jueves, 24 de febrero de 2011

EMOCIONANTE


En mis 38 años de vida no he montado en parapente, no he hecho puenting, no he tomado drogas de diseño, no he esnifado cocaína, no he nadado entre tiburones, no he esquiado a tumba abierta como si fuera lo último que quiero hacer en la vida, no he conducido un ferrari, no he conocido a nadie famoso, no he tomado setas alucinógenas, no he corrido los San Fermines, no he viajado a lugares peligrosos y además, no tengo ganas de hacer ninguna de esas cosas.

¿Quiere esto decir que no me ha pasado nada especialmente emocionante en la vida? No. Bueno, si me comparas con Calleja o con Angelina..pues lo mismo si, pero no me cambiaría por ninguno de esos dos absurdos.

Me han pasado muchas cosas emocionantes. Muchas son chorradas, pero las recuerdo porque soy capaz de revivir exactamente como me sentí y cómo muchas de ellas marcaron un antes y un después en esta vida que tengo. Algunas son alegres, otras son tristes, otras fueron por sorpresa, otras me hicieron pensar...

Aquí va una selección de esas cosas que recuerdo hoy. Sin orden ni concierto, ni siquiera están por orden cronológico.

Septiembre del 91. Fui a matricularme a la Universidad en una carrera que mis padres no querían que hiciera. Era la primera vez que ponía un pie en Ciudad Universitaria. Me bajé del metro y empecé a caminar por la Avenida del Paraninfo sin saber muy bien dónde estaba la Facultad. Mis padres estaban de viaje por Europa. Estaba de hermana mayor en casa y me sentí extrañamente adulta en aquel paseo. Llevaba unos vaqueros claritos, una camisa de rayas azules y un jersey amarillo. Pensé…vaya...asi que ser universitario es esto.

El día que murió mi abuelo. Me dejaron sola en su casa para que contestara las llamadas. No llamó nadie.

Julio del 85. Iba en una ambulancia con pobrehermano pequeño inconsciente pensando que estaba muerto. Me veía desde fuera. Tenía 12 años...y él 2.

Marzo del 98. Casi vomito subiendo La Pirámide del Sol en Chichen Itza. Al llegar arriba cayó la tormenta del siglo. (Esto fue un poco peligrosa la verdad…ahora que lo pienso). En ese mismo viaje una noche en Guanajuato con mis hermanos y molimadre. Cómo nos reímos.


Un abrazo a mi primo J. el día del entierro de mi padre. Llegué a la puerta de la iglesia en Los Molinos, le ví, me abrazó y fue cómo si me hubieran dado permiso, lloré todo lo que no había llorado en las 24 horas anteriores. Pobre, se quedó sin habla.

Marzo del 99. Conducía por La Castellana. Escuché que había un concierto de Bruce en junio. Aparqué y me compré una entrada para ir yo sola al concierto. Pensé que si era capaz de ir sola a un concierto, sin importarme tener o no compañía, podría con todo en la vida.

Ver anochecer desde el Empire State. Quedarme sin habla porque no me creía que de verdad estuviera allí.

Un día, en la plaza de Colón, delante del cine Carlos III que ya no existe, hablando por teléfono y sabiendo que en ese momento justo era imposible ser más feliz. Llevaba un vestido de verano beige y unas sandalias azules.

La primera noche en casa con M. cuando comprendí dos cosas...que iba a ser una madre muy deficiente y que desde luego, M iba a ser hija única. Acerté el 50 %.

Volar en helicóptero entre las Torres Gemelas. Años después, visitar la zona cero.

El día que un amigo de la familia fue a enseñarme la casa que tenía para alquilarme y era exactamente la casa con la que yo había soñado vivir durante 4 años de pasar por delante. Cada uno de los días que me desperté en esa casa.

Un mail inesperado y muy chulo.

Pasar corriendo por debajo de la Puerta de Brandemburgo sintiéndome idiotamente especial.

Meter la mano en el Mar del Norte.

El día que me incorporé a trabajar después de la baja de maternidad de M. Estaba feliz y sin ningún tipo de remordimiento de conciencia. Recuerdo conducir, escuchar música y sonreír.

Un día de noviembre en el que me cabreé tanto que decidí que mi familia paterna pasaba a ser mi exfamilia. Si lo pienso me noto hervir la sangre de indignación y rabia y además no quiero que se me pase.

Entrar en el Panteón de Roma con molihermana.

Un paseo por El Retiro un jueves del año pasado.

Un plan muy emocionante..que no salió pero solo planearlo mereció la pena. Y además nunca se sabe..
El blog.

Me ha quedado muy de misteriosa….

25 comentarios:

Anónimo dijo...

ay moli! tienes tantas cosas q contarnos todavía! eres guay! y yo descerebrada!
ah! primer!!!
anónimamente yo

Biónica dijo...

Me ha encantado... :)

Anniehall dijo...

Sinceramente no creo que seas una madre muy deficiente. Lo que sí, muy misteriosa.

kurisu neko dijo...

Me he sentido identificada en grado mil en una cosa y sólo una. Entrar en el Panteón, aunque yo lo hice sola, y estudio Arquitectura. Entramos tropocientos pero yo me sentí como si sólo existiera el espacio, la luz y yo. Casi lloro. Y ahora al acordarme.
¡Un besote!
Eres geinal.

