miércoles, 26 de diciembre de 2012

SOBREVIVIENDO A LA NOCHEBUENA



A pesar de llevar sobre mis espaldas más resacas de las que soy capaz de recordar, el domingo una vez más, cometí un error garrafal en el tratamiento de una de ellas.

Me levanté con un runrún de holgura craneal pero decidí ignorar los síntomas, desayunar, ducharme, hacer una maleta y marcharme con las princezaz a Los Molinos. Durante el viaje comencé a sentirme un poquito peor pero decidí que el aire serrano era lo que necesitaba para despejarme y no contenta con esta peregrina idea, di un paso más allá y decidí ir a nadar a pesar de tener algo muy parecido a arcadas en vacio.

Lo sé, tendría que haberme dado cuenta, pero no fui plenamente consciente de mi error de criterio hasta que me sumergí en la piscina y comencé a nadar. El giro de cabeza para respirar desató las iras de mi resaca, me mareé y vi muy muy cerca la posibilidad de potar mientras nadaba. Aún así, mi absurdo orgullo natatorio se empeñó en llevarme por la piscina al borde de la muerte, entre espamos, sudores fríos, arcadas y un mareo espantoso hasta el largo 32 donde decidí que ya estaba a salvo de ser señalada como “ la pringada del gorro rosa que se mete en la piscina y hace 10 largos” y salí para arrastrarme al vestuario y vestirme a duras penas. Llegué a casa con temblores, queriendo morir y diciendo “ no vuelvo a beber”.

Mi careto era tal que según entré por la puerta, Molihermana me dijo:

- Moli..vete al sofá, que yo me encargo de las niñas.

Me desmayé en el sofá dándome cuenta de que había caído presa de una espantosa resaca progresiva y puse la tele para que alguien me hiciera compañía en mi agonía. Me sumergí en una programación espantosa con tias espectaculares muy idiotas primero y luego gordas americanas monstruosas muy idiotas probándose espantosos vestidos de novia.

- Moli ¿Qué ves?
- Un programa de novias americanas gordas que quieren verse “divinas” en su boda..
- Pero tia…
- Ya..es horrible..pero no doy para más..y además si lo veo contigo seguro que nos reímos.

Efectivamente nos reímos, era tan espantoso que solo podías reírte o suicidarte. Lo estábamos disfrutando cuando apareció Molimadre.

- ¿Qué estáis viendo?
- Un programa de novias gordas americanas.
- De verdad hija, no te entiendo, no sé cómo puedes ver esto. Es que me parece espantoso, increíble y además hablan en dos idiomas..
- Mamá..no hablan en dos idiomas..es inglés y va el doblaje encima.
- Es que desde luego, debería darte vergüenza, estar viendo este programa, llevas una hora tragándote esta mierda..
- Mamá..tengo mucha resaca y ¡¡llevamos 10 minutos!!...y tú ves cosas peores..todos los días.
- Ya estás comparando…pero vamos..haz lo que quieras…
- Lo quito..has arruinado toda la diversión.

Conseguí sobrellevar el resto del día, zampando como si fuera a hibernar y sin ver más programas de novias.

El día de Nochebuena amanecí fresca cual lechuga, bajé a desayunar, y allí estaba Molimadre dicharachera como siempre en la cocina.

- ¿Qué tal Moli? ¿Se te ha pasado la resaca?
- Si, era resaca progresiva no crónica. Y no voy a ver el programa de novias..tranquila.
- De verdad, cómo eres de rencorosa..pero vamos ese programa era horrible ¿Has dormido bien?
- Si.¿ y tú?
- Sí, pero me he despertado pronto porque Pobrehermano Mayor me ha dejado un montón de ropa que necesita para su viaje al África desconocida y de repente he pensado que no estaba todo limpio.
- Mamá..es lunes..y se va el viernes.
- Ya, pero ya sabes cómo es, lo querrá tener antes…y hay que planchar..
- Bueno..pues si tiene prisa que te parece una idea revolucionaria como ¡¡que se la lave él!! y yendo al África desconocida con mochila no creo que la plancha sea una prioridad.
- Moli…
- Vale..ya me callo..me voy a nadar.

Al volver me encontré una tierna escena de amor maternal en el salón..Molimadre y Pobrehermano mayor cuchicheando.

