jueves, 23 de mayo de 2013

MOMENTOS MUSICALES BY MOLI (II)

Escucho mucha música, principalmente en el coche,en el curro cuando estoy revisando libros de colores y mientras escribo. De esas tres situaciones la mejor para concentrarme en la música es el coche.   Conozco el camino de memoria y voy en piloto automático asi que  puedo dejar volar mis pensamientos hacia cualquier memez. Muchas veces la memez surge porque suena una canción y me acuerdo de una situación concreta de mi vida y soy perfectamente capaz de recordar  cómo me senti en aquel momento...

Es un tema tan bueno como otro cualquiera para un post,  unas cuantas Cosas que (me) pasaron mientras escuchaba estas canciones.

Es invierno, está el cielo gris y llueve. Vamos en el coche a Los Molinos un sábado por la mañana, por la carretera de Colmenar, estamos ya en la zona entre Colmenar y Cerceda. A los lados hay campo, encinas, vacas, toros...y muy poco tráfico porque hace mal tiempo. El coche es un seat 131 blanco, con una tapiceria de cuadritos enanos rojos y negros y yo voy sentada detrás de mi padre que conduce. No consigo recordar si Pobrehermano Pequeño ha nacido ya o no, creo que si pero es muy pequeño. En el coche suena esta canción, que nos encanta...no sabemos quienes son, ni qué cantan, pero esta canción y la cinta entera nos fascina. A mi padre y Molimadre también debe fascinarles porque en casa, en Los MOlinos, está el también el disco en vinilo y no dejamos de escucharlo cuando estamos alli. Con los años, ésta otra canción sobre la amante traicionera, Cecilia, me fascinó...pero esa es otra historia.

Tengo 14, 15 o 16 años. Es invierno y vagamos por Los Molinos sin saber muy bien que hacer. Tenemos una edad en la que ya no montamos en bici (más que para ir de un lado a otro) porque es de pequeños, no jugamos al futbol y no sabemos muy bien qué hacer con nuestro tiempo cuando además hace mal tiempo y no podemos simplemente sentarnos en una tapia a ver las horas pasar. Tampoco tenemos dinero y si lo tuviéramos no sabríamos en qué gastarlo. Fede tiene 17 ó 18 y en su casa no hay nadie, está "sin padres"  y claro.."sin calefacción". Nos da igual, es un "plan". Vamos para allá y nos sentamos en los sofás de cuero que están frios y escurren, con todas las persianas cerradas a ver por enésima vez The Wall...y filosofar sobre lo que quiere o no quiere decir. Pasan las horas...yo no comparto ese fervor místico que tienen ellos por Pink Floyd pero a mi absurda edad adolescente, ellos son mis amigos y padecer The Wall en bucle se ve compensado porque con ellos no tengo que ser nada...solo yo. Incluso puedo decir de vez en cuando..."me espanta este trozo".  Fede lleva su plumas y unas zapatillas azules. 

Verano. Hace calor y tengo también 15 ó 16 años. Voy en bici por Los Molinos buscando a mis amigos, es por la mañana, las 12 y media o así..demasiado pronto para que se estén bañando en alguna piscina.  No consigo encontrarlos y al final están en "Ana María", una casa que conozco pero en la que no tengo confianza. Decido superar mi momento de timidez e ir a buscarles. Están en un sótano "estudiando"...desde la luz del sol que pega a mediodia en Los MOlinos, entro en el sótano y suena esta canción que odio profundamente y que a ellos les encanta. Es una canción que me incomoda muchísimo y que no soporto...Ángel lo sabe y siempre hace lo mismo...la canta y me mira cuando llega esta línea..."Y con los brazos en cruz/ te me haces transparente/ y eres como una balanza/con las pesas colgando por dentro" . Le odio por hacerme eso.

En mi primer coche, tengo 19 años. Es entresemana, no voy a clase aunque en casa he dicho que iba a pasar el día a la biblioteca para estudiar. He quedado con mi novio de entonces para ir a una fiesta de la primavera en la Autónoma. Tengo un radiocassette superguarrero en el coche y suena esta canción y todo el disco de Los Deltonos.  En la fiesta de la primavera bebemos como bestias, hay porros a mogollón y el jersey de mi novio, que es marrón claro, huele fatal...una peste asquerosa que no sabemos cómo ha cogido.

