miércoles, 23 de enero de 2013

SESUDO ANÁLISIS DE LAS PELIS MALAS DE MIEDO.



Las pelis de miedo buenas son cojonudas. Son unas películas que además del factor acojonarte hasta el infinito son pelis bien hechas, con historia, personajes, atmósfera y que crean interés y un miedo que te cagas. 

Ni que decir tiene que hay muy pocas pelis de miedo de ese estilo. 

La pelis de miedo malas son espantosas y además no dan miedo. Dan asco, dan susto, dan pesadillas, aburrimiento supremo,  pero miedo, miedo que te cagas no dan. 

Hacer una peli de miedo espantosa  es coser y cantar. 

Veamos cómo. 

Para empezar necesitamos gente corriendo. Gente corriendo sin criterio  y absurdamente. Hay dos tipos de carreritas tontas. Aquellas en las que se huye de un  asesino o maniaco que persigue sin mucho criterio pero que termina siempre con la más guapa del casting o aquellas en que se da vueltas como pollo sin cabeza porque hay espíritus o fantasmas; en éstas se corre pero menos. 

Los protagonistas deben ser analfabetos o gafapastas con algún tipo de disfunción social. Si se mudan a una casa increíblemente barata e increíblemente estupenda, muestran una total despreocupación hacia esa puta coña que han tenido. No hay suspicacia como la que  cualquiera de nosotros desarrollaría: mmm... ¿una casa tan cojonuda con 7 dormitorios, árboles en el jardín y porche con columpio por 12.000 euros? aquí hay gato encerrado. No, a ellos les parece que han tenido mucha suerte, se abrazan y  allí que se meten. 

Tú como espectador ya estás cabreado porque sean tan gilipollas. Que no es que estés en contra de personajes idiotas, de hecho dan mucho juego, pero es tan obvio lo que va a ocurrir que ves como el facto miedo se aleja por el horizonte y llega a tu pantalla el factor: que previsible es todo. 

Continuemos. Para el buen desarrollo de la trama es fundamental que los protagonistas carezcan de visión periférica y se limiten a ver lo mismo que el caballo de un picador. Por eso cuando las imágenes en los espejos, el asesino en serie o 7 babuinos enfurecidos bailan por la habitación ellos giran la cabeza rápidamente pero ¡mecachis! no consiguen verlos. Dan vueltas hasta que se marean y salen de la habitación pensando: me lo habré imaginado. 

Tú como espectador no solo has visto al fantasma, al asesino y a los babuinos, es que además antes de que si quiera el protagonista entrara en la habitación ya sabías que iban a aparecer. Las pelis malas de terror pueden darte la impresión de que ves el futuro.

Para identificar al protagonista que conseguirá salvarse a pesar de que es el más odiado por los espectadores solo hay que guiarse por el oído. La mujer o el niño que grite como un cerdo en una matanza,  es el inconsciente disfrazado de  valiente que a pesar de merecer morir entre horribles dolores en el minuto 5 aguantará hasta el final. Llegará jadeando como si hubiera corrido el maratón o echado el polvo del siglo y sí, da igual que sea un niño. 

Por supuesto hay que tener en cuenta que la inteligencia no está bien vista en este tipo de películas.  Normalmente aparece un personaje inteligente que dice lo único coherente y con sentido de todo el guión. Algo que el espectador piensa: hombre por fin alguien que ponga un poco de orden en este absurdo.  Por supuesto lo que dice es desechado por el resto de personajes oligolérdicos que opinan que el listo está flipado. El listo muere, lo que les debería demostrar a los pasmados que lo mismo es mejor pirarse,  pero algo tan obvio les pasa desapercibido y se quedan allí mirándose las uñas con su visión con orejeras. 

Necesitamos niños. Hay que elegir de qué tipo queremos los niños en la peli mala de miedo. Tenemos los niños que dan  un miedo que te cagas o los que se pasan toda la peli a punto de palmarla pero sin enterarse. Ambos grupos son odiosos y el espectador quiere matarlos desde el minuto 1. De hecho, nada como una peli  mala de miedo para cortar las efusiones reproductivas en caso de tenerlas. 