- ¿Qué hacéis? ¿ Os estáis metiendo conmigo?.- me pongo muy susceptible con estas cosas..y con razón.
- Nada, le comentaba a PObrehermano mayor que si había podido ir a pasear con los perros…y el pobre no ha podido.
- Vaya..¿y eso?
- Porque se ha levantado, ha desayunado y luego ha tenido que “entretener” a los sobrinos un rato y luego como Molicuñado no tenia coche ha bajado a por pañales…y claro el pobre no ha podido ir con los perros.
- Hay que joderse, que mañana más dura ha tenido. De todos modos¿ ese que sale por la puerta con los dos PAG ( PerrosdeAspectoGigantesco) no es Pobrehermano mayor?
- Moli….
- Ya me callo…que es Nochebuena.

La mañana transcurrió con normalidad, incluida la batalla campal con M para que comiera algo. Allí andaba yo bregando con las princezaz, MInicuñado y Littlred..cuando Pobrehermano Mayor y Molicuñado decidieron irse a tomar el aperitivo.

- Nos vamos un rato al aperitivo..estamos de niños hasta las orejas..nos vamos a despejarnos.
- ¿ Quéeeee??
- Moli….

Una hora después cuando Molimadre, el Ingeniero y yo estábamos sentados comiendo, después de haber acostado a Littlered y leído 3 dinosaurios a Minicuñado, sonó el teléfono.

- Moli..¿Qué tal?
- Bien..¿y tú?
- Soy PobrehermanoMayor..
- Lo sé..
- No nos estaréis esperando….
- ¿Tú qué crees?
- Si es por ti seguro que no, pero mamá a lo mejor..
- Estamos sentados comiendo..
- Vale..es que nos vamos a entretener..que dice Molicuñado que si todo bien con sus hijos.
- Dile que no, que los hemos dejado corriendo en bolas por el jardín perseguidos por los PAG. Pues claro que están bien, están durmiendo. Que me debe tres lecturas de dinosaurios y que más le vale estar aquí para cuando se despierten de la siesta…
- Moli..
A las 7 y media de la tarde del día de Nochebuena, Pobrehermano Mayor apareció por la puerta con esa cara que uno pone cuando está muy pedo pero se ha autoconvencido de que no es así y además se siente sobrio porque ha sido el primero en abandonadar la juerga.

- Holaaaaaaaa.- con la típica sonriente de “os quiero a todos”.
- Hola ¿Qué tal el aperitivo?
- Bien, muy animado, pero yo me ido el primero.- con la típica cara de “tenéis que estar orgullosos de mi fuerza de voluntad”.
- ¿Mucho pedo?
- Noooooooooo…para nada.- con la típica cara de “3 ó 4 cervezas antes de perder la cuenta”
- ¿Mucha gente no?
- Si..me han dicho que os habían visto a las princesas y a ti montando en bici..¿cómo no os habéis animado? Estaban los tíos, los primos..todo el mundo - con el típico tono de “que pena con lo que me hubiera gustado echarles el aliento alcohólico a mis sobrinas”.
- Pues porque hemos visto en la lejanía, las hordas alcohólicas cantando villancicos y a las princezaz les ha dado miedo y han preferido seguir el paseo en bici por otro lado.
- Me voy a hacer unos huevos fritos con arroz y me voy a dormir un rato.
- Qué bien..comida/cena…

A las 9 de la noche, maqueados, vestidos y con M jadeando por asma llegamos al sitio de la cena. Bolas del desierto corrían por la casa, solo los invitados con churumbeles estábamos a la hora convenida. Los demás invitados de la Molifamilia estaban durmiendo los efluvios alcohólicos del aperitivo. Fueron llegando con cuentagotas.

- Es que hemos ido al aperitivo y se nos ha hecho un poco tarde…
- Es que hemos llegado a casa a las 8 y media y claro nos hemos quedado traspuestos en el sofá y luego a correr a la ducha…
- Es que hemos cantado villancicos a gritos y me he quedado afónica…

Molimadre hizo su aparición en solitario..45 minutos después de la hora convocada.

- ¿ Y Pobrehermano Mayor? ¿Dónde está?
- Al pobre he ido a despertarle y estaba arrebujado en su edredón…y le he tenido que agitar y todo y le he dicho que era hora de levantarse a cenar porque ya era la hora a la que estábamos convocados.
- ¿ Y porque has esperado tanto para levantarle?
- Porque el pobre estaba muerto…
- Muerto de borrachera…
- ..del aperitivo…
- Bueno..y? ¿Se ha levantado?
- Le he dejado ahí pero me ha dicho que si..que venía ahora.
- Anda que….

Nos sentamos a cenar. Aperitivo, consomé, lombarda, langostinos…

- Mamá..¿ y Pobrehermano Mayor?
- Le estoy llamando pero el pobre tenía el móvil abajo…
- ¿ y al fijo?
- No lo coge….

- Ahhh…no hay más preguntas, señoría.

