso pasa desde hace muy poco; y creo que mucha de la literatura femenina transmite este pasado discriminador (otra literatura es entretenimiento; útil para los fines que pretende, entretener, pero no es lo mismo que la buena literatura, que tiene que ir más allá; es como comparar los programas de Divinity con el cine bueno...) y en ese sentido se trata de "hacer visible" (eso que hoy suena tan mal...) a través de inciativas como esta. Yo no veo la discriminación positiva aquí, la verdad, solo el afán de hacer presente.

Lo que no sé es si sigue habiendo menos mujeres que escriben, y me imagino que sí, y por eso yo me resisto a leer libros al 50 %. Lo suyo sería trabajar para que hombres y mujeres tengan la libertad de escribir en la misma medida, como de, ya se sabe, hacer cualquier otra cosa. Y para pensarse escritora hacen falta figuras escritoras con quienes identificarse. Me lío...

En cualquier caso, me gusta mucho más tu propuesta, #mujeresqueescriben: no creo que haya una forma femenina de escribir, pero sí que creo que es necesario reinvindicar las escrituras femeninas (y las del extrarradio).

Me encantan tus posts sobre literatura y libros a pesar de que a algunos filólogos les hagan llorar (:

Mamen Orcero dijo...

Estoy de acuerdo contigo y con la mayoría de los comentarios que he leído. Yo también escribo y soy mujer. En varias de las presentaciones que he hecho, ha surgido la pregunta sobre si mi literatura es para mujeres. Me da mucha rabia la etiqueta.Yo siempre contesto que la que escribe es una mujer y la protagonista (en esa novela concreta) era una mujer. Pero la historia, que la lea quien quiera. Yo escribo literatura, intento con todo mi esfuerzo que sea todo lo buena que puedo. Y nada más (ni nada menos, claro). Saludos para todos.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katia dijo...

Al final, en España se publican más cosasqueseleen que LITERATURA, por lo que hay más mujeresqueescriben que ESCRITORAS. Es inevitable, pero también hay libros malos a morir escritos por hombres. Un montón, y hasta les dan premios literarios...

Dicho esto, ¿se reconoce la literatura escrita por mujeres? Yo creo que si. Yo creo que Alice Munro es claramente una escritorA. Y Virginia Wolf, e Iris Murdoch, y Siri Hustvedt, y Nicole Krauss y Ana María Matute. Claramente su sensibilidad es femenina, para mi. ¿Mejores o peores? No, diferentes. ¿Alguien se imagina Pastoral Americana escrito por una mujer? Pues eso.

NáN dijo...

O hablemos de Mercedes Cebrián, Marta Sanz, Lara Moreno y Elvira (que no Julia) Navarro.

Mujeres, jóvenes y escritoras espléndidas.

Carlos Moreno Serrano dijo...

No sabía dónde ponerlo así que lo pondré aquí. Moli, ¡me he comprado una imprenta manual de las de hace 100 años!
Sí, mujer, de ésas de tipos móviles que hay que componer una a una con pinzas y usando espejo porque está todo del revés. De ésas que tardas un día entero en prepararlo todo y darle a la manivela es lo más sencillo de todo el proceso. De ésas que hay que engrasar y limpiar la tinta cada vez que se usa.
Mogollón de gente me ha dicho que estoy loco y mucha gente se ha reído de mí y me ha hecho chistecitos sobre impresoras láser, pero también mucha gente se ha quedado flipada y ansiosa por ver la máquina en acción y me veo haciendo un workshop con mis amigotes imprimiendo invitaciones de bodas de mentira, de cumpleaños variados, las famosas Thank You notes que tanto se llevan por aquí y demás. La de tarjetas de felicitación que me voy a ahorrar de ahora en adelante, aunque me cueste 2 ó 3 pavos comprar una con chiste en la tienda de la esquina en vez de 8 horas componiendo el marco para la imprenta, total, para imprimir una única copia (!).

Pues eso, que como siempre voy a contracorriente pero luego todo lo que hago se vuelve de moda, como llevar barba, y gafas en vez de lentillas e imprimir a mano y a máquina.

NáN dijo...

Carlos Moreno Serrano, eres mi héroe. Todavía recuerdo el olor maravilloso de las linotipias.

molinos dijo...

Carlos ¡qué chulo!

Compón uno de mis posts y me lo regalas por mi cumple :)))

molinos dijo...

Carlos ¡qué chulo!

Compón uno de mis posts y me lo regalas por mi cumple :)))

Carlos Moreno Serrano dijo...

Me encantaría, aunque tardaría un buen tiempo, ya que mi imprenta es pequeñita, 5"x3", más para tarjetas de visita e invitaciones que para A4.

Lo que sí podría intentar es usar uno de esos tipos diminutos para que me entrara todo en un papel pequeñito y quedaría como un mensaje secreto. Podría imprimir 100 copias o así y las podríamos distribuir por bibliotecas o así, escondidas en los libros. ¡Marketing de guerrilla!