La casa molona e increíblemente barata,  tendrá por supuesto una mala instalación eléctrica que funcione con bombillas de 20 vatios y unas puertas misteriosas que no abran pero que tendrán pomos que giren con mucha holgura. Por supuesto los protagonistas con cero actividad neuronal después de comprar la casa al encontrar una puerta que no se abre, se quedan tan tranquilos y no llaman a nadie para tirarla  abajo, ni se les ocurre desatornillar el picaporte.  Suelen esperar a que la puerta se abra sola y por allí salga una luz sospechosa, sospechosa para todos menos para ellos. 

Por último necesitamos un director al que le flipe el preciosismo. Esto quiere decir que se sienta poético, especial y con mucho gusto y se dedique a plagar la película de planos a contraluz, planos con ventanas abiertas por donde entra una  brisa que mueve las cortinas, planos oscuros como boca de lobo en los que de repente aparece una lucecita por donde vemos al protagonista sin visión periférica haciendo el gilipollas. Y eso, se supone que te va a dar miedo. 

Las pelis malas de miedo son como las malas pelis porno. Todo es tan obvio como en ellas “soy el fontanero y vengo a arreglarle las cañerías” “Hola, soy el asesino y vengo a perseguirte para casi matarte pero soy un incapaz y no lo conseguiré” 

Una buena peli de miedo, una de las que acojona hasta el infinito es aquella en la que el terror viene de algo cercano, cotidiano, que está ahí al lado y parece inofensivo. En una buena peli de miedo no hay ni un plano oscuro, todo el terror está ahí a plena luz y no te puedes creer lo acojonado que estás. 

Pensad en Los Pájaros, pensad en El resplandor y acojonaos. O mejor sentaos a verlas. 

Es como una buena sesión de sexo...nada de velitas, nada de cena romántica, nada de hotel con encanto…una mañana cualquiera a plena luz y sin que te lo esperes. Eso mola mucho más.

25 comentarios:

Ana María dijo...

¿Y esa habitación "de las fotocopias"? Se ve una luz brillante por debajo de la puerta... Y a ti, que eres memo, te parece super normal, ea.

Miedo da "Al final de la escalera", que la única vez que la he visto fue un verano, cuatro de la tarde, con todas las persianas subidas.

:*

Bettie-Page dijo...

Y cuando resulta que los protas oyen un ruido en la planta de abajo y resulta que bajan y .....van con las luces apagadas¡¡¡ gilipollas¡¡¡ enciende la luz¡¡¡

¨Al Final de la Escalera¨ da mucho miedo..y otra con la que me acojono es con ¨La Profecia¨...

Mar dijo...

Susaaaaaaaaaaaaaaaaaan

http://www.youtube.com/watch?v=lGAyUgnKCI0

Biónica dijo...

A mí me pone de los nervios tanto correr, tanto correr y que se porten como gacelas malheridas. Con pelis de zombies o cosas por el estilo me paso el rato cuestionando lo que hacen. Lo que me pasa ahora con Walking Dead, vaya. Todo el rato diciendo ¿¿¿Y UN PUÑETERO EXPLOSIVO CASERO NO SE LES OCURRE??? ¿¿¿ UN CÓCTEL MOLOTOV, JODER??? ¿¿¿O TODO VA A SER DISPERSAR A BALAZOS CON UN ARMAMENTO QUE PARECE EL PERPETUUM MOBILE???

Lo dicho, me comen los nervios. Y no de miedo xD.

Bln Lysh dijo...

Oye, oye, que sin velitas, ni hotel con encanto y sobre todo sin cena romántica, conmigo nada de nada

NáN dijo...

Primero, una confesión. Acuerdo total con tu división de las pelis de miedo, a saber: están las buenas que te cagas (de miedo) y las malas que te cagas (en la madre del guionista, del director y del productor).

De ñas segundas no quiero ver ninguna, en ningún género. De las primeras elimino las de miedo. No voy a pagar para tener pesadillas cuando estoy durmiendo solo en la casa del pueblo. Por eso la última película peli de miedo que vi fue El Resplandor, cuando la estrenaron.

Después, un reconocimiento: aunque soy ajeno al género, pocas veces me he reído tanto con tus categorizaciones recreativas como en este caso. Ni coto ejemplos, porque cada párrafo incluye dos.

Beatriz dijo...