Pobrehermano Mayor apareció para el cordero tras una incursión de Molicuñado en plan comando para arrancarle de las malvadas garras de su edredón. Fue recibido con una cordial ovación por parte de toda la familia….

Yo estaba sentada con Molihermana…

- Moli…
- Lo sé…
- No quiero ni pensar el pifostio que hubiera montado mamá si llegas a ser tú la que llegas al cordero con la que te montó ayer por ver el programa de las novias…
- Lo sé…estaría echando espuma por la boca…
- ¿Sabes lo bueno? Que de esto vas a sacar un post.
- No lo dudes

14 comentarios:

Sergi G. dijo...

No sabes lo que me molaria a mi ser de tu familia por un dia :D

PD: PRIIIIMEEEEROOOO!!! jiji

El niño desgraciaíto dijo...

Mis navidades son bastante menos alcohólicas que las molinavidades, la verdad.

REciclandeando dijo...

Mis navidades son igual de alcoholicas... y a mi madre y a mi tia también cojean con los hijos como molimadre... voy a empezar a llamar a mi hermana pobrehermana... su mote actual es princesa o minipalmi (por una prima muy sopas que tenemos)

Nisi dijo...

El programa de las novias pijas o gordas (según la versión) es lo más para una tarde de resaca en el sofá. O para una tarde en el sofá sin más!
Creo que se podría escribir toda una enciclopedia sobre la distinta actitud de las madres antes las resacas de sus hijos...

Hans dijo...

Me alegro de que sólo seamos dos hermanos, la verdad, cada vez que cuentas de estos distingos...

breadbimbo dijo...

Moli,no sabes como te entiendo. Y lo peor es que como te quejes la mala y envidiosa eres tu.

TXABI dijo...

... no es que estén en huelga de comentarios: es que igual muchos de los descerebrados no han sobrevivido a la cena de Nochebuena!
Por estos parajes míos, catalanes, para acabar de "arreglarlo" no sólo es la cena de Nochebuena; es la comida de Navidad y la comida de hoy, la de San Esteban (además, y por motivos que no vienen al caso, "adelantamos" la comida de Navidad con mi familia política al 23, por lo que he estado con ellos -y sigo vivo- 23, 24, 25 y 26; yo sí soy un superviviente!).

Anónimo dijo...

Tu madre los tiene cuadrados...creo que a mí ya me habría salido una úlcera.

anonima porteña dijo...

no podes negar que no fue divertido! no? y tu prima politica sobrevio?
Mi nochebuena fue patetica, por diferentes siutaciones eramos 4, ese no fue el problema, sino los 45 grados de calor, yo que me sentia super mal y la comida que me quedo fea!!!!!! Como los otros 4 dias estuvieron muy buenos, eso quedo en el olvido!
Besos y buen año! que me voy de vacaciones!

Isabel Hernandez dijo...

Dios!!!!...que tienen las madres con sus niñitos?...estoy totalmente contigo. Soy la única chica y encima la mayor, me conozco la historia del derecho y del revés. ¿Todas las madres del mundo son clónicas?

Por cierto, despejado el misterio del menú navideño. ;)

Anónimo dijo...

yo también vi algo del programa de las novias gordas, después de ese hubo otro todavía mejor (para mi gusto)la de novias absurdas americanas que se compran vestidos de novia pequeños para hacer ejercicio y dieta hasta la extenuación durante 6 semanas y caber en los susodichos vestidos.......Con respecto a tu navidad me he visto totalmente reflejada en toooodos los veranos que pase con mi familia política, los cuñados que desaparecen cuando hay que poner la mesa y se van a tomar un aperitivo....el resto de la familia maravilla esperando a que aparecieran o no.....arroz pasado, comida fría desesperación y suegra disculpando a su niño.... ya pasaron muchos años y faltan los mayores.... pero veo que al fín y al cabo todas las familias somos iguales. Felices Fiestas ;)

Anónimo dijo...

Lo que me gustó más de este post es que has decidido no volver a ponerte pedo. Jajaja Como me he reído al leerlo.

Bln Lysh dijo...

Yo creo que te estás vengando de Molimadre porque la votamos muchos como personaje estrella. Seguro que no es tan mala.

Disimularía porque estabáis en casa de tus primos, pero a pobrehermanomayor seguro que le cayó una bronca posterior a la que tu no asististe.

JuanRa Diablo dijo...

Ahora entiendo la razón de ser de los programas de gordas americanas.
¡¡Sirven para paliar resacas agónicas!!

Un saludo, Molinos, (y toma medidas para la inevitable holgura craneal del día 1 :P