Anónimo dijo...

Por favor, versión extendida de esa llamsda en la plaza de Colón!!!

Anónimo dijo...

La piramide del sol está en Teotihuacán... La de Chichen Itzá se llama "piramide de Kukulkán", en cual fue??

Pilar dijo...

Lo mejor de tener un blog es poder recordar todas estas cosas a la vez y al aire....

Pilar dijo...

Por cierto, si haces un club de madres "que se creen deficientes" llámame....pero vamos, si tienes que llamar a todas las que se sienten así te vas a arruinar!!!

JuanRa Diablo dijo...

Volar en helicóptero entre las Torres Gemelas. Años después, visitar la zona cero.

(!!!!)

Pero Molinos, esto lo deberías haber contado en el primer post! :D

Una entrada muy chula de pequeños y grandes momentos. ;)

(Yo también subí a la pirámide de Chichen Itzá!! Ahora está prohibido, ¿lo sabías?)

NáN dijo...

Pues no diré que no a unas setas de alucine, no digo que sí hice y de lo demás, como tú mismamente. Qué horterada, conducir un Ferrari, ¡pero si eso lo hace hasta Fernando Alonso!

112 dijo...

Hay muchas emociones pero, sinceramente, me gustaría no repetir alguna que compartimos.
Sí te ha quedado algo misterioso, pero creo que es mejor así.
Me ha gustado.

Carmen dijo...

Está muy bien esto que has escrito. Las cosas que dices al principio son cosas al alcance de cualquiera, no las encuentro tan extraordinarias, pero ayudan perfectamente a poner cada cosa en su sitio: no todo el mundo tiene un abrazo emocionado que llevar en el corazón. No acabo de entender lo del Mar del Norte, supongo que lleva truco - yo he metido un pie, y, a ver, lo recuerdo, pero no tanto...

Juanjo ML dijo...

Vaya, son cosas estupendas, no hace falta ir a la luna para sentirse astronauta.

De la lista tenemos dos cosas parecidas, subir a la pirámide del sol (imagino que la de Teotihuacan) y fliparlo, aunque la primera vez que fui casi ma da una insolación y sufrí un ataque de asma más o menos a la mitad, pensé que me tenían que bajar con un helicóptero. Por cierto, estuve una temporada trabajando en Guanajuato, ¿a qué es chula la ciudad?

La segunda es la del Panteón, cuando entré la primera vez me emocioné tanto que se me saltaron unos lagrimones como puños, es el sitio más especial de la tierra :)

Clara dijo...

me emociona "buscarte" y comprobar q has escrito, me emociona leerte...
me emociona que me hagas pensar en las cosas q me emocionan
me emociona recordar los lugares comunes, y los personales
me emociona saber q aún me quedan muchas cosas por hecer q me emocionen

Patito dijo...

Genial! En cuanto a las drogas bueno creo que no te pierdes nada. Aunque suene cargosa te falta Machupichu. Me has hecho pensar algo que ya sabía pero igual me vino bien: "LA VIDA ES GENIAL".

Chirly dijo...

En los últimos nueve años lo más lejos que me he ido es a Torrevieja ¡toma allá! ahí si que he vivido yo momentazos...

Lo de las Torres gemelas y la zona cero, o la piramide ésa de méjico es de molar dosmil, no mil ¿ves como yo tenía razón ayer?

Lucy dijo...

hermoso, gracias

XEIA2410 dijo...

Todos tenemos momentos de estos, claro, pero no pensamos en ellos a menudo. Gracias por compartir los tuyos y, sobretodo, por hacerme pensar hoy en los mios.
Me has hecho emocionar!!!!!!!(y estoy en el curro, horror!!!!!)

josefito dijo...

Las chorradas de cada unos son las mejores pero tambien nos gusta saber las de los demás.

Yo te recomiendo no lo de nadar entre tiburones pero sí el bucear entre ellos.

De las tuyas me quedo con el anochecer de NY y la que más la del Carlos III porque algún recuerdo me trae a mi tambien:)

Pipi dijo...

me encanta como escribes :)

Anusky66 dijo...

algunos son auténticos momentazos irrepetibles!!

Sobre todo hay uno que me ha llegado al alma ,ya que coincidimos en los sentimientos y hasta en el mes
"Un día de noviembre en el que me cabreé tanto que decidí que mi familia paterna pasaba a ser mi exfamilia. Si lo pienso me noto hervir la sangre de indignación y rabia y además no quiero que se me pase."

Respecto a la sensación de madre deficiente creo que la tenemos todas con el primer hijo , a algunas nos dura con los siguientes y creo que eso es bueno , nos hace querer ser mejores.

Un besazo

yle... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
yle... dijo...

lo de meter la mano en el mar del norte es lo ke mas me gusta

A dijo...

Muy bonito Moli... muy emocionante y super super misterioso...
No está bien eso de crear tanta intriga para luego no aclarar...
¡¡¡TUS DESCEREBRADOS ESPERAMOS ACLARACIONES (LAS QUE SEAN CONFESABLES)!!!

min dijo...

qué extraña reacción... me has hecho llorar