viernes, 1 de agosto de 2014

Lecturas encadenadas.- Julio


Cinco libros. Cinco autores. Ninguna mujer. Un inglés, un español, un islandés, un americano y un italiano. Todo novelas.

Empecé el mes con La mujer de verde de Arnaldur Indridason. Este libro me lo regalaron las princesas y El Ingeniero por mi cumpleaños y lo tenía desde entonces esperando en la estantería. Novela negra nórdica. Frío, un detective solitario, un crimen y un misterio. Nada nuevo. A mí todos los detectives nórdicos me recuerdan a Wallander que fue el primero que me encontré. Se lee fácil, está entretenido y no agrede. Mantiene el interés sin ser demasiado obvio y sin trampas. Ideal para la tumbona.

Un paraíso inalcanzable de John Mortimer. Lo saqué de la biblioteca tras leer una recomendación de Elena Rius. ¿Cómo sería Downtown Abbey si continuara hasta nuestros días? Sería exactamente esta novela. El autor explica en la introducción que comenzó a escribirla al mismo tiempo que un guión para una serie de tv y se nota muchísimo.

Es una historia ambientada en el típico pueblo inglés  entre los años 50 y los años 80. Aparecent odos los personajes típicos: la familia noble que ya no es tan noble, el párroco peculiar, el médico, los huelguistas de los años 70 empobrecidos por el thacherismo, los colegios exclusivos..el catálogo completo de los personajes de una serie. Es un libro muy muy entretenido y que se lee con agrado, con una sonrisa en la cara. Si te gusta lo inglés, definitivamente es tu libro. Ideal también para el verano.

"Simeon miró al joven que tenía delante y se preguntó, no por primera vez, como sería haber nacido sin capacidad para dudar. ¿Sería una bendición, una maldición o una simple carencia física, como nacer sin sentido del olfato? En ese momento, no llegó a ninguna conclusión."

En la Feria del Libro de Madrid y también por recomendación de Elena Rius compré Crematorio de Rafael Chirbes.

Es un libro áspero, duro, correoso, sucio. La crónica de la corrupción, del destrozo ambiental, la construcción desenfrenada, el enriquecimiento por el enriquecimiento, la vileza, las miserias, la destrucción de cualquier atisbo de belleza tanto interior como exterior. El dinero que todo lo corrompe y destruye, hasta los más idealistas acaban sucumbiendo ante él.

Chirbes escribe torrencialmente, "apretujado", apretado, dejándote sin aire, sin ver el horizonte, sin espacio, exactamente igual que si estuvieras en mitad de esas construcciones que cubren nuestras costas. Esta sensación la consigue formalmente, por la manera de escribir sin puntos y aparte en un único párrafo que se extiende durante páginas y páginas hasta completar un capítulo y también por el fondo. Lees y te encuentras sepultado en palabras, en ideas, en referencias, en relaciones...tantas que casi no puedes respirar. Al terminar cada capítulo tienes que parar a coger aire, a digerir lo leído y tomar fuerzas antes de sumergirte en el siguiente.

Es un libro durísimo, buenísimo pero duro por lo que tiene de real, de vida misma.
"Reírse su padre y ella entre lágrimas, entre sollozos.¿No lo hacen así las familias? ¿No homenajean así a sus difuntos, hablando de esas cosas, hablando de ellos? Los psicólogos dicen que es necesario representar el dolor, la ceremonia del funeral, el llanto, el luto, todos los psicólogos lo dicen, lo recomiendan; representar el dolor te lo quita de encima; o, mejor dicho, lo convierte en otra cosa, en otra forma de sufrimiento que es distinta porque parece que no es inconsolable, porque lo dota de cierta finalidad; así, compartido, meditado, parece que el dolor alimenta algo, que sirve para algo. El sufrimiento pasa de ser una fiera que te devora las entrañas a un animalito de compañía que acaricias, con el que hablas. Que se tiende a dormir al pie de tu cama." 

Cuando leí "Travels with Charley" me encontré con esto:
"There was a sign in Sauk Centre all right: "Birth place of Sinclair Lewis. (...) I didn´t know him well, never knwe him in the boisterous days when he was called Red. Toward the end of his life he called me several times in New York and we would hace lunch at the Algoquin. I called him Mr. Lewis - still do in my mind. He didn´t drink any more and took no pleasure in his food, but now and then his eyes would glitter with steel. I had read "Main Street" when I was in high school, and I remembered the violent hatred it arouses in the countryside of his nativity".
Rebuscando por las estanterías del despacho de Los Molinos buscando algo que no recuerdo, me saltó entre las manos un tomo verde, con papel fino "de Biblia" y letras doradas en las que ponía "Novelas escogidas de Sinclair Lewis" y claro, tuve que cogerlo y leer "Calle Mayor".