Primavera, tengo 29 años. Sábado por la mañana, toca limpiar la casa, mi parte es el salón y el dormitorio. El Ingeniero limpia el baño y la cocina. Llevo un pantalón vaquero viejo y mi sudadera mugrienta de NY, limpio la mesa, quito el polvo de la tele, las sillas y me subo al sofá de cuadros azules y blancos que tenemos,  para quitar la mierda de los libros de la estantería que hay encima. No llego hasta arriba del todo...y decido que llevo meses sin limpiar ahí. Salto del sofá y voy a por la escalera. La coloco y subo para limpiar lo que queda más arriba, está superalto y estoy a punto de caerme  porque es una casa con techos altos. Entra el sol por las ventanas del salón que dan a un pato de manzana enorme y suena la música que he elegido yo...y derepente suena esta canción y sin saber muy bien por qué, salto de la escalera al sofá y luego bailo como una loca encima de la mesa,  y voy saltando del  sofá a la mesa  y al revés. Cuando termina decido volver a ponerla para que me dure el buen rollo mientras sigo limpiando.

Tengo 40 años. Llevo unos vaqueros mugrientos que se me caen y mi sudadera de NY. Estoy apoyada en el respaldo de mi butaca roja mientras veo como las princezaz me hacen la enésima demostración de la coreografía que llevan practicando un par de meses. Sonrío...flipo con como baila M y como C intenta seguir los movimientos. Me espanta la canción pero por supuesto a ellas les flipa.

A lo mejor un día se acuerdan de ese momento, de mi y mi sudadera de NY,  igual que yo me acuerdo del día que iba en el 131 escuchando a Simón & Garfunkel.




23 comentarios:

Anna JR dijo...

aaayy. Me ha dado un vuelco el corazón. Porque ahí hay muchas canciones que me traen muchos recuerdos pero sobre todo por el final: lasmías se contonean cantando ESA canción y yo no pararía de escuchar 'American Tune'.

Bravo por la músicaaaaa!!

Anónimo dijo...

Hoy desde aquí, agradezco a mi hermano mayor el privilegio de conocer en aquellos momentos aquella buena música que nos traía a casa. Aquellas agujas del tocadiscos, tan delicadas y frágiles, a veces se estropeaban y nos pasábamos meses sin poder poner aquellos discos,,, hoy no se entiende. En cualquier mv, ordenador o mp, se puede escuchar tooodoooooo, y de alguna forma con esto se pierde la magia de lo inalcanzable.

Y sí, la música transporta, eleva, paraliza, huele, sabe, acaricia y abofetea.

También digo...VIVA LA MÚSICA ,!!!!

Anónimo dijo...

Notesofoques mi amor,
Pero tengo que verte primero....

Jajaja, qué risasy qué recuerdos!!!!!

A mí sí me gustaba!!


Anónimo dijo...

Qué entrada amable para un jueves!!!

Aparte de la canción y el momento, yo recuerdo a Nacha Pop como nunca los he vuelto a oir, en mis tiempos de erasmus en alemania. Era tal el contraste de su ritmo y el que por allí vivíamos, y me llegaban las palabras tan articuladas... Nunca volví a sentir así aquella música.

Buen día : )

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Por curiosidad, ¿puedes dar una edad aproximada de la sudadera mugrienta de NY?.
Si ya era mugrienta cuando tenias 29, hoy debe de haber pasado ya su adolescencia...

molinos dijo...

GOnzalo, la sudadera me la compré en NY en diciembre de 1995...calcula.

Hermano E dijo...

No te lo vas a creer. Hoy venía en el coche oyendo también música en el coche. Normalmente escucho las noticias por las mañanas, pero últimamente no las aguanto y antes de llegar a la oficina cambio a modo música. El caso es que tengo un pen con más de 5.000 canciones, y ha saltado esta que hacía mucho que no oía. He pensado "podría escribir corta una entrada en el blog", pero ha sido entrar a la oficina ver el correo y olvidarseme el tema. Menos mal, porque la comparación entre lo que hubiese podido escribir y lo tuyo sería odiosa.

Una vez hecho el peloteo, ya nos explicaras porque no te gusta la canción de Radio Futura. ¿Es sólo esa o todas? Espero que sea lo primero. Medita la respuesta, y como decía Jhohnny Guitar, lie to me, si es necesario.

HombreRevenido dijo...

Qué maravilla.
Esto da para comedia musical.

¡A Broadway!

Ana María dijo...

A cuento de recuerdos... He tenido vetadas algunas canciones esta última temporada. Era oírlas y horror absoluto. Ya voy tolerándolas, menos mal.

