lunes, 3 de diciembre de 2012

12 AÑOS

12 años llevo en los libros de colores. Uno detrás de otro desde el 1 de diciembre del 2000.

He tenido mucha suerte.

He tenido un trabajo chulo. Ha sido agotador, estresante, aburrido, cansino, divertido, estimulante, absurdo, extraño, ridículo, extravagante, emocionante, espantoso, apabullante, agotador, increíblemente enriquecedor y muy curioso.

He conocido muchísima gente, una cantidad increíble de personas han pasado por mi vida en estos doce años. Personas extremadamente inteligentes con las que trabajar ha sido un auténtico placer. Personas extremadamente imbéciles con las que currar fue una absoluta tortura y una prueba durísima para mi paciencia. He conocido gente muy triste y gente con unos egos tan grandes que no daba crédito. He conocido a gente maravillosa con la que me he reído hasta llorar y tener agujetas. He conocido personas tan absolutamente simples que tenía que agarrarme a la silla para no pegarles. He conocido mentirosos compulsivos a los que cuando les exhibías su mentira ante los ojos se quedaban tan anchos. He conocido manipuladores profesionales. He conocido a completos gilipollas a los que me daban ganas de escupir. He conocido a muchos completamente inmunes a mi ironía que me miraban con ojos de foca monje. He conocido a profesionales maravillosos que tuvieron la amabilidad de perder su tiempo explicándome cosas que yo no sabía. He conocido a gurús llenos de prestigio profesional que en persona eran un bluf. He conocido a completos gilipollas que se creían el centro del universo.

He aprendido muchísimo. He aprendido a colocar un libro verde para que funcione, he aprendido a desechar libros rojos con solo un vistazo, sé cómo comprarlos, cómo medirlos, sé qué no hay que hacer con ellos. He aprendido a estar calladita esperando mi momento. He aprendido cuando tengo que ser transparente y cuando me tengo que hacer tan visible como un muro de hormigón. He aprendido que lo qué me gusta a mí, no le tiene porqué gustar a todo el mundo. He aprendido que cuando crees que sabes mucho de algo siempre puede llegar alguien que sepa más que tú y seguir aprendiendo. He aprendido a intentar (conseguirlo todavía no) controlar mi lengua y no soltar lo primero que se me pasa por la cabeza. He aprendido a ser medianamente diplomática. He aprendido a que mis animadversiones personales no interfieran en una relación laboral. He aprendido a que hay que trabajar duro para que algo salga bien…pero que puede no salir bien. He aprendido a estar alerta para que nadie se aproveche de tu trabajo a tu costa. He aprendido a pedir perdón cuando he metido la gamba. He aprendido a sentirme orgullosa de mi curro. He aprendido a defenderlo.

He disfrutado, he aprendido, me he reído, he llorado, me he emocionado, me he cabreado como una mona, me he ilusionado como una niña, he hecho el ridículo más espantoso, he sido malvada, me he vengado, he aprendido un montón de cosas sobre la vida y sobre mí misma.

Ahora ya no hay nada de eso.

Los libros de colores son un agujero negro, la nada absoluta.  No lo llevo bien. De hecho lo llevo de puta angustia,. A veces no puedo más, pero casi no se nota porque me escondo detrás del humor negro.  Cuando de verdad no puedo más, lloro en el coche, con mi llanto asqueroso hecho de sollozos y arcadas..y luego canto, a voz en grito, No surrender.

Nunca pensé que estaría aquí 12 años.

Lo que más me aterra es seguir aquí dentro de otros 12. Aunque claro, lo reconozco, visualizarme con el pelo blanco en plan abuela cebolleta recibiendo la insignia de oro y metracrilato de los libros de colores por ser la empleada más antigua puede tener su gracia..


Este post es para todos los buenos que ya no están aquí, los que llegaron conmigo. Ya no queda ninguno. ¡Me habéis dejado sola..cabrones! Y para mis compañeros de la pradera…los últimos de filipinas.

36 comentarios:

Alma dijo...

PRIMER PRIMER PRIMER....
Bss

Aricias dijo...

Me entra una angustia terrible al leerte.
Pero decido quedarme con lo de que has aprendido mucho de gente que sabía más que tú, eso me gusta :)

José Antonio Peñas dijo...

Siento decirlo tan crudamente, pero si tan horrible es, carretera y manta.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo llevo 11 años y pico en el circo y la situación actual también es angustiosa. De los que entraron cuando yo solo queda uno y mi jefe.

Ánimo y p'alante!

Mara dijo...

Yo también llevo 12 años en el Vivero... Por un lado, se han pasado volando. Pero por otro, parece que llevo aquí toda la vida... ¡¡¡Qué sensación más rara verdad!!! Ánimo Moli!!!

