miércoles, 28 de mayo de 2008

CONFUSIONISMO ESTILÍSTICO



Una cosa que aprendí con mi madre y que he odiado desde pequeña es el momento “cambio de temporada” que implica vaciar el armario de un tipo de ropa para llenarlo con otro tipo de ropa. Es decir, un espanto de orden, limpieza y complicación espacial.

Lo primero que debo decir es que prefiero el cambio de verano a inverno que el inverso. Cuando tienes que guardar la ropa de invierno el problema del espacio no existe porque donde te han cabido 15 jerseys de invierno es obvio que van a caber sin problemas 25 camisetas guarreras, 3 bikinis ajados y 4 pares de sandalias roñosas. Es más…hago el cambio y pienso…” que ordenadísima soy y que poca ropa tengo”.

El cambio de invierno a primavera es el odioso. Primero, ¿Cuándo lo haces?. Hay gente muy entusiasta de la primavera, que en cuanto el 10 de abril hace dos días sol…guarda toda la ropa de invierno y aparece vestida de colores claros y sin calcetines…y hay otra gente que se aferra al dicho “ hasta el 40 de mayo no te quites el sayo”..que en pleno mes de junio va con forro polar. Da igual cuando lo hagas, siempre te vas a equivocar.

En fin, llega el día. Te pones delante de tu armario y empiezas a sacar ropa, y a doblarla y a guardarla de donde has sacado los 3 bikinis y las 20 camisetas..enseguida te das cuenta de que ahí no va a caber ni de coña, entonces decides prescindir de lo que no te has puesto…pero esto porque me lo regaló mengano, esto porque me recuerda a cuando fui a no se donde..y esto que pienso adelgazar para volver a entrar el invierno que viene..no tiras nada. La complicación espacial es el primer problema.

Luego viene el sacar la ropa de verano y darte cuenta de que es “muy” de verano, quiero decir que si has decidido hacer el cambio el 15 de mayo..quizás sea un poco pronto para ir en tirantes y sandalias de tiras. Y un año más llegas a la conclusión de que te falta ropa de “entretiempo”…bonito concepto. El “ entretiempo” es esa sensación térmica que te hace levantarte tiritando, ponerte botas y calcetines y coger abrigo…para luego a lo largo del día convertirse en calor, bochorno y sensación de ser un pollo asado. Muy desagradable. El entretiempo además puede producirse en sentido inverso…es decir, puedes salir de casa en tirantes y chanclas para a lo largo del día ser presa de una congelación progresiva que te lleva a llegar a casa y encender la chimenea, cocinar caldo y ponerte una bolsa de agua caliente para dormir.

Esta mañana para vestirme..he dudado como siempre..pero no entre ir de rojo o de azul…sino entre ponerme botas o ir sin calcetines….he salido a la calle y me he cruzado a gente con jersey de cuello vuelto y botas y otra gente sin medias y con sandalias…

…como dice mi amigo Marcelo…es época de confusionismo estilístico….una putada.

6 comentarios:

Princess Valium dijo...

...jajajajajajaja...Una vez más debo decirlo: a sus pies querida Molinos.
Cuánta razón tienes querida, en todo!
A mi me pasa exactamente lo mismo cuando bajo la ropa de verano y me doy cuenta de que no me sirve de nada pq todo parece hecho exclusivamente para ir a la playa. Efectivamente, me falta ropa de entretiempo pero...¿eso que coño es?
Besitos

Anónimo dijo...

Moli, para tu información, voy sin calcetines, pero con manoletinas (o similares)y calcetines de media en el bolso (por si las flais). Camisa de algodon de manga corta, pero cuello cerradito. Vamos, un "nifunifa". Y necesito una chaqueta de entretiempo, o la cazadora tejana pronto va a dimitir. Buah, que mal, ahora que en las tiendas solo tienen "avance de otoño".... Creo que me tendría que haber puesto a comprar cosas de entretiempo despues de las rebajas de enero... (porque van tan desfasadas??? O Soy yo que no compro cuando toca?)Definitivamente, el confucionismo es general.

Susu.

nanu dijo...

Uffa!! Yo estoy en pleno cambio de estacion. O sea, ayer que era mi dia de reposo me pase la tard planchando camisas de lino que voy a tardar por lo menos 1 mes en ponerme. He dejado el orden de las camisetas para manyana por que solo pensarlo se me ponen los pelos de punta. Y ademas... Para cuando este morena para ponerme las camisetillas de tirantes ya tendre que cambiar a ropa de invierno.
No podriamos tener temperatura constante a 22°? Para ir siempre vestida igual, digo. Me voy a tener que ir a vivir a Tenerife...

Kuin dijo...

Mi solución a esto es: ir vestida tipo cebolla, es decir "a capas"...y vas sacando o poniendo segun avanza el dia.

Cutre? Si, pero funciona.

Kuin

Laura Sanchez costa dijo...

Pues yo he de decir que hace tiempo que deje de hacer cambios de temporada, así que en invierno me visto con muchas capas, como las cebollas..., y según se va acercando el verano voy quitandomelas... Esto quiere decir en invierno: camiseta, jersey o chaqueta fina y abrigo o chaquetón, en primavera: fuera la capa abrigo/chaquetón y en verano solo camiseta ;)
En resumen así ahorro tiempo y esfuerzo....

Anónimo dijo...

Tan cierto! Yo hoy con botines y me he cruzado a un montón de gente aún en sandalias. Pero claro, es que los estrenaba. Que esa es otra. Te compras algo y te lo tienes que poner sí o sí, da igual si hace frío, calor, llueve o nieva.

Por cierto, si no te molesta que te diga algo (que no desmerece el post en absoluto), ahora escribes mucho mejor que en el 2008 :)