Eso, y los olores, lo mejor/peor. De repente una cascada de recuerdos que no se pueden parar :')

:*

Ana María dijo...

A cuento de recuerdos... He tenido vetadas algunas canciones esta última temporada. Era oírlas y horror absoluto. Ya voy tolerándolas, menos mal.

Eso, y los olores, lo mejor/peor. De repente una cascada de recuerdos que no se pueden parar :')

:*

Elena Rius dijo...

¡Ese disco de Simon & Garfunkel! ¡Menudos recuerdos! Es oírlo y que pase toda mi adolescencia por delante. (Y guardo el vinilo, aunque ya no tengo plato para ponerlo)A mí también me machacaron una época con "The Wall", que en ese momento no me gustaba nada (pero que soportaba, como tú, por aquello de los amigos). Ahora, con la edad, o me he hecho más tolerante o más nostálgica, no sé, e incluso diría que me gusta.

desafectos dijo...

Recorrido sonoro, mola!!.

Un saludo.

Juliet dijo...

Ha sido leer tu post, y empezar a plantearme las canciones de mi vida... y fiuuuuuu mogollón de recuerdos han caído en cascada!! Q pasada.

Q viva la música! :)

PD: La canción de tus hijas mola... da buen rollo!!

Anónimo dijo...

Y hoy va y se (nos) muere G.Moustaki. Viva la musica, que nos hace estar/ser mas vivos. Gracias. Begoña

TXABI dijo...

"...la mejor para concentrarme es la música es el coche.Conozco el camino de memoria y voy en piloto automático asi que puedo dejar volar mis pensamientos hacia cualquier memez".
Moli, esta es la peor situación en la que puedes encontrarte conduciendo. Cuidadín.
S&G, simplemente geniales...

Anónimo dijo...

Richard Wagner y lo demás son tonterías.
Se salva "Atom Heart Mother" de Pink Floyd y Xuxa.

Ilari lari lari e, oh oh oh


http://youtu.be/c9lQi0ha6mQ

Don Mendo





MATT dijo...

Precioso. Hay recorridos sonoros que marcan una biografía. El mío estaría repleto de Bruce.
Beso

Anónimo dijo...

Uy y de los miercoles piloneros el "sunday bloody sunday" de U2 no le suena?

Oswaldo dijo...

I love my music too !!!

Maravillosa entrada !!!

Cristina dijo...

Una canción del coche de mi infancia viajando desde Barcelona a la Costa Brava, con mis padres y hermanos: "Cuando un amigo se va" de un grupo argentino, Gauchos 4

http://youtu.be/v8_pwhSPXok

Anónimo dijo...

Baila conmigo, Don Mendo? oh.oh.oh

Nemo dijo...

Molinos,

Flipo con tu memoria, te lo digo desde la más profunda y sincera envidia. Soy una de esas personas que tú no entiendes, que no es capaz de recordar qué ropa llevaba ayer puesta, ni a veces en qué año trabajé aquí o allá, ni acordarme de una cara (aunque haya hablado con la persona en cuestión, lo que es fuente de malentendidos), como para acordarme de las canciones (o la ropa) que llevaba puesta, se me pierden muchos recuerdos por el camino de mi vida que me encantaría ser capaz de retener... pero no puedoooor. Soy tan inútil para eso como tú para envolver un regalo adecuadamente, o calcular el precio más barato de dos envases diferentes ;)

Una sola petición, creo que en algún momento te la hice: como lectora descerebrada de tus posts antiguos en la actualidad, y totalmente convencida que muchos más habrá: no estaría de más que en lugar de poner "esta canción" y el enlace al youtube, pusieras el nombre e intérprete? Igual no te parece lo mismo, pero el youtube nos da muchas sorpresas, y muchos posts antiguos con enlaces a canciones que han sido tu banda sonora en uno u otro momento han sido borrados, y me voy quedando con las ganas de saber qué canción sería... si pusieras el nombre, sabríamos cuál es aunque borraran el enlace (también serviría para los que ven tu blog desde el curro -que son muchos- y tienen el youtube capados :D).

Gracias, Molinos!

Nisi dijo...

Creo que todos tenemos una banda sonora única e intrasferible y me parece maravilloso asociar canciones con partes de nuestra vida. Yo no suelo recordar relaciones directas canciones-momentos, pero sí que cuando oigo una canción determinada me vienen a la mente esos momentos en los que fue banda sonora de mi vida.