Anónimo dijo...

Enhorabuena por todo lo que has aprendido y toda la gente estupenda que has conocido y ...mucho ánimo para sobrellevar la situación actual.

Shaunsheep1973

Anónimo dijo...

Moli, com tu dices, no surrender.
Un beso grande y ya sabes, cuando puedas, pa la Barter.

Un beso,

Anna

Anónimo dijo...

Podría suscribir todo lo que acabo de leer. Me ha emocionado la dedicatoria.
Yo también los echo de menos...
Sniffff....

MALVALOCA.

NáN dijo...

Algunos osos hormigueros necesitamos, sí, trabajar para socializarnos.

Lo que no has aprendido es a saber cuándo se acentúa "cuándo", porque cuando no se acentúa no hay que acentuarlo.

ji, ji, ji

silvia dijo...

yo despues de mas de dos años leyendote no se aun en que trabajas... :(

Patch dijo...

Felicidades por esos doce años! A mí no me queda ninguna duda de que estarás por aquí en otros doce.

Un beso

Juliet dijo...

Es una mierda cuando ves que un proyecto bonito, del que tú formabas parte, que lo sentías tuyo, va muriendo poco a poco... agonizando. Da rabia, porque eso antes era una pasada, y ahora, cada vez es más gris, o más negro, y ese cambio no ha dependido de ti.

Supongo que te planteas si hubiera sido mejor irse hace un tiempo, cuando las vacas gordas, y probar en otro lado... porque vas viendo que todo tu entorno se va, valientes, y tú te quedas.

¡¡CÓMO ME SUENA TODO ESTOOOO!!!

Sé que es una mierda como un pino de la montaña lo que voy a decir, pero... como mínimo tienes curro.

No surrender Moli.

Anónimo dijo...

Estás en mi cabeza o qué pasa, miedo me das...la verdad que no sé si con la misma crudeza o más inclusive

Ufff¡¡ para ser lunes sirve de desahogo magnífico, besos

Anónimo dijo...

Mi medio limón tambien hace este mes 11años en una empresa molona pero ,para nuestra desgracia esto se acabo.este mes creen que podrán pagar la nomina el mes que biene no . Y yo tambien sin curro.
Ando como pollo sin cabeza....

Biónica dijo...

No sé. Hoy tampoco es mi día.

anonima porteña dijo...

es horrible cuando pasa eso en un trabajo! y peor cuando la situacion afuera no ayuda a largar todo y buscar nuevos rumbos.... a mi me ha servido buscar cosas que me incentiven fuera del trabajo para no sentirme tan mal!

NáN dijo...

Cuando llega una alta dirección ridícula no puedes ni sentarte en una silla sin pringarte de mugre.

Lo he vivido y... ¡uff!

Diva Gando dijo...

No surrender. Me encanta la canción. Hubiera sido el nombre de mi velero, en mi otra vida...

el chico de la consuelo dijo...

joooo, todo el mundo empezo ese año o que...mara, desgraciaito, tu,un servidor... Me acuerdo cuando empece a leer tu blog, y cuando me entere de lo que eran los libros de colores y cuando me contabas en coments y en mails las aventuras de tu curro y la ilusion q ponias en ello. despues tambien me acuerdo de la epoca de cambio y tus advertencias. y no se porque pero siempre he visto lo que te pasaba como un vaticinio a lo q me iba a pasar. Hoy te leo con la misma angustia q si me pasara a mi.
un abrazucho fuerte

ecdlc y su amigo loqueleo hablando en serio por una vez.

Araceli dijo...

Te entiendo, llevo desde 1998 (suena todavía más antiguo de lo que es). Afortunada y resignada a partes iguales. Cuando lo hablo me preguntan: ¿y por qué no cambiaste? Y lo cierto es que no encontré nada mejor.

Ahora tal y como estan las cosas soy consciente que tampoco lo encontraría, así que más que nunca y aunque pesen los años, valoro el mio.

Anónimo dijo...

Cada año, imagino que como a todos, recibo una cartita de la SS con el historial laboral. Siempre me llama la atención que viene el número de días cotizados y el próximo que reciba se elevará (si no muero en el intento) a 11315. De vértigo y además sin bajas laborales, ni una.

Y cuando miro esto, pienso lo mismo que tu?.

Desde luego cuando mi (y el de tantísimos) maestro, Juan Iglesias, nos explicaba los reductos del Derecho Romano nos inculcó una especial templanza para enfrentarnos a la vida. Parece que todo ha sido superado.

Uno está harto también de luchar, de esperar los milagros del ICO...etc..etc. No era esto..no era esto.

Deberíamos seguir el consejo de Bruce en no surrender y abandonar la escuela. La vida misma

Camilo

Oswaldo dijo...