Yo no soy muy aficionada a las pelis de miedo porque me dan "demasiado miedo" pero te recomiendo una de las que tú dices: cotidiana, a plena luz del día: Arlington Road. No es la típica peli de miedo miedo, pero a mí me resultó muy angustiosa, y creo que te gustará porque sale Joan Cusack en un papel poco habitual en ella. Ya me contarás.

Beatriz dijo...

Que no sé dónde he leído que te gustaba Joan Cusack... He confundido a Joan con John? Qué fuerte...

Beatriz dijo...

Que no sé dónde he leído que te gustaba Joan Cusack... He confundido a Joan con John? Qué fuerte...

laesti dijo...

He llegado hasta aquí en el típico de oca a oca y tiro porque me toca de blog en blog y lo que me he reído...
El año pasado hice una doble sesión surreal con "Viernes 13", pero la última de todas, y "Ouija" una española de miedo. Con ellas he descubierto el género de pelis tan malas pero tan malas que dan toda la vuelta y se vuelven buenas. Eso sí, en el cambio el género se transmuta y se convierten en comedias.

Alma dijo...

No dejeis de ver "the cabin in the woods" miedo-miedo noda...y encima te riessss
Besos

loqueleo dijo...

Entonces lo qué debe decir rocco sifredi a jena jamesson cuando abre la puerta es algo así como

La luna en el mar riela
y en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul

ya voy entendiendo el concepto...


Anónimo dijo...

El resplandor, todavía me da miedo solo en pensar en la cara de Nicholson con esa hacha !Ahhh¡, Los pájaros ni te cuento o Psicosis esa me dejo temblando y duchandome a cortina abierta por si.... La semilla del diablo también es genial. Lo del sexo estoy contigo, me encantan las sorpresas.

Anónima descerebrada: Rita.

Burbuja dijo...

Yo passsso millones de las películas de miedo, soy una caguetas y me muero de miedo jajaja

Vi "El Exorcista" en el instituto en la clase de última hora, con toda la tropa tronchada y fue una y no más.

Que no, que no, que me niego!

Los polvos inesperados ¡ñam! xDDD

Noctiluca dijo...

La de veces que he pensado eso ¿es que los guionistas no tienen imaginación? Porque es que si sentido común, porque si hay un malo suelto ¿por qué cada uno se va por un lado en vez de estar juntos?
A mi me gustan las de miedo psicológico como las que has comentado, "el Resplandor" es una maravilla, da muuuucho miedo.
Un saludo.

Elena Rius dijo...

Yo estoy con NáN: las de miedo buenas no puedo verlas porque tengo pesadillas; las otras, tampoco, porque me paso el rato cagándome en esos bobos gritones a los que no se les ocurre encender la luz.
Y lo del sexo, totalmente de acuerdo: tanta escenografía romántica acaba por resultar cargante. Nada como una buena improvisación.

jota dijo...

Nunca me han llamado mucho la atención las pelis de miedo y que recuerde sólo una me hizo poner los pelos de punta con algunas de sus escenas. Eran los años 80, claro.

Escenas como esta todavía me da algún respingo. Imagino que simplemente el himno que suena de fondo a más de uno ya le pondrá los pelos de punta.

http://www.youtube.com/watch?v=QGQr5hCpzr8

Chad dijo...

Que te asustes con Los Pájaros es un poco... fuerte :P

El Resplandor es una buena película de miedo por una razón: Jack Nicholson. Ese buen hombre tiene un gesto particularmente afortunado para inspirar pavor.

La última película que me dio miedo fue La Señal (The Ring), que trajo la moda de niñas pequeñas con el pelo larguíiiiísimo que daban mucho yuyu. No es que sea un peliculón, porque el hecho es que funciona a base de sustos meticulosamente estudiados, pero se hizo famosa por la escenita del teléfono.

Recuerdo que la vi con unos amigos hace ya unos buenos años y sin tenerlo planeado. Madre mía qué sustazos más épicos nos pegó. Me acuerdo perfectamente de que, hacia el final de la película, la protagonista entraba a su piso y algo olía francamente mal. Sabías que algo iba a pasar en cuestión de segundos. Estábamos todos en absoluta tensión. Me lamentaba de que el sillón no se desplazara para atrás porque me sentía acorralado por la amenaza de la niña espectral. Fue entonces cuando, de repente, uno de mis amigos soltó a voz en grito: "¡MALDITA NIÑAAA! ¡¿QUE ES LO QUE QUIEREEES?!". Buah, vaya ataque de risa más grande me dio.

