jueves, 1 de noviembre de 2012

MI PADRE Y YO





Gracias a L que recuperó esta foto para toda la familia.


Me encanta esta foto. Me hace sonreir.

Debo tener unos 4 años, Pobrehermano mayor que está a mi derecha en la foto debe tener 3. Molihermana debía tener por entonces un año, así que yo era todavía la princesa de mi padre. Los padres tienen poca querencia por los bebes y menos aún si tienen otros hijos mayores con los que interactuar.

No sé dónde nos hicieron en esa foto, ni quien, ni cuando fue. Parece la subida la subida a La Peñota. Los mayores llevan pantalón largo y mi padre, mis primos, y yo llevamos manga larga, asi que debe de ser septiembre o uno de esos días de finales de agosto en Los Molinos en los que refresca como para que haya que ponerse jersey por la tarde. Sé que es final de verano porque llevo un vestido de verano encima de la camiseta de manga larga…si fuera mayo llevaría pantalones. La lógica de molimadre para vestir es así, particular.

Mi padre lleva unos zapatos mocasines que recuerdo perfectamente, vaqueros y jersey. Y lleva reloj. Mi padre siempre siempre llevaba reloj. Lleva las mangas del jersey remangadas porque siempre hacia ese gesto cuando se ponía un jersey o una chaqueta, ahora que lo pienso creo que era porque tenía los brazos muy largos y todo lle quedaba corto de mangas. Como era presumido, supongo que si se lo remangaba se notaba menos. Tiene la boca abierta y sé exactamente qué estaba diciendo: patata. Siempre decía eso en las fotos. Y siempre salía bien.

De los cuatro primos soy la única que sonrío. Sonrío feliz y contenta. Sonrío con toda la cara. Sonrío con los ojos. Estoy muy alta, más que ningún primo pero estoy tranquila porque sé que no me va a dejar caer. Mi padre con sus manos grandes agarra fuerte mis pequeñas manos y tiene “cazadas” mis piernas con sus brazos, para que no me caiga, para que no me pase nada. Si cierro los ojos puedo sentir como era el tacto de sus manos. En los hombros de mi padre no me podía pasar nada. Sus manos me sostenían. Estaba a salvo. Estaba feliz. No tenía miedo.

Desde que murió tengo miedo. Hoy hace 15 años que me di cuenta de que ya nunca estaría a salvo.


Mi padre (I)
Mi padre (II)
1 de noviembre de 1997
Mi padre (III)

46 comentarios:

Juliet dijo...

Un post precioso. Una foto preciosa.
Ojalá me queden muchos años para llegar a comprender este post en profundidad. Me aterra esa idea.
Un beso Moli.

Jesús Miramón dijo...

Conmovido hasta el tuétano.

La verdadera herencia, la más pródiga y benéfica, son esos momentos de felicidad.

Sólo te conozco a través del blog pero, después de leerte desde hace mucho tiempo, creo que en la mujer que eres ahora está esa misma niña sonriente, valiente y dispuesta a disfrutar del mundo.

Un beso fuerte.

Ana dijo...

Laa ausencias, que duelen tanto.
Un abrazo.

Anniehall dijo...

Un beso.

C. S. dijo...

Un post buenísimo. Parece un cuadro de Antonio López.

Elena Rius dijo...

Este post, en un día como hoy, me ha hecho saltar las lágrimas. Ya sabes por qué.

Ana María dijo...

Te mando un abrazo. Y un gran beso :*

La gata dijo...

Precioso homenaje en un día como hoy.
Un abrazo.

Tita dijo...

Mis hijas se espantarian de lo huerfana que me siento a veces. Menos mal que el miedo, muchas veces, se arregla fingiendo todo el rato que no lo tienes.

Un abrazo apretao

Di Vagando dijo...

MO, un abrazo enorme. Igual te gustará la peli q vi ayer "Beasts of the southern wild", pq toca el miedo de una niña de perder a su padre con unas imágenes-metáfora de lo más powerful.

muxus,

di

Vuchita dijo...

Me encanta la foto y lo que escribes.Me he emocionado.Un beso enorme.

Vuchita dijo...

Me encanta la foto y lo que escribes.Me he emocionado.Un beso enorme.

Oswaldo dijo...

Empezaste a escribir en plan anecdótico-sonriente y de pronto, sin demasiado aviso, te pusiste perturbadoramente CONMOVEDORA.
Menos mal que escribir con un nudo en la garganta es un poco más fácil que intentar hablar.
En quien pienso es en mi "niñita" puesta en tu plan. Cumplió 24 el 23.

Esther dijo...

No se si es un consuelo pero lo has tenido, te ha dado seguridad y has sido su princesa, y eso es muy importante.