Un trabajo al que uno le ha puesto 12 años de corazón y uno lo ve morir, es verse morir a uno mismo.

Ahora, como dice tu Bruce en No Surrender:
...Had to get away from those fools...
O, más adelante,
No retreat, baby, no surrender.
Ó,
Now I´m ready to grow young again...

Cuando algo así pasa, no hay más remedio que reinventarse la vida. Si estás en punto muerto y no te la reinventas tú misma, alguien te la inventará por tí. Y no te va a gustar, porque no lo harán bien. Sin duda alguna.

Tú eres una persona valiente y además brillante, así que, MOLI, ¡DO NOT SURRENDER!

Niágara dijo...

Sé que no te gusta que cuando las cosas están mal alguien te diga que se arreglarán como por arte de magia. Creo que se necesita algo más que magia aunque también espero que esto sólo sea la zona valle de un ciclo y se inicie pronto la remontada hasta una nueva cúspide. Incluso en los malos tiempos se puede aprender algo y hay momentos con Cedric y morenaza que seguro te hacen sentirte mejor. Soy muy mala psicóloga pero no te hundas, no está en ti rendirte.

Tocaweb dijo...

No surrender. La crisis pasara, habrá un nuevo JS, hasta puede que seas tu...
Por otra parte cambiar no es tan malo.

desmadreando dijo...

Mira tienes una docena de años y seguro de razones por las que no has abandonado la pradera...

¿Será que ya eres jefaza de la pradera y nos engañas?

Da igual...se dice pronto pero ES UN LOGRO aún con las lágrimas.

Enhorabuena!

Aldeano de palo dijo...

Un abrazo

Pit dijo...

Como ke molas moli
Animo, la vida es eso y es de puta madre

Anónimo dijo...

Todo es cíclico,volverán tiempos mejores.
A mi este pensamiento me ayudó en los tiempos malos y luego resultó ser verdad.
Si eres válida en tu trabajo,de lo que no me cabe duda, volverá alguien que sepa verlo.

M.

Bichejo dijo...

Lo dicho, no surrender.

Comentario chorra para que sepas que te leemos y que aquí estamos.

Al Neri dijo...

Este año cumplo diez años en el mismo sitio y una parte importante de las personas con las que he trabajado también han caído como consencuencia de la crisis.

En estos tiempos plantearse cambios resulta peligroso, escabroso. Algunas veces hay que preguntarse qué es mejor, estar mal y con trabajo, o estar sin trabajo. Pocos profesionales hoy cuentan la posibilidad de la carretera y manta, aunque a veces hay que saber arriesgarse.

Asumir riesgos depende mucho de la propia situación personal, de si se tiene familia, ahorros, pespectivas a la vista...

Hans dijo...

Sabes la de veces que he salido a las mil y quinientas de mordor en el coche a toda castaña cantando a voz en grito no surrender conteniendo la rabia y a punto de llorar, en los últimos tiempos? Si. Tú si que lo puedes saber. Y es que aprendimos mucho más de una canción de tres minutos...

JuanRa Diablo dijo...

Joer, con lo bien que empezaba el post y lo amarguete que ha acabado.

Bueno, por animar un poco, esta puede ser simplemente una etapa más de todas esas que contabas, ¿no?
Mañana mismo puede entrar en los libros de colores un Brucespringteeniano y tiraros la vida cantando el No surrender.

Un abrazo, Molinos

El Neter dijo...

AUPA MOLI!!! y has aprendido además que a parte de hacer bien tu curro eres una máquina haciendo lo que te gusta! y seguro q da sus frutos y un día le prendes fuego a la pradera!

LS dijo...

Busco gente lista, de esa con la que trabajar es un placer. Unas pocas y pongo a su disposición todo mi genio y entusiasmo. Soy capaz de hacer muchas cosas bien, para las que no, me arranco a aprender y hasta reconozco fallos y limitaciones con honestidad y glamour. Me gustaría trabajar sin tener que compensar con ironía, destrozarme la lengua a mordiscos o anticipar que sus señorías se van a frustar.
Moli mala, más que mala...me plantas el espejo y me haces llorar. Menos mal que el humor es sinónimo da salud (mental).
LS

Anónimo dijo...

que susto! pense q te habian echado moli! estrelladaa

Marta Pilar dijo...

Hola:
Espero que la cosa mejore (o no empeore, al menos). El curro hoy en día es tan inestable que ni siquiera los funcionarios tienen nada seguro. Yo iba a pertenecer a ese colectivo, pero después de 3 años de interina me encuentro sin nada, porque mi bolsa de trabajo está paralizada, apenas hay contrataciones. No sé dónde vamos a llegar.
Un beso,
MP