jueves, 25 de septiembre de 2008

ME GUSTA CONDUCIR.


Tengo un coche, un SEAT Ibiza blanco TdI ( que no sé muy bien que significa) y creo que tiene 90 caballos ( que tampoco sé muy bien para qué sirven). Lo tengo desde que era soltera..y empecé a currar aquí. Es decir tiene casi casi 8 años…y durante ese tiempo le he hecho 305.000 km…que son un montón. No es especialmente bonito, es blanco y está bastante sucio por no decir muy sucio. G. se pone malo cada vez que se monta, pasa el dedo por el salpicadero y me dice..” ¿como puedes llevar el coche así de asqueroso?”. Me asombra esa capacidad de los tios para indignarse con la mierda en el coche y sin embargo poder obviar los arbustos de polvo que corren por el pasillo..es alucinante. A mi me pasa justo al revés…

De lunes a viernes paso como mínimo 2 horas conduciendo y hago 186 km. Para la mayoría de la gente esto sería una tortura, para mi es un placer. Preferiría trabajar enfrente de mi casa o vivir a 10 minutos andando del trabajo, pero como eso no lo puedo tener..pues disfruto muchísimo el tiempo que paso en el coche.

Me gusta conducir y además lo hago muy bien. Soy buena conductora, prudente sin ser coñazo y respetando los límites. No me molesta que llueva, ni que haya niebla y tolero bastante bien los atascos. Insulto cuando alguien me hace una pifia y solo me han puesto una multa en estos 8 años.

El coche es para mi algo así como “ el lugar seguro” del que hablan los psiquiatras ( estoy viendo una In treatment, una serie de culturetas y psiquiatras). Me meto en el coche por la mañana y sé que tengo una hora para escuchar mi música, pensar en mis cosas o dejar la mente en blanco sin que nadie me moleste. Normalmente engancho el bluetooth, pero la verdad es que me jode mucho cuando alguien me llama y me saca de mi limbo.

En el coche pienso en todo, en lo que tengo que hacer, en lo que voy a preparar de cena, en lo que se me ha olvidado comprar, en lo que voy a hacer el fin de semana. En el coche tengo buenos propósitos: hoy no ceno, mañana me muerdo de la lengua, no voy a enfadarme, voy a ser paciente, voy a estar zen…etc, etc. La lástima es que según me bajo del coche…ahí se quedan mis buenos propósitos y la que sale es mi versión básica..ya sabéis..la “mala”.

El camino que hago todos los días no es especialmente bonito…es una autovía normal que atraviesa polígonos industriales y poco más…no hay mucha vegetación ni nada especialmente atractivo..solo hay un toro de Osborne que me mola por que cada día según le de la luz tiene un aspecto distinto. Todos los días pienso..debería hacerle una foto. Pero a pesar de que no sea una ruta paisajística recomendada, a mi me gusta…me tranquiliza mi viaje en coche diario…por lo menos en el coche y ese rato..sé que soy mejor persona.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero no pertubar tu paz en el coche con mi charleta a partir del lunes...

(ahora ya sé por qué me decías que no te importa que me duerma en el coche, jeje)

Jean Bedel dijo...

Ains, como te envidio, amaxofóbico hasta las trancas ...