Un beso

Diva Gando dijo...

Ojalá tuviera yo una foto así...

Oswaldo dijo...

Y... nadie lo ha dicho, pero... ¡Qué carita tan linda, Moli!

NáN dijo...

La foto no tiene precio. Los que te conocemos, te "reconocemos" en ella; físicamente y en tu carácter: sonrisa y seguridad (el mundo es tuyo).

El texto emociona porque no está escrito emotivamente, sino desde la razón y el análisis. Has salido indemne del paso junto a los escollos en los que naufragan casi todos los que escriben. Desde la primera palabra hasta la maravilla de la última frase, que llena el texto de significado.

Te felicito.

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bichejo dijo...

:( y a la vez :)

Burbuja dijo...

Sonrio al ver la foto con tu padre por la alegría que desprendes.

Llego al final y casi resbala una lágrima.

Precioso homenaje. Ojalá tarde mucho en sentir tu última frase...

Un beso bien gordo :*

Beatriz dijo...

Hoy deberíamos escribir todos los que habitualmente leemos el blog. Escribir algo, nada, para que sepas que estamos ahí, contigo. Aunque no consuele.

Em dijo...

Soy una llorica, voy a ir a dar un besazo a mi padre. Muy bonito. Un gran abrazo virtual para ti.

La Madre Tigre dijo...

Preciosa la entrada y preciosa la foto. Un abrazo.

Nisi dijo...

Precioso. Y la energía y felicidad que trasmites son maravillosas.

Belén dijo...

Leí las entradas sobre tu padre en su momento, pero desde que el mío murió repentinamente hace dos meses las he buscado varias veces para releerlas. Es impresionante lo reconocida que me siento en lo que escribes...
La gente dice que lo que no te mata te hace más fuerte, pero la gente se equivoca: Nunca me sentiré más fuerte que cuando le tenía a mi lado.
Gracias, Moli.

Niágara dijo...

Es una imagen preciosa y muy tierna en la que casi se oyen tus gorgoritos de alegría. Me ha emocionado.
Un beso.

Mara dijo...

Miedo y frio... Son los dos sentimientos que dejan las ausencias de un padre...
Un beso Moli

Luisa dijo...

Con entradas como la de hoy... me reafirmo en que fue una gran suerte descubrir tu blog. Y hace ya años!

Un abrazo. Enorme.

Princess Valium dijo...

Joder, Rubi... ;(
mil besos

Anónimo dijo...

Mi padre murió cuando yo tenía 3 meses. Sólo tengo una foto con él.
Y también la miro a veces horas y horas y me pregunto cómo serían todas esas fotos que no me he podido hacer con él: el primer día de cole, la graduación de la universidad, el día de mi boda o el del bautizo de mis hijas. POr favor, quienes tengáis a vuestros padres con vosotros, disfrutadlos, que por desgracia no duran siempre.

Chirly dijo...

Le dedicas unos post preciosos a tu padre.

Para las personas de fe siempre nos queda el consuelo de saber que desde el cielo nos siguen, nos observan y conocen lo que sentimos por ellos aunque nunca se lo dijeramos mientras viviamos, o no tan claramente como lo expresamos ahora que nos faltan.

Aunque por si acaso, no sería mala cosa dedicar post como ésta a los que todavía viven. Y me refiero, en tu caso, a Molimadre: que no tenga que morir para enterarse de que sientes algo más por ella que retranca y afilado colmillo.

Yo me lo aplico a mi mismo, aunque ya no escribo posts de ningún tipo: pero leerte en el día de todos los santos tu preciosos post me ha llevado a reflexionar y a decidir aprovechar el tiempo mientras lo tenga, a no dejarme nada por decir mientras lo pueda decir a la cara, y más si lo que tengo que decir son palabras de gratitud y de cariño, recuerdos de una infancia feliz y de sentirme seguro en sus brazos (incluso hoy en día), y de tantas cosas buenas... ¡así que gracias por el post!

Hermano E dijo...

¡Que casualidad! Ayer fuimos a visitar a mi madre y vimos un álbum de fotos antiguas precioso que le habían preparado mis sobrinas por su 75 cumpleaños.

Evidentemente también salían muchas de mi padre, que murió hace ahora 29 años.

A mi sin embargo no me sale hablar de él. No lo hago casi nunca, ni siquiera con mi familia, y no se me pasa por la cabeza poder hacerlo en un blog. No me sale. Evidentemente no es que tu seas rara por hacerlo, el raro soy yo.

Por cierto, estabas muy guapa.

Anónimo dijo...