Si quieres pasar un rato de miedo te animo a verla, si es que no la has visto ya.

indio chivato dijo...

a mi lo que mas coraje me da es el mercado tan intenso y expandiodo que existe entre asesinos maltratadores de rubias tontitas
quien son los espectadores?
los maltratadores ocultos que estas escenas le ponen?
la rubias tontas que le gustan que la maltraten?
quienes son los espectadores de estas peliculas?

a mi de verdad es que me pone enfermo me indigna que se desperdicie los atributos naturales de una buena rubia en cosas que le hagan que no sean darle placer y felicidad y hacerlas ver las estrellas de colores y no maltratarla y asesinarlas siendo perseguidas descuartizadas degolladas
si yo fuera gobernador civil me iba a meter en un cine e iba a investigar que clase de espectador consume este genero cinematografico tan degenerado y tan estupido.

Josep dijo...

Una verdad incómoda es una peli de miedo.
Por cierto, sabes cual fue la primera película de terror?

Biónica dijo...

Ah, The Ring... ésa me dio un miedo de alucinar. Qué semana más mala pasé... ssssssietee díassssssss...

Para mí el EPIC moment, aparte del que dice Chad (por cierto, me he reído con el espontáneo x__D) es cuando parece que todo ya ha terminado, y el crío le dice a la madre esta frase:
-ELLA NUNCA DUERME......

AAAAAHHHHH!!! xDDDD

Oswaldo dijo...

A estas alturas de mi vida (Por cierto, hoy cumplo bastantes años) paso de las películas de miedo. Para vivirlo (el terror) tengo a Chávez y a los chavistas en Venezuela...

Pero no sólo El Resplandor fué una magnífica película, (¡¡¡Bravo, Nicholson!!!) sino que el libro, de Stephen King, "Insólito Esplendor" se llamaba la traducción que leí, era uno de esos libros que no puedes soltar ni un minuto aunque lo que quieras sea tirarlo por la ventana y no saber más nada de él. Ahora, después de haberle leído +/- una docena de libros, también paso del extraordinario señor King.

En cuanto a tu reflexión acerca del sexo, sólo estoy de acuerdo con la mitad, "…una mañana cualquiera a plena luz y sin que te lo esperes. Eso mola mucho…".
Hasta ahí.
Ciertamente MOLA MUCHO.
Pero... TAMBIEN las opciones del hotel con encanto y la cena romántica molan, y mucho.

Definitivamente, en el sexo, como en todo, la variedad imaginativa, no aburrida y de calidad es importante para su disfrute...

Lamprea dijo...

Yo pasé miedo hace unos años con "Candyman", ya que si lo decías 3 veces seguidas delante del espejo, el maromo en cuestión se aparecía y te mataba. Ahí estaba yo, cantando canciones mentalmente porque, mentalmente también pronunciaba el nombrecito y no podía parar de hacerlo, tonta que es una.

Carola dijo...

Moli, se te olvida la musica. Una buena peli de terror sin una buena musica de terror no vale nada.
Prueba a cambiarle la musica a la escena de la ducha de El Resplandor, o simplemente a quitarle la musica...



Anónimo dijo...

"Los pájaros" peli de miedo?
Noooo.
Muy buena peli, pero....miedo, miedo no da.
A mí, miedo de verdad me dio "El sexto sentido"....
A mí es que las pelis de miedo malas me dan risa...
Se supone que en el momento cumbre...cuando más miedo tienes que pasar....te dan risa...y entonces ahí es cuando te das cuenta de lo mala que es la peli.
Me pasó eso con "El orfanato"....qué mala por Dios....¿Os acordais de los sacos con que les tapaban las caras a los críos?
De risa....
Las típicas pelis "de casas"....son todas iguales, pero, para verlas los sábados después de comer entre cabezadita y cabezadita, me encantan, tienen algo que me mola!
En el minuto 5 ya estás pensando: "¡Por Dios, que vendan la casa y se larguen!"...pero no.....
Son guays!