Calle Mayor es como un culebrón de sobremesa mezclado con unas gotitas de "La Regenta". No pasa nada especialmente interesante más allá de las elucubraciones mentales de la protagonista, Claire, una joven con muchos ideales que se casa con un médico de una pequeña ciudad de la interminable llanura del Medio Oeste americano. Llega allí tan contenta y se le cae el alma a los pies por el provincianismo, la cortedad de miras, los cotilleos y el aburrimiento. Es la historia de una vida con todos sus detalles, incluso los más pequeños. El libro es un aburrimiento que supongo que en su momento debió impactar a todos esos habitantes de las ciudades de la pradera. Steinbeck contaba que Sinclair Lewis no volvió a ser bien recibido en su ciudad natal, en la que se había inspirado para escribir esta historia.  

Eso sí, Sinclair Lewis ganó el Premio Nobel en 1930, según pone en el prefacio del libro con papel de Biblia porque ese año los académicos suecos pensaron que el premio era demasiado "europeo" y "anglófobo" y lo solucionaron premiado a Sinclair. 

Es un libro "pasado de moda", ha envejecido fatal. 
"Se daba largos paseos y era sensata en lo que se refiere a su calzado y al régimen de alimentación. Y nunca se dio cuenta de que vivía". 
"El mayor misterio que rodea a un ser humano no es su reacción ante el sexo o el elogio, sino la manera como se las ingenia para emplear las 24 horas del día."
He terminado el mes con  El caballero inexistente de Italo Calvino. Este libro lo tengo "en depósito". Mi amigo Pablo se ha ido a Perú a hacer las Américas y me ha dejado unos cuantos libros para que se los cuide, entre ellos éste. El día que los recogí en su casa, los traje a Los Molinos, los coloqué en la estantería y no volví a pensar en ellos hasta que un día recién despertada de mi sesión de pesadillas diaria, al levantar la mirada vi este librito llamarme.

Es una novela de fantasía y de caballerías. Con caballeros y princesas, con Carlomagno y un loco que cree que es el mar o el agua y que cambia de nombre con cada persona que lo conoce. Es un librito de batallas, aventuras y amoríos. Y es un libro con un finísimo sentido del humor con el que me he reído.
"Si infeliz es el enamorado que invoca besos cuyo sabor ignora, más infeliz mil veces es quien probó apenas ese sabor y después le fue negado."

Para agosto ya tengo uno entre manos maravilloso, El Cuarteto de Alejandría preparado, un libro regalado por una editorial y otro de Zadie Smith....no puedo esperar. 




18 comentarios:

Bichejo dijo...

Lógicamente me apunto Mortimer, que además es trilogía.

Este año la lista de los libros para las vacaciones va a ser bastante difícil.

Jesús Miramón dijo...

Ah, el Cuarteto de Alejandría... El otro día le presté Justine a mi hija, a ver si le gustaba. Esos libros los leí por primera vez -seguidos, de un tirón- durante el servicio militar, a los dieciocho años. Recuerdo que me escondía en un almacén de herramientas para desaparecer y poder disfrutar de Lawrence Durrell sin que nadie me molestara. Alejandría me alejaba de la sordidez y la cochambre y abría ante mí las posibilidades infinitas de la verdadera literatura. Son unas novelas muy especiales para mí.

Marta dijo...

Me gusta lo inglés, me quedo Un paraíso inalcanzable!
Para Crematorio no tengo estómago ahora mismo, pero lo apunto.
Gracias por estos post, siempre me descubres libros que no hubieran llegado a mis manos jamás :-)

El niño desgraciaíto dijo...

Yo no pude con el cuarteto de Alejandría. Hablando de envejecer mal... a mí me parecieron pretenciosas y, sobre todo, aburridas. De hecho en algún punto lo dejé, no sé en cuál, pero tampoco me preocupa mucho.

Anónimo dijo...

Ya me leí El poni colorado y Las praderas del cielo,me han gustado mucho.Gracias Moli.
Sonia.

Anna JR dijo...

A Italo Calvino lo tengo pendiente en las estanterías de mi padre. Mi última jefa de informativos me lo recomendaba siempre para interpretar algunas cosas de algunos políticos que tenemos por aquí. Concretamente me hablaba siempre de 'El vizconde demediadoo' y de 'El barón rampante'. Tendré que hacerme a la idea de algún día, leer algo que no venga de los EEUU....

Rafael Chirbes es un personaje (http://www.abc.es/cultura/libros/20130526/abci-entrevista-rafael-chirbes-201305241354.html) y el Crematorio lo tenemos por aquí cerca.... Venga. Ese me lo voy a leer. Seguro. Me lo pongo como reto de verano.

El de Sinclair Lewis seguro que me gustaría... Releí hace poco 'La paga de los soldados' y estoy acabando 'La luna se ha puesto' de Steinbeck y he caído en eso que dices sobre los libros que envejecen mal. Lo que pasa es que algunos tienen esa cosa entrañable y tierna a la que no me puedo resistir... como cuando iba a ver a mi tía abuela a la residencia.

Me acabo el de Steinbeck y 'Una breve historia de casi todo' y le ataco a Crematorio.

Besos!

baronesa noseque dijo...