Cuando mi padre murió, ahora hace tres años, ambos éramos muy adultos, tanto que, sobre la pena y el desconsuelo, se levantaba la razón, el es ley de vida, o, lo que él decía siempre, "Soy el mayor del clan y me quiero ir el primero"
Es curioso que, cuando aún vivía, no le hacía excesivo caso y, desde que no está, es raro el día que no pienso en él.
Muy bonito tu sentimiento y la manera de expresarlo.
Un abrazo,
Sarao

Adaldrida dijo...

Moli... Ya sé que eres como tú misma dices escéptica y que esto a lo mejor es ir demasiado lejos... y si te molesta nunca más te lo diré. Pero Dios es así: un padre que no nos deja caer, aunque a veces tropecemos.
Me acuerdo mucho de ti.

Anónimo dijo...

Estoy sin aliento.
La foto preciosa.
Gracias por compartir tus sentimientos.

Rita.

schlappen00 dijo...

A mi padre le gustaban las camisas de cuadros, le encantaba leer el periódico escuchando música clasica, se bebía un par de cervezas y me cogía fuerte la mano cuando le contaba que me habían roto el corazón, o que había suspendido un examen.
Desde que ya no está sé que me falta un poquito de mí, y ese poquito de mí ya nunca volverá...
Me ha encantado el post, y se me han escapado unas cuantas lágrimas...Gracias

Jesús Miramón dijo...

Escribí mi (conmovido y sincero) comentario, piqué en la opción de seguimiento y desde entonces han ido llegando a mi buzón los comentarios de otras personas, otros lectores de tu blog. Parecerá una tontería pero hoy me he dado cuenta de que yo soy el papá, no el niño, el papá. Tengo fotografías con mi hija sobre mis hombros muy parecidas a la que tú has compartido con nosotros, y también en ellas mi princesa sonríe y es feliz. Sí, lo sé, hay una diferencia: yo todavía pertenezco al reino de los vivos, todavía puedo abrazarla cuando vuelve de Barcelona. Pero darme cuenta de esa perspectiva ha sido, no sé, importante, revelador.

El único sentido de la vida es el amor. Ya, vale, sí, ya sé que parece una cursilada de la hostia pero vuelvo a repetirlo: el único, el verdadero sentido de la vida es el amor. Darlo y recibirlo. Hacerlo (oh, eso también). El amor, el amor, el amor.

Viviré eternamente en el amor de mis hijos y mis familiares y mis amigos. Lo sé. Puedo, como tú, dar fe.

Hans dijo...

Ya te he contado en su momento, con los anteriores posts dedicados a tu padre, lo mucho que me conmueven, cómo se me pone el nudo en la garganta y tengo que apretar los dientes. Bien sabes lo mucho que me gusta cómo escribes pero estas entradas me dejan siempre tocado. Besos.

Anónimo dijo...

Precioso el post, suelo leerte pero no escribo.
Cuando hablas de tu padre y de la relación que tenías/tienes con él recuerdo mil cosas de la que yo tenía/tengo con mi padre. Mi padre también murió en 1997.
Un abrazo, de los largos, de los que hacen que sientas por un minuto que todo irá bien de alguna forma.

Anita_S

HombreRevenido dijo...

Puntual a su cita otro post grande, muy grande.

molinos dijo...

Como siempre..gracias a todos.

Anónimo dijo...

Que bonita foto, que bonitos recuerdos y que bonita eres tu!

Larumberapueltorico

JuanRa Diablo dijo...

No, Molinos, no tengas miedo y sonríe como en la foto.
Siempre que te sea posible.

Rosa dijo...

Una vez más me has conseguido emocionar.. mucho corazón en esa fachada de tia fuerte!

UTOPÍA dijo...

Yo empecé a seguirte después de leer un post sobre tu padre. No he olvidado nada del mío, ni su olor, ni su olor, ni el tacto de sus manos, ni cómo me abrazaba. Nunca tuve miedo hasta que murió.
Tienes suerte porque somos muchos los que te entendemos, los que compartimos parecidos sentimientos contigo, los que te enviamos fuerza y cariño. ¿Sabes lo que me dice la única persona cuya opinión me importa? que debo solucionarlo porque me he quedado "colgada" de su recuerdo. Sin comentarios.
Gracias, porque cada vez que escribes tan bien sobre el tuyo, a pesar de todo lo que se remueve en mí, me haces feliz.

Maria7 dijo...

Me has hecho llorar . Leer un post como éste hace que se me agite todo mi interior , y que tema tanto llegar a perder el mío. Bravo por tí y tu forma de plasmar algo tan bien . Escribir así me reafirma en leerte siempre . Tu padre estaría muy orgulloso de tí.