Buenos días Molinos,
Si te ha gustado "El Caballero Inexistente" te aconsejo "El vizconde desmediado" y "el barón rampante" (los tres componen la antología de antepasados ilustres, dicen que el Barón Rampante es el mejor aunque a mí es el que menos me gustó) y las "cosmicómicas" y "tiempo cero" pero sobre todo te aconsejo "si una noche de invierno un viajero" yo lo releo cada cierto tiempo. También me gustó aunque es más denso "El Castillo de los destinos cruzados"En general te aconsejo casi todos los libros de Italo Calvino...
Un saludo
La Baronesa Noséqué

Anniehall dijo...

Yo también el de Mortimer y tal vez Crematorio que sospecho que es en lo que se basaron para una serie con Pepe Sancho ¿la has visto?

Alberto Secades dijo...

Tachar a Tacher de practicar el tacherismo, le quita una merecida "H", que da inicio a muchos de los epítetos que se le arrojan desde España.

Una cuestión puntillista que me pareció preciso dejar apuntada.

Saramaga dijo...

Tengo ganas de leer a Chirbes. Y me voy a visitar a Elena Rius a ver que más recomienda :-)

Elena Rius dijo...

Me alegro de que mis recomendaciones te hayan gustado. Yo me he hecho muy fan de Chirbes, aunque sólo llevo leídas dos de sus novelas (Crematorio y En la orilla, ambas durísimas y espléndidas). Voy a seguir con el resto. Alguien me ha recomendado, además, sus artículos de crítica literaria, que están recogidos en algún libro. Seguro que me interesan las opiniones de alguien tan lúcido como él y que escribe tan bien.

molinos dijo...

Bichejo, cuando leía a Mortimer pensaba: "este es el típico libro que le va a encantar a Bich" y ¿cuando no ha sido dificilísimo hacer tu lista de libros de verano?

Jesús, ya lo conté en un post. A mí me dejo El Cuarteto una tía mía y los leí un verano, debía tener 18 o 20 años. Recuerdo la sensación de pensar que me estaba perdiendo algo, que algo se me esaba escapando. A ver qué tal la relectura.

Marta, muchas gracias. Me alegra descubrirte libros. UN paraíso inalcanzable es una buena novela, ya me contarás.

ND, Lawrence Durrell es a veces un cursi por eso me gusto tanto descubrirle en la correspondencia con Henry Miller porque era muchas cosas más. Ya te contaré que tal El Cuarteto.

Anna JR, de Italo Calvino tienes que leer "Si una noche de invierno un viajero"...es una maravilla de libro. Y Crematorio es una gran novela, durísima pero merece la pena. ¿Qué tal Bryson?

Baronesa, de Italo Calvino ya había leído "Si una noche de invierno un viajero" y "El barón rampante", este cayó por casualidad en mis manos por el viaje de mi amigo. Y coincido contigo en que "Si una noche" es un libro para releer cada cierto tiempo.

Anniehall, Mortimer es para ti claramente. Y sí, Crematorio es el libro en el que sebasaron para la serie con Pepe Sancho que no he visto todavía. Cuando termine BB me pondré con ella.

Alberto,gracias..ahora mismo lo corrijo.

Saramaga, ya estás tardando en seguir el blog de Elena Rius, es una maravilla.

Elena Rius, tengo "En la orilla" en mi lista de libros por leer. Esperaré tu opinión sobre sus artículos. Y una vez más, gracias por tus recomendaciones.

Ana María dijo...

Moli, buceando por la Red, he visto que del autor de La mujer de verde hay alguno más. Te lo digo por si te animas a otra escalada de investigadores y policíaca.

Me lo leeré en algún momento, lo apunto.

He vuelto a leer y estoy muy contenta :) Acabo de comenzar uno de Vázquez Montalbán, O César o nada, a ver cómo se me da.

Besotes grandes :*

Modestino dijo...

Me apunto el de Calvino, un autor que creo no debería seguir omitiendo. Los dos primeros me encantaron en su día.

En cuanto a "Crematorio" aún no me he atrevido a enfrentarme a él, y tu comentario no me anima demasiado: habrá que esperar mejores momentos.

Anna JR dijo...

Apuntado el de Calvino.

Bryson genial!! El chico centella me ayudó a sobrellevar el despido. Me hizo reir mucho. Pero reir en voz alta. Y 'Una breve historia...' también. Y como me tengo que hacer un poco de ciencias partiendo desde las letras puras, pues parece una tontería, pero estoy aprendiendo muchas cosas!! Y alucinando con los científicos... el francés que se recorrió medio mundo para triangular con un alineamiento de planetas!!! Increíble!!!

Dani Torregrosa dijo...

Estoy deseando leer tu reseña sobre La edad de los prodigios.

Besos

Molina de Tirso dijo...

"Crematorio" es maravilloso, por eso empecé "En la orilla" tan ilusionada y por eso me llevé un chasco tan tremendo.

No he leído "Calle mayor" novela, pero vi hace tiempo la película de Juan Antonio Bardem (1956) y a mí me mereció la pena. Creo que es una de las pocas veces que el cine llena mucho más que la lectura. Probablemente, porque elimina esos enojosos tiempos muertos que mencionas.

Anónimo dijo...

Molina de Tirso,Calle Mayor,sí señora,ya decía yo que me sonaba el título.La actriz protagonista,me encantó.Para verla,y también para ver Marty,con la misma actriz